Connecting Waterpeople

La reutilización de agua en el marco de la economía circular

272
5
(3)
  • reutilización agua marco economía circular

Sobre el blog

Joaquín Melgarejo Moreno
Director del Instituto del Agua y de las Ciencias Ambientales Universidad de Alicante.

Blog asociado a:

Publicado en:

Portada iAgua Magazine

Una Europa que utilice eficientemente los recursos es uno de los tres objetivos clave de su política ambiental con horizonte 2020, que pretende generar un crecimiento inteligente, sostenible e integrador. Con ese fin, la Comisión Europea implementa paquetes de medidas de acuerdo con el Plan de Acción para la Economía Circular diseñado en 2015. Se trata de un marco estratégico imprescindible, traspuesto a escala nacional mediante el documento “España Circular 2030”. La economía circular es un concepto económico que se relaciona con la sostenibilidad, cuyo objetivo es que el valor de los productos, materiales y recursos se mantenga en la economía durante el mayor tiempo posible y se reduzca al mínimo la generación de residuos. Concretamente, la reutilización del agua constituye más del 57% del presupuesto destinado al plan de acción 2018-2020 entre los ejes de actuación sobre los cuales se centrará la Estrategia Española de Economía Circular.

En el sector del agua, el concepto de economía circular se concreta en asemejar el ciclo técnico de su utilización a su ciclo hidrológico natural. En el ámbito urbano, la regeneración de las aguas residuales permite mitigar el consumo neto de agua reutilizándola en riego agrícola, parques y jardines o limpieza. Así, cabe la posibilidad de liberar recursos de mejor calidad para el abastecimiento mediante intercambios con los regantes, como sucede en el caso paradigmático del Consorcio de Aguas de la Marina Baja, en la provincia de Alicante, estableciendo los mecanismos oportunos de recuperación e internalización de costes. En el sector industrial, se puede volver a utilizar el agua regenerada proveniente de los efluentes para generar nuevos productos o para refrigeración.

Además, en cuanto la reutilización de fangos, estos pueden emplearse con fines agrícolas o para la restauración de suelos degradados, tras su adecuado tratamiento. En ese sentido, la estruvita es un subproducto de la línea de fangos con múltiples ventajas: se puede vender como fertilizante que aporta fósforo, nitrógeno y magnesio; se disuelve lentamente, lo que resulta interesante para aquellos cultivos que se abonan cada ciertos años; disminuye el riesgo de contaminación de acuíferos y aumenta el grado de aprovechamiento por parte del vegetal; apenas contiene metales pesados; controla la cristalización del fósforo en las EDAR, evitando incrustaciones; permite controlar la cantidad de fósforo que se recircula con los fangos, mejorando el proceso de eliminación biológica del nutriente en el agua; reduce la producción de fangos y los costes de mantenimiento de las EDAR.

Las aguas regeneradas presentan importantes ventajas: son una fuente estable y segura al estar condicionada por el abastecimiento urbano de agua potable; son más baratas que las obtenidas mediante trasvases o desalinización; y, con los tratamientos actuales, su calidad es suficiente para la mayoría de los usos, por lo que carece de sentido usar agua de mejor calidad para el riego u otras actividades con un coste excesivo.

Del mismo modo, la utilización de aguas regeneradas permite reducir la sobreexplotación de acuíferos o los problemas derivados de la intrusión marina. En otras ocasiones, tras el tratamiento adecuado, estas aguas se están utilizando para proporcionar caudales ambientales. Asimismo, proporciona alternativas al vertido del agua depurada en zonas en que éste resulta complicado, y contribuye a la depuración del agua cuando se utiliza como filtro verde, al eliminar sustancias más difícilmente biodegradables.

El desafío actual se encuentra en lograr efectivamente la transición hacia “cerrar el círculo” en el modelo económico actual, cuyo tejido empresarial está compuesto en gran parte por pymes, donde, tras las inversiones iniciales necesarias, reportará nuevos beneficios y mejoras competitivas al optimizar, bajo el prisma de la economía circular: la provisión de materiales, la reutilización de recursos y la búsqueda de ventajas financieras.

Fe de erratas: el artículo publicado en la revista en papel de iAgua Magazine no se corresponde con el artículo original.

Comentarios