Hidroconta
Connecting Waterpeople
Gestagua
Minsait
Regaber
Laboratorios Tecnológicos de Levante
HRS Heat Exchangers
Baseform
Vector Energy
ONGAWA
KISTERS
NSI Mobile Water Solutions
Ministerio para la Transición Ecológica y el Reto Demográfico
Terranova
J. Huesa Water Technology
STF
ICEX España Exportación e Inversiones
Agencia Vasca del Agua
RENOLIT ALKORPLAN
Molecor
ACCIONA
CAF
TEDAGUA
Aqualia
Red Control
TFS Grupo Amper
Grupo Mejoras
Idrica
Aganova
s::can Iberia Sistemas de Medición
Rädlinger primus line GmbH
Hidroconta
Filtralite
Lama Sistemas de Filtrado
Xylem Water Solutions España
GS Inima Environment
Asociación de Ciencias Ambientales
Danfoss
ADECAGUA
Sivortex Sistemes Integrals
TecnoConverting
Kamstrup
FENACORE
Barmatec
Fundación CONAMA
Hach
Centro Nacional de Tecnología de Regadíos (CENTER)
Global Omnium
Innovyze, an Autodesk company
NTT DATA
VisualNAcert
EMALSA
Confederación Hidrográfica del Segura
Catalan Water Partnership
Ingeteam
ESAMUR
SCRATS
Consorcio de Aguas Bilbao Bizkaia
Sacyr Agua
Saint Gobain PAM
Schneider Electric
Fundación Botín
Likitech
MOLEAER
Consorcio de Aguas de Asturias
Fundación Biodiversidad
Almar Water Solutions
EPG Salinas
AGENDA 21500
Mancomunidad de los Canales del Taibilla
AECID
AMPHOS 21
Amiblu
AGS Water Solutions
DATAKORUM
ISMedioambiente
LACROIX

Se encuentra usted aquí

The Water Footprint Strikes Back!

Sobre el blog

  • The Water Footprint Strikes Back!

Vuelvo a escribir sobre la Huella Hídrica, actualizando los progresos hechos en este campo de la mano de Lluís Corominas, investigador del ICRA y experto en Análisis del Ciclo de Vida. Este post es un breve repaso de lo hablado, ¡espero complementarlo con una entrevista en breve!

Azul, verde y gris

Un año después de mi primer post relacionado con la huella hídrica, hago un recordatorio de los diferentes tipos en función de la escasez, las sequías o la contaminación:

  • Azul: es la cantidad de agua de origen superficial o subterráneo consumida para producir commodities. Se utiliza para evaluar la escasez de recursos hídricos.
  • Verde: el agua de lluvia que necesitan los cultivos para crecer. Con esta evaluamos las debilidades en frente a futuras sequías.
  • Gris: el agua necesaria para poder diluir lo suficiente la contaminación en una masa hídrica (río, lago, acuífero…) para poder cumplir con los estándares de calidad. Esta mide la contaminación que genera la producción de commodities.

Teóricamente todo estaba muy claro, pero no eran pocas las críticas en el sentido de que los métodos de cálculo no tenían en cuenta el agua disponible según la localización del planeta donde nos encontráramos. Afortunadamente parece que al fin se ha llegado a una solución de consenso gracias a un nuevo método de cálculo que tiene en cuenta esta importante variable.

Seguir leyendo aquí.