Hidroconta
Connecting Waterpeople
Baseform
Schneider Electric
s::can Iberia Sistemas de Medición
Confederación Hidrográfica del Segura
Danfoss
KISTERS
TFS Grupo Amper
GS Inima Environment
Gestagua
Vector Energy
LACROIX
MOLEAER
Catalan Water Partnership
NSI Mobile Water Solutions
Red Control
Terranova
Sivortex Sistemes Integrals
ADECAGUA
Hidroconta
EMALSA
Lama Sistemas de Filtrado
CAF
J. Huesa Water Technology
HRS Heat Exchangers
ACCIONA
Centro Nacional de Tecnología de Regadíos (CENTER)
Regaber
Barmatec
STF
Rädlinger primus line GmbH
Mancomunidad de los Canales del Taibilla
VisualNAcert
AGS Water Solutions
Innovyze, an Autodesk company
Molecor
Fundación Biodiversidad
Ingeteam
ISMedioambiente
Likitech
DATAKORUM
Global Omnium
Idrica
NTT DATA
EPG Salinas
Grupo Mejoras
Laboratorios Tecnológicos de Levante
ONGAWA
Saint Gobain PAM
Kamstrup
Filtralite
TEDAGUA
Sacyr Agua
Hach
Consorcio de Aguas de Asturias
SCRATS
Minsait
FENACORE
AGENDA 21500
Aganova
AMPHOS 21
TecnoConverting
Asociación de Ciencias Ambientales
Xylem Water Solutions España
Almar Water Solutions
ESAMUR
Fundación Botín
Aqualia
Agencia Vasca del Agua
AECID
Amiblu
Consorcio de Aguas Bilbao Bizkaia
Ministerio para la Transición Ecológica y el Reto Demográfico
RENOLIT ALKORPLAN
ICEX España Exportación e Inversiones
Fundación CONAMA

Se encuentra usted aquí

La Taula Nacional de l’Aigua

  • Taula Nacional l’Aigua

El Gobierno de Cataluña ha creado la Taula Nacional de l’Aigua (Mesa Nacional del Agua), que pretende ser un espacio de diálogo y concertación sobre las políticas del agua. En ella están representados los distintos usos y los agentes implicados, y con ello se pretende marcar la hoja de ruta que permita determinar la política de agua a seguir en el futuro, de modo que se eviten conflictos a la vista de la situación actual y las previsiones del cambio climático.

La misión de la Taula se orienta al análisis de datos y alternativas para avanzar en la mejora del estado de los ecosistemas hídricos, los caudales ambientales y la biodiversidad, garantizar agua para los distintos usos y reducir el déficit hídrico mejorando la resiliencia frente al impacto del cambio climático.

Todo un programa. Mejor tarde que nunca y esperemos que el interés no se disuelva con las lluvias de otoño, si es que llegan.

Entre los temas a estudiar se destacan:

  • Las reservas actuales de agua y su evolución.
  • La inclusión de los parámetros de cambio climático en las posibles reservas.
  • Determinar con detalle los consumos de agua en cada sector.
  • Analizar los ámbitos en los que hay mejoras pendientes
  • Determinar los costes actuales del agua y su evolución futura.
  • Diseñar la hoja de ruta para un país sostenible en relación al agua.

El índice se puede interpretar como una relación de temas a discutir o también como una lista de las cosas que hasta el momento no se han hecho.

Algunas de esas cuestiones se nombran de forma tan exquisita que quizá todavía no se pueden nombrar. Por ejemplo, ¿qué significa “determinar con detalle los consumos de agua en cada sector”? ¿Hay que ocuparse de eso cuando desde hace meses se viene insistiendo en las pérdidas o consumos excesivos de algunas redes urbanas? ¿Es que se ha hablado de esa cuestión, ya que no se conocen los consumos ni las pérdidas de otros sectores?

Las mesas de diálogo pueden ser instrumentos útiles, aunque muy condicionados por las circunstancias. Sus integrantes suelen tener intereses diferentes y las aproximaciones dependen tanto de la voluntad como de la necesidad de las partes y, siempre, de la correlación de fuerzas.

En nuestro caso, hay que señalar la dificultad añadida de las distintas reglas de juego con que acuden los miembros, ya sea por su relación económico-fiscal con el agua, ya por el relato histórico que acompaña a cada sector como justificación de sus precepciones e intereses en relación al agua.

En el pasado ya se produjeron intentos de aproximación entre esos mundos a propósito de las necesidades de aprovechar excedentes de agua concedida para usos agrarios para complementar las necesidades urbanas. Salvo el minitrasvase del Ebro, todas fracasaron a causa de esas asimetrías en relación al agua.

Es imprescindible la aproximación cultural y la creación de un espacio común para el entendimiento. Un pequeño paso en esa dirección ya sería de gran importancia. Los municipios acuden señalados por la ACA, los agricultores con una diversidad de situaciones e intereses de difícil encaje, en general señalados por el ecologismo, siempre a la defensiva, y con un sentido de propiedad del agua poco compatible con su carácter público. Y el ecologismo, que a pesar de los numerosos problemas ambientales, aparece como relativamente marginal debido a su incapacidad de formular propuestas ambientales compatibles con el funcionamiento económico de la sociedad y a su especial falta de sintonía con el mundo agrario.

Hasta el momento se ha observado la incapacidad histórica de encajar en una estrategia conjunta a medio y largo plazo una visión económica de nuestra dinámica social con una proyección ambiental que asegure la sostenibilidad de nuestro modelo y una correcta asignación de sus costes y sus beneficios.

En coincidencia temporal con la creación de la Taula, en los últimos meses se ha producido una confluencia entre distintos colegios profesionales de Cataluña -Industriales, Caminos, Agrónomos y Economistas- que han creado un ámbito de observación y debate con la pretensión de aportar conocimiento y propuestas, el Observatorio Intercolegial del Agua de Catalunya, que ha iniciado con buen pie una andadura que, aunque sólo sea por el simple intercambio de sus respectivos conocimientos y culturas profesionales resulta estimulante.

La necesidad es un acicate, y el propósito es aprovechar la coyuntura para asegurar un foro de estudio, debate y propuestas que no se disuelva con las lluvias de otoño, que todos esperamos que lleguen.