Connecting Waterpeople
Schneider Electric

Rendimiento de los Activos: el arte de hacer más con menos

2
40
  • Rendimiento Activos: arte hacer más menos
  • Traducción de Cristina Novo.

Sobre el blog

John Boville
Gerente de habilitación de EcoStruxure en el equipo de automatización industrial en Schneider Electric.
· 40
2

Producir agua limpia y depurar las aguas residuales son procesos industriales complejos que precisan diferentes tipos de activos: bombas, tanques de sedimentación, unidades de tratamiento, etc. A esta complejidad se añade el hecho de que estas unidades/activos suelen estar desperdigadas en una zona extensa y conectados al consumidor mediante una amplia red de distribución. Aquellos lectores que no estén familiarizados con los detalles operativos de las plantas de tratamiento de aguas y redes de distribución, pueden pensar en cómo llega el agua a las viviendas de su vecindario. La tarea de controlar todo para garantizar que funciona de la forma más eficiente es abrumadora: esto es algo que los responsables de su gestión pueden corroborar.

Dediquemos un minuto a pensar en unas bombas en una ubicación lejana que suelen tener un consumo eléctrico muy alto. ¿Cómo hacer que las bombas funcionen a la velocidad adecuada para hacer llegar el agua con la presión correcta cuando abrimos el grifo de casa, teniendo en cuenta que cientos de personas en el vecindario pueden estar tirando de la cadena o duchándose al mismo tiempo?

Para garantizar el suministro continuo, suelen utilizarse bombas de gran potencia a mayor velocidad de la necesaria – se trata de un método conservador que puede utilizar más energía y aumentar el estrés en las tuberías, pero es mejor que otras alternativas.  ¿Y cómo afecta al mantenimiento? Los rodamientos, impulsores, etc. se desgastan, es una realidad. Lo ideal sería sustituirlos antes de que la bomba se pare, pero ¿cómo podemos saber cuándo va a ocurrir? Hoy en día el proceso es mayormente manual, así que los equipos se reparan cuando fallan, o a veces las unidades se sustituyen antes de lo necesario, para evitar que fallen posteriormente.

Digitalizar para una mayor eficiencia y fiabilidad

¿Qué pueden hacer las empresas de abastecimiento para aumentar la eficiencia, utilizar menos energía, evitar las fugas y averías, y suministrar y tratar un volumen de agua cada vez mayor, necesario para abastecer a una población en crecimiento? Una tendencia puede ofrecer respuestas: el Internet Industrial de las Cosas (IIoT), que básicamente quiere decir que los sistemas de control, sensores, etc. de todos los activos pueden conectarse y ser accesibles de forma segura, en cualquier momento y desde cualquier lugar. Para la mayor parte del sector del agua este sería el lugar para comenzar a explorar formas nuevas de mejorar las operaciones. Enterradas en los datos, pero accesibles gracias a esta tendencia, es posible encontrar algunas de las respuestas que se necesitan.

¿Por dónde empezar?

El primer paso es asegurarse de que los datos son accesibles: y hay una gran cantidad de datos. Los datos en bruto suponen un exceso de información; en cambio, cuando utilizamos las herramientas y analítica adecuadas, este sinfín de datos puede convertirse en acciones que proporcionan información nueva y útil sobre las operaciones actuales.

No estoy hablando de cifras, sino de orientaciones reales que nos aconsejan lo que hacer y lo que no, cuándo actuar para evitar las averías o cuándo hacer ajustes para que los procesos continúen sin problemas y funcionen con la mayor eficiencia.

Las herramientas que nos proporcionan esto son conocidas como "asesores": extraen de los datos información de valor para la empresa y utilizan el IIoT para mejorar la eficiencia y la fiabilidad en la práctica.

Hacer llegar la información a los que pueden utilizarla, cuando y donde la necesiten

Hoy en día, las tecnologías móviles y de realidad aumentada permiten, por ejemplo, que un trabajador acerque una tableta a una bomba para determinar si puede haber algún problema, según el funcionamiento en ese momento en comparación con lo que es normal u óptimo.

El mantenimiento se realiza solo cuando es necesario, y siempre antes de que se produzca una avería.

Por otra parte, es posible ajustar el rendimiento de las bombas según la demanda real, e incluso comparar datos de contadores inteligentes con los caudales en la red de distribución para diagnosticar posibles fugas.

¿Qué beneficios supone el rendimiento de los activos para la empresa? Dos cosas, según ARC:

  • Con un programa de mantenimiento prescriptivo basado en la información del sistema es posible reducir el tiempo de inactividad imprevisto a prácticamente cero.
  • Aprovechar mejor los recursos destinados a mantenimiento, realizando solo el mantenimiento necesario y evitando periodos de inactividad imprevistos, con lo que se pueden reducir los costes de mantenimiento, reparación y acondicionamiento, y de mano de obra en un 50 %.

¿Quiere saber más? No se pierda este documento técnico (en inglés): Realigning Water Industry Assets in Digitally-Enhanced Operation que describe en detalle cómo poner en marcha una estrategia para mejorar el rendimiento de activos.

Lee la entrada de blog original en Smart Water Magazine.

Comentarios