Premios iAgua 2016... la contracrónica de un infiltrado

310
2
(2)
  • Premios iAgua 2016... contracrónica infiltrado

Sobre el blog

Jordi Oliveras
Ingeniero Técnico de Obras Públicas. Consultor en ingeniería hidráulica. Formador. Creador de HidrojING: consultoría, formación y recursos en Ingeniería Hidráulica e hidrología y blog temático. Profesional 3.0

El pasado miércoles 21 de diciembre se celebró en el Roca Madrid Gallery la gala de entrega de los Premios iAgua 2016, que con ésta llegó a su tercera edición, consolidándose como el evento de referencia para la waterpeople.

Además, la ceremonia también se ha convertido en una excelente fiesta de fin de año para el sector, una oportunidad única para reencontrarse con profesionales y para desvirtualizar los contactos 2.0 que a lo largo de estos 12 meses se van generando.

Si aún no conoces a los ganadores de las 27 categorías premiadas, te recomiendo que accedas a las noticias que el equipo de redacción de iAgua ha ido publicando desde entonces. Es posible que algún bloguero también publicará su visión sobre la ceremonia…

Por mi parte, en esta ocasión no resulté nominado… o mejor dicho, no trabajé lo suficiente como para merecer ser nominado. Y es verdad. Por diferentes cuestiones he estado unos meses sin publicar… así que asumo gustosamente la penitencia!!!

De todos modos, no iba a perderme la ceremonia. Y poder presenciar el desarrollo de la gala con la tranquilidad (y la sana envidia) de no optar a ningún premio le permite a uno observar la gala desde otro punto de vista… y de ahí surge esta contracrónica (y de paso retomo por fin las publicaciones…)

Una gala que se supera año tras año

Desde que en 2014 se celebrara la primera edición de los Premios iAgua, el certamen no ha parado de crecer y crecer… como buen reflejo de lo que ha crecido iAgua. Y no sólo cada año se va superando el número de categorías reconocidas (de 17 en la primera edición hasta las 27 de esta última), sino también en la repercusión del evento.

Desconozco la cifra exacta de asistentes, pero esta vez el aforo del Roca Madrid Gallery se ha visto desbordado… Como bien podéis observar en la siguiente imagen que tomé justo en el momento de inicio de la gala, la sala estaba tan llena que incluso hubo asistentes que tuvieron que seguir la ceremonia de pie.


LLenazo absoluto en la sala. (Fuente propia)

Una ceremonia, por cierto, que de nuevo fue un éxito de organización por parte de un equipo que una vez más ofreció lo mejor de sí mismo: empezando por Alejandro y David (pendientes de todos los detalles de la entrega de premios), pasando por Águeda (inmejorable y deslumbrante maestra de ceremonias), siguiendo por Santi (controlando con precisión la parte técnica del evento), y terminando por Laura (la última incorporación al equipo, que demostró su valía en la vorágine de la difusión en RRSS del evento).

La verdad es que, desde fuera, uno puede constatar que formar parte de un equipo como iAgua es un auténtico privilegio… y también una enorme responsabilidad.

Infiltrado entre los “entregadores”

Como no puede ser de otra manera en este tipo de eventos, la distribución de los asistentes estaba convenientemente organizada: en los asientos centrales y más adelantados los nominados, los encargados de entregar los galardones todos agrupados en un lado… y el resto de asistentes en los lugares más alejados…

Así que cuando accedí a la sala del certamen, una chica muy amable me indicó la zona a la que me tenía que dirigir como perteneciente al público general… Y te aseguro que hacia ahí me dirigí…

Antes de empezar la ceremonia procuré tener un momento de encuentro con los waterpeople que me son más cercanos para desearles suerte: Ignasi Servià (nominado a Mejor Tuitero) y Luis Martín (con doble nominación: Mejor Post y Mejor Blog).

Pero reconozco que fui un chico un poco malo… después de los pertinentes saludos, acabé llegando a la zona donde los encargados de entregar los premios seguían la gala, y en la que se encontraba Eduardo Echevarría… y aprovechando que a su lado había un par de asientos libres… ahí me quedé.

Desde esa posición tuve el privilegio de poder seguir la ceremonia desde una interesante perspectiva, en la que las bambalinas de la ceremonia de los Premios iAgua quedan al descubierto. 


El backstage de Los Premios iAgua (Fuente propia)

Para la próxima edición de los Premios iAgua, espero poder estar de nuevo entre los nominados, pero la verdad, no me importaría ser uno de los afortunados “entregadores” de alguno de los premios (guiño, guiño).

Una ceremonia repleta de móviles

Los Premios iAgua reconocen la labor comunicativa que a lo largo de un año realizan empresas, entidades y profesionales del sector del agua… y en este empeño hay un artilugio que es indispensable: los teléfonos móviles. A través de estos dispositivos los asistentes colaboramos en la difusión del evento, principalmente a través de Twitter.


Los móviles, protagonistas de la Gala (Fuente: iAgua)

Si uno echaba un vistazo al aforo de la sala, se podía observar un buen número de cabezas gachas y en otras ocasiones (especialmente en el momento de la entrega de cada galardón) un bosque de brazos con móviles en las manos se elevaba para tratar de inmortalizar el momento.

Incluso el speech del ganador al Premio al Mejor Tuitero, que recayó de nuevo en Ignasi Servià, tuvo un momento divertido: el premiado, para hacer patente la transformación digital que estamos experimentando, solicitó a la audiencia que aquellos que tuvieran el móvil en la mano lo levantaran… 


¡Móviles arriba! (Fuente: iAgua)

El resultado de todo ello se tradujo en más de 25 millones de impresiones de los tuits que con el hashtag #PremiosiAgua se postearon a lo largo del día de la ceremonia. Tanto fue el frenesí comunicador, y seguramente tanta la concentración de dispositivos, que las redes en algunos momentos se colapsaron… y algunos tuits tardaban algunos minutos en publicarse.

Lo que queda claro es que esa transformación digital es un hecho y que tanto ella como las tecnologías que la han hecho posible se han extendido como una marea…

El gran activo de iAgua

Pero si algo queda patente es que, como comentó Alicia Torrego, Gerente de la Fundación Conama, iAgua ha conseguido tejer unas redes desde la base, apostando por los nodos pero, sobre todo, por las conexiones que generan una comunidad: la waterpeople.

Como profesional que basa su actividad apostando por la posibilidades que nos brindan Internet y las Redes Sociales, no puedo estar más de acuerdo con esta afirmación. Generar una comunidad alrededor de una marca (sea empresarial o personal) permite establecer una red gracias a la cual se fomentan las relaciones entre profesionales, y que son el germen para que broten oportunidades.

Un evento como los Premios iAgua representa una extraordinaria ocasión para generar conexiones y fomentar las relaciones entre las personas que conformamos este sector… lo que hoy en día se denomina networking.

Para mí es siempre un placer poder reencontrarme año tras año con magníficos profesionales. Entre ellos me gustaría destacar a los “medioambientales” Santiago Molina, Roberto Ruiz Robles o Alberto Vizcaíno, siempre activos en las Redes Sociales y espléndidos entregadores de premios.

Esperando ya la próxima edición

Los Premios iAgua año tras año ponen el listón cada vez más alto, y aunque parezca imposible el equipo de iAgua lo supera edición tras edición… pero como todo se puede mejorar, para finalizar este post me gustaría hacer algunas pequeñas distendidas reflexiones al respecto… con todo el afecto del mundo:

  • El poder de convocatoria de iAgua se supera año tras año… en esta ocasión con asistentes que siguieron la gala de pie… las instalaciones del Roca Madrid Gallery son magníficas, pero parece que se han quedado pequeñas para albergar los Premios iAgua.
  • Para un medio y en un evento en el que la difusión es vital, que en ocasiones la Red se vea colapsada es un pequeño contratiempo para aquellos que ya no sabemos vivir sin las Redes Sociales.
  • A más categorías premiadas, más tiempo se prolonga la gala… y si estar dos horas y media de pie ya tiene su mérito, hacerlo calzando tacones aumenta mucho más ese mérito… pero si Águeda pudiera disponer de un taburete para poder apoyarse en algún momento, de buen seguro lo agradecería.
  • Hay una categoría que creo que habría que repensarla… la categoría de Mejor Tuitero. O bien se crea un premio exclusivo para Ignasi Servià y otro para el resto de los mortales que manejamos Twitter o no va haber manera de arrebatarle el galardón.
  • En esta ocasión se estrenaba una categoría premiada: la de Mejor Contrato… quizá me despistara un momento, pero me dio la sensación que en esa categoría no hubo nominados (se anunció directamente el ganador) ni se comentó los criterios por los que se adjudicaba el premio. Pero repito… que es posible que tuviera un momento de desconexión y no me enterara de ello.

Después de departir con la waterpeople durante el “tercer tiempo” del certamen, uno sale por las puertas del Roca Madrid Gallery sabiendo que ha participado en un evento realmente único… y que, afortunadamente, ¡ya queda menos para la próxima edición!

Comentarios