Trasvases Pozo Piletas: Rasgos fotográficos de tuberías y la mina fantasma del Pinar

323
9
(2)
  • Trasvases Pozo Piletas: Rasgos fotográficos tuberías y mina fantasma Pinar
    Arqueología del agua

Sobre el blog

Jaime J. González Gonzálvez
Geógrafo contemplativo de presas. Una visión de las obras hidráulicas y no simples definiciones (Gran Canaria / Islas Canarias). Información al público, educación y crítica creadora. © textos y fotografías
323

Temas

Las últimas entradas han abordado la recuperación del topónimo Montañeta del Sifón; una mirada interior al Pozo Piletas, instante efímero de nuestra historia del agua; y la impresión inmediata que produce la contemplación de singulares figuras de una historia de una cultura del agua en Gran Canaria: obras hidráulicas de la Comunidad Quintana. Ahora toca contemplar y comprender el pasado de los trasvases del oro líquido entre varios pozos de la Comunidad [incluyendo la mina fantasma] y desde el Pozo Piletas hasta La Charca de los Quintana y los cultivos: cercanos [Montañeta del Sifón y Barranco de Balos] o lejanos [Matorral y Maspalomas]. Con las fotografías todo lo dicho se aprecia con mayor exactitud.


Una figura bien visible [Montañeta del Sifón]


Una mirada íntima de un centro museístico expansivo: Pozo Piletas 


La historia a plano: dibujos de ayer y de hoy

El conjunto de los pozos de la C. Quintana en las inmediaciones de la Montañeta del Sifón son el Victoria, Pinar [desmantelado], Piletas, Goleta y Rosario. El de Piletas alcanzó una profundidad de 180 metros mientras que el resto de los pozos tenían una profundidad inferior: unos 150 metros. Ejecutaron una galería de derivación que une los pozos Victoria y Pinar con el de Piletas, donde se localizaba el estanque principal para enviar el agua por gravedad hacia el Este [Tubería a Espinales] o hacia el Sur [Tuberías de Maspalomas y Matorral]. El agua de los pozos Goleta y Rosario se enviaba a Piletas mediante tuberías. Desde la sala de impulsión del Pozo Piletas, a 110 m.s.n.m., se enviaba el agua por tubería hasta La Charca de la C. Quintana, ubicada a 280 m.s.n.m. a 2,7 km de distancia de nuestro lugar de investigación. Para aprovechar las escorrentías del cauce principal del Barranco de Balos los Quintana ejecutaron una pequeña mina bajo el cauce junto al Pozo Pinar: el llenadero del barranco. Una obra fantasma. Todo lo dicho es arte hidraulico, industrial y minero: arte profundo, intenso, de gran simbolismo, pero un arte marginado y repudiado por los arqueólogos y políticos de la Corporación. Un error.  


Salida tubería de impulsión desde el Pozo Piletas


Tubería Goleta - Piletas [detalle]


Pozo Victoria


Tuberías Matorral y Maspalomas a su salida del Pozo Piletas


Líneas estructurales del agua: paisaje cultural de lo nuestro


Líneas con historia


Estructuras visibles: Maspalomas sigue en explotación

Las tuberías surgen y desaparecen durante su contemplación entre los pozos de Piletas y Victoria. Los respiraderos siguen ahí, intactos en un paisaje de balos con basuras de todo tipo [maderas, garrafas, colchones, escombros, etc.], sobre antiguos terrenos de cultivo del municipio de Agüimes. Aún pueden observarse en el fondo de Balos las viejas acequias construidas para regar los bravos terrenos del barranco. Otra zona de Gran Canaria sin planeamiento pero con interés comunitario por su hábitat "natural": no por sus antiguas obras hidráulicas. Por desgracia no hay interés insular y comunitario por nuestro hábitat cultural hidráulico. Los símbolos de la cultura actual están en las manos de naturalistas y ambientalistas que no comprenden los valores que tienen las obras hidráulicas construidas durante la batalla del agua. Pero la piedra, lo extenso, junto con la cal y la arena, dura más que los romanos. La mampostería es duración. Es cuestión de tiempo, de historia.


Tubería Matorral a su paso por el cauce principal de Balos



El elemento mismo de lo extraño -el llenadero del barranco- era una obra fundamental durante los años de abundantes lluvias. Las escorrentías, la combinación pozos - galería, la mina de agua, el estanque principal y todo lo demás es una creación personal de aquel tiempo mejor: sin arqueólogos y con políticos más cercanos a la realidad del momento. Estos entusiastas no tienen ningún respeto a las obras hidráulicas antiguas, tampoco a sus documentos históricos. Carecen del carácter de nuestro pasado. Lo que no quieren hacer -trasladar los documentos históricos a los archivos y museos y reconocer el interés cultural de nuestras obras del agua- lo hará la historia.  

Expresión personal.

Comentarios