Connecting Waterpeople
Premios iAgua 2018
110 nominados en 23 categorías aspiran a coronarse en la gala que se celebrará el próximo 19 de Diciembre.

Una visión real de la desconocida Presa del Río [Isla de Gran Canaria]

7
359
  • visión real desconocida Presa Río [Isla Gran Canaria]

Sobre el blog

Jaime J. González Gonzálvez
Geógrafo contemplativo de presas. Una visión de las obras hidráulicas y no simples definiciones (Gran Canaria / Islas Canarias). Información al público, educación y crítica creadora. © textos y fotografías
Bentley Systems
· 359
7

No hay ríos en Gran Canaria pero existe un Barranco del Río en la costa Norte de la isla, en el T.M. de Santa María de Guía. En su cauce rocoso se construyó una pequeña presa de mampostería hace más de 75 años. Otra obra hidráulica desconocida para los arqueólogos y antropólogos del Cabildo Insular. Así, en la ficha del Catálogo Arquitectónico y Etnográfico de Santa María de Guía [2016] sólo se dice de la obra que está hecha de piedra y cal y tiene muros que se ensanchan hacia la base a través de planos inclinados. El redactor del catálogo municipal copió la información de la Carta Etnográfica de Gran Canaria (inventario de elementos de valor etnográfico del Cabildo de Gran Canaria que nunca ha tenido una mirada atenta con las obras hidráulicas construidas durante la antigua Agricultura). Según el redactor de la Carta Etnográfica la Presa del Río es del sXIX. Un error. 

El PROYECTO de embalse en el barranco del Río fue firmado en 1932 por el Ingeniero Rafael Hernández, siendo el peticionario don Justo Molina Falcón, que en esos momentos construía una gran presa aguas arriba en Barranco Hondo: Presa de Molina. El Cabildo de Gran Canaria le ha cambiado el nombre por 'Presa del Molino'. Otro error. La Presa de Molina tiene 42 metros de altura: 25 m sobre cauce y un macizo de cimentación de 17 m de profundidad. La cimentación de este muro con historia supone el 40,48 % de la altura total de la presa. Los hechos son firmes: su nombre es Molina y sorprende que no haya sido incluida en el Catálogo Arquitectónico y Etnográfico de Santa María de Guía cuando la Presa de Molina, con proyecto de 1929, finalizó su construcción en 1952 y es una estructura ingenieril singular, notable, extraordinaria y gigantesca. Otra obra hidráulica de gran interés cultural.  


Presa de Molina [SGOP, década de 1960]

Rafael Hernández diseñó, para cerrar el Barranco del Río, un muro de gravedad con planta recta, fábrica de mampostería con mortero de cal,  13 metros de altura sobre cauce y un ancho de coronación de 2 metros. Aportamos el perfil tipo de lo imaginado porque entre el proyecto que sirvió de base al expediente y lo construido existen diferencias que incrementan aún más el valor cultural de la Presa del Río. Las obras se iniciaron a principio de 1933 y con fecha de 22 de marzo de 1933 se llevó a cabo el reconocimiento ocular de la zanja de cimentación por el Ingeniero Ricardo Blázquez Riera. No se incluyó la profundidad de la zanja pero según el proyecto debe ser de 1 m de profundidad por lo menos. La construcción debió de sufrir las vicisitudes de la década de 1930 porque su acta de reconocimiento final tiene fecha de 20 de febrero de 1945. 


Perfil tipo de la Presa del Río

Según el presista Julio Alonso Urquijo el muro de presa del Barranco del Río está constituido por tres tramos, uno central de 7 metros de largo, 1 metro de grueso en la coronación y 4,60 metros en su base, con taludes de 0,57 y carga de agua de 10,50 metros; y dos laterales a modo de contrafuerte en que el grueso en la coronación se ha recrecido en 0,50 metros, el grueso en la base a 9 metros y talud de 0,875. Sus dimensiones son apropiadas para contener el embalse. La compuerta de fondo se construyó en la forma prevista en el proyecto, así como el desarenador. También se ejecutó la caseta para establecer la maquinaria elevadora de las aguas con destino a riegos. Por su interés aportamos imagen del alzado, planta y perfil de la presa ejecutada en el Barranco del Río, tramo inferior de Barranco Hondo:


Es incuestionable que la pequeña Presa del Río tiene valor de antigüedad, historia y un perfil tipo 'diferente' que la convierten en otra obra hidráulica de gran interés cultural. El Cabildo de Gran Canaria también le ha cambiado el nombre por el de Ávalos, pero los cambios de nombres no son nada si lo comparamos con la destrucción del viejo Estanque de los Ingleses (esta obra si es del sXIX) por parte de los Nuevos Canarios del T.M. de Gáldar. Es incomprensible que lo nuevo -un edificio plaza de un arquitecto- realce el valor etnográfico de un estanque antiguo, histórico y artístico construido por un maestro ingeniero en lo alto de la Vega de Gáldar. Lo mejor es que también será un mirador de una vega ya destruida por la función pública.  

 Expresión personal.

Comentarios