Connecting Waterpeople
Schneider Electric

Cuatro lecciones aprendidas para encaminarse hacia la transformación digital

3
153
  • Cuatro lecciones aprendidas encaminarse transformación digital

Sobre el blog

Jean-Pascal Tricoire
Presidente del Comité Francia-China desde 2009, además de poseer el título en Ingeniería Electrónica y una maestría en Administración de Empresas.
· 153
3

Schneider Electric, fundada hace más de 180 años, ha pasado por varias etapas durante toda su trayectoria, empezamos en el sector siderúrgico y actualmente ofrecemos soluciones digitales de energía y automatización para la eficiencia y la sostenibilidad.

Como es lógico, hemos aprendido muchas lecciones a lo largo de este camino para reinventarnos con éxito. Recientemente, he tenido la oportunidad de participar en una conversación global vía podcast con Omar Abbosh, director ejecutivo del grupo operativo de Accenture’s Communications, Media and Technology, y con will.i.am, músico, filántropo e inversor tecnológico y me gustaría compartir una visión más profunda sobre cómo evolucionar en favor de la eficiencia y la sostenibilidad, basándome en cuatro lecciones aprendidas por Schneider Electric.

1. Contar con una misión clara y consistente

Antes de empezar un viaje, uno debe saber dónde quiere ir. En Schneider Electric, la sostenibilidad se encuentra en el corazón de todo lo que hacemos, hace ya 15 años que elegimos el camino de la eficiencia. Nuestra misión es clara y coherente: proporcionar a todo el mundo las herramientas necesarias para conseguir hacer más con menos recursos, según nuestro leit motiv Life is On™, en todas partes, para todos y en todo momento.

Ante nosotros tenemos una gran oportunidad que es la electrificación, que se duplicará en 2040. Al mismo tiempo, se prevé que dos terceras partes de la capacidad energética provendrá de fuentes renovables. Esta evolución entre los sistemas energéticos centralizados y los descentralizados, así como la convergencia de la energía y la digitalización, abre muchas oportunidades para conseguir una eficiencia y sostenibilidad auténticas. En el último año, gracias a la tecnología IoT y a la electrificación, los edificios se están volviendo más inteligentes en ámbitos como su ocupación, la refrigeración o la calefacción; las industrias son menos intensivas en energía; las ciudades y los centros de datos son más eficientes…Gracias al empoderamiento de los líderes, de los empleados y de los partners, podemos seguir avanzando para hacer realidad el progreso y la sostenibilidad.

2. La innovación y la tecnología son la clave

En esta cuestión, hay dos tipos de cambios: los que son iniciativa propia de la empresa y los que ésta debe afrontar necesariamente, que a veces son “dolorosos” y no deseados. Sin embargo, anticiparse a los mismos e innovar es necesario para avanzar en esta transformación.

Por lo tanto, estamos inventando y ofreciendo tecnologías para un mundo más sostenible, trabajando para hacer que la energía sea más barata y más verde y, al mismo tiempo, mejorando la eficiencia de los procesos para reducir el impacto de la actividad humana sobre los recursos naturales. Reducir el consumo de energía y el uso de materias primas es un imperativo para todos, en edificios y en la industria, desde las ciudades hasta los centros de datos.

En Schneider Electric hemos invertido el 5% de nuestros ingresos anuales en I+D y, hoy en día, el 45% de nuestros ingresos provienen de productos, soluciones y servicios conectados. Para acelerar este compromiso con lo digital, co-innovamos con partners y clientes con quienes podemos acelerar la eficiencia y la sostenibilidad. Al trabajar con clientes como Hilton y Whirlpool, por ejemplo, estamos creando un futuro más sostenible.

3. Un buen cambio es aquel que se construye sobre el conocimiento, la historia y las fortalezas, permitiendo anticiparse y adaptarse

Accenture llama a este punto de inflexión un «cambio sabio». Se trata de una analogía perfecta, ya que se necesita tener un pie en cada lado (lo viejo y lo nuevo) para realizar un cambio con éxito.

A medida que el mundo se vuelve, al mismo tiempo, “multi-local”, global y fragmentado, la apertura y la colaboración son fundamentales para conseguir la agilidad necesaria. Además, tener tecnologías como la nube o la movilidad, que conectan a tanta gente en todo el mundo, ofrece increíbles ventajas, ya que potencian ideas transformadoras para el presente y para el futuro. La adaptación también viene de la proximidad, razón por la cual se establecen multi-hubs y por la que nuestro enfoque global y local nos ha permitido construir la red de partners más amplia del mundo.

Los partenariados alimentan la agilidad y la adaptación, tan importantes para el éxito de una economía digital en rápida evolución. El mundo necesita la voluntad colectiva de marcar la diferencia. Ninguna persona – ni ninguna empresa – puede transformarse por sí sola. La transformación digital requiere una empresa extendida.

Esto es exactamente lo que estamos haciendo con nuestro ecosistema digital abierto y nuestra plataforma de negocios Schneider Electric Exchange. Por ejemplo, las empresas tecnológicas pueden desarrollar analíticas y servicios conectados, proporcionando aplicaciones SaaS que permitan que las máquinas hablen y mejoren el rendimiento de producción en las fábricas. A través de la conexión con el ecosistema de Exchange, uno de estos desarrolladores fue capaz de solucionar los retos de la planta de Hellenic Dairies, incluyendo los ciclos de limpieza on-site conectados, para optimizar su duración y reducir el consumo de agua un 20%.

4. Las personas son el mayor activo para avanzar en la transformación digital de cualquier empresa

Nuestra gente y nuestros partners son los impulsores de este cambio gracias a su innovación, su talento digital y su capacidad para activar el poder de las comunidades que trabajan juntas para lograrlo. Es por eso que tenemos el compromiso de desplegar las infinitas posibilidades de una comunidad abierta, global e innovadora que se apasiona por nuestro propósito, así como por nuestros valores inclusivos y nuestro empoderamiento.

Y como el cambio es profundo, es necesario apoyar a las personas para sacar lo mejor de esas nuevas tecnologías. Por ejemplo, si operas en el ámbito digital, puedes comenzar a formar tus operadores a través de la realidad virtual en un modelo digital, incluyendo las situaciones más complicadas antes de que éstos operen en una plataforma petrolífera, una torre de perforación, un barco o un edificio. Con la realidad aumentada, los operadores pueden recibir una formación completa en digital antes de empezar a trabajar físicamente, con el aumento en seguridad que eso representa.

Llevar a cambio tu propio cambio hacia la transformación digital

Las personas están en el centro de la transformación digital. De hecho, el futuro de la economía digital – y sus promesas de eficiencia y sostenibilidad – dependen de las comunidades colaborativas. Te invitamos a aprovechar nuestras cuatro lecciones y la comunidad de Schneider Electric Exchange  para llevar a cabo tu propio “cambio sabio” hacia la transformación digital.

Comentarios