Aqualia
Connecting Waterpeople

Sin embalses óptimos no hay "agua de calidad”

1
96
  • embalses óptimos no hay "agua calidad”

Sobre el blog

Jesús Castillo
Director de la ONG Agua Sin Fronteras, somos una asociación civil sin fines de lucro dedicada promover el conocimiento del agua, la valoración económica, social, religiosa, cultural y ambiental del agua, la gestión de recursos hídricos.
Minsait
· 96
1

En Venezuela, debido a la significativa utilización del agua para múltiples usos (generación de energía eléctrica, recreación, turismo, uso ecológico, riego, abastecimiento humano, entre otros) el país fue conducido a la construcción de muchos embalses artificiales, de los cuales datan unos 107 aproximadamente, de los cuales aproximadamente el 35% de estos se utilizan para abastecimiento humano. En ese sentido la región central del país (Aagua,Carabobo y Cojedes) utiliza para el abastecimiento los embalses Pao-Cachinche,Pao –Las Balsa ,Guataparo y Camatagua respectivamente.

La “Gestión” de estos ecosistemas es de fundamental importancia para el desarrollo sustentado de estos ambientes y de todo su entorno. En este contexto, se percibe que cuanto más son intensificados los usos de los embalses y su cuenca de aporte, más relevante se torna la realización del monitoreo de estos ambientes, del tal modo que permita la caracterización y evaluación de las aguas, a fin de garantizar estándares aceptables de utilización y orientaciones para el manejo y la gestión de estos sistemas naturales. La mayoría de los embalses de Venezuela y en particular los de la región central del país datan de mas de cincuenta años de construidos y se encuentran en franco deterioro, con altos niveles de nitrógeno y fósforo, altamente eutrofizados por lo que potabilizar estas aguas es severamente difícil.

El Sistema Regional del Centro (SRC) es el caso emblemático, a nivel nacional, por los graves problemas de calidad del agua. El SRC cuenta con las plantas de potabilización Alejo Zuloaga y Lucio Baldó Soulés, diseñadas y construidas en concordancia con las características del tipo de agua de sus respectivas fuentes de abastecimiento (embalses Pao-Cachinche y Pao-La Balsa) al momento de su puesta en operación.

Por otra parte, desde la década de los 80 se hacen inversiones considerables en las plantas de tratamiento de aguas servidas Los Guayos, La Mariposa I y II así como Taiguaiguay, con lo cual se pretendía controlar el problema del ascenso del nivel del lago de Valencia producido por la entrada de volúmenes extracuenca, utilizando el agua tratada con fines de riego. Luego de 1999 estas plantas fueron abandonadas y hoy día sus vertidos continúan siendo contaminantes.

Para 1999 alarma el ascenso de la cota del lago de Valencia, destinatario principal de las aguas servidas de la cuenca; las autoridades deciden desviarlas hacia el río Cabriales, que a su vez trasvasa hacia los embalses utilizados para el abastecimiento del SRC: Pao-Cachinche y Pao-La Balsa. Las plantas potabilizadoras no son capaces de tratar las aguas con tales niveles de contaminación.

El resultado: el SRC recircula aguas contaminadas en su propio circuito. Además las descargas de Taiguaiguay terminan llegando al embalse Camatagua contaminando la principal fuente de abastecimiento de Caracas.

Bajo este marco de referencia la Gestión Ambiental integra en su significado:

  1. La política ambiental: Conjunto de principios doctrinarios en lo que concierne a la reglamentación, uso, control, protección, y conservación del ambiente,
  2. El planeamiento ambiental: que es estudio prospectivo que apunta a la adecuación del uso, control y protección del ambiente a las aspiraciones sociales y/o gubernamentales expresadas formal o informalmente en una política ambiental, a través de la coordinación,compatibilización,articulación, e implantación de proyectos de intervenciones estructurales y no estructurales,
  3. La gestión ambiental: que es el conjunto de acciones a regular el uso, control, la protección y conservación del medio ambiente, y evaluar la conformidad de la situación corriente con los principios doctrinarios establecidos por la política ambiental.

Esta diferenciación conceptual es de vital importancia como herramienta para la gestión de los entornos de los embalses artificiales en la instrumentación de un Plan Ambiental de Conservación y Uso de Entornos de Embalses Artificiales si se desea generar agua de calidad.

Comentarios