Así sí que no: El caso de Toledo

605
0
  • Toledo (Wikipedia/CC).
    Toledo (Wikipedia/CC).

Sobre el blog

Jorge Chamorro
Ingeniero especialista en tratamiento y depuración de aguas y en desalación.
605

Temas

Analicemos esta situación:

El Grupo Municipal del PP en el Ayuntamiento de Toledo ha preguntado al equipo de Gobierno "por qué perdona 70 millones de euros en inversiones a la empresa concesionaria del agua", Tagus, asegurando que el alcalde, Emiliano García-Page, "deja un Ayuntamiento arruinado tras ocho años de gobierno con más de 60,3 millones de deuda".

Respuesta:

El equipo de Gobierno en el Ayuntamiento de Toledo ha recordado este martes al Partido Popular que fue durante su Gobierno en el Ayuntamiento de Toledo cuando se produjo la concesión del servicio de agua en la capital regional a la empresa Tagus, con unas previsiones de consumo anuales "que no se están cumpliendo".

Es el típico ejemplo de lo que no hay que hacer para ceder la gobernanza del agua a una empresa privada

En un comunicado, el portavoz municipal, Rafael Perezagua, ha lamentado que el PP no asuma su responsabilidad en las decisiones que adoptó mientras que gobernó en Toledo, que supusieron unos "nefastos pliegos de condiciones con las concesionarias de servicios públicos".

En este sentido, ha destacado que el contrato que el PP realizó con Tagus tenía unas previsiones de consumo anuales del 4%, que la empresa elevó hasta el 6%, debido "a que pensaban que aquí se iban a construir miles y miles de viviendas".

Ante este incumpliendo de las previsiones de consumo de agua en la ciudad, la empresa, que pagó al Ayuntamiento de Toledo 36 millones de euros, solicitó un ajuste de la misma. El pliego fue realizado por el PP para 25 años y con una previsión de consumo muy elevado, lo que ha llevado a Tagus, ante la falta de ingresos por esa mala previsión, solicitar un reajuste de las condiciones económicas

Observese varios hechos que llaman la atención:

  • La concesionaria pagó al ayuntamiento 36 millones de euros. Pregunta: ¿En concepto de qué? y ¿para qué se utilizo ese dinero?
  • En el pliego parece que el crecimiento anual de facturación se situaba en el 4 %. Esta cláusula contraviene cualquier criterio racional de desarrollo sostenible, que insiste en basar el crecimiento poblacional en una reducción de los consumos de todos los usuarios y en aplicar medidas tendentes a ahorrar agua.
  • Para ganar el concurso la concesionaria elevo el incremento de consumo del 4 % al 6 %. ¡Bien por ellos¡: total van a pagar los de siempre

Es el típico ejemplo de lo que no hay que hacer para ceder la gobernanza del agua a una empresa privada. Cegados por un ingreso inicial elevado (36.000.000 €) se admiten unas condiciones económicas irreales. La tormenta esta servida.

Tambien es típica la inacción del nuevo gobierno del ayuntamiento que durante ocho años o no vió la situación o, lo que es peor, mantuvo una connivencia con el concesionario dificil de justificar.

Esta situación, en la que se pueden encontrar numerosos servicios de CIA en España, se podría haber evitado si:

  • Existiese la figura de un regulador nacional que hubiera analizado la concesión
  • La Administración hubiese estado asesorado por una empresa INDEPENDIENTE que validase la viabilidad técnica y económica de la concesión.
  • Que el proceso de adjudicación fuese transparente
  • La adjudicación se hubiese realizado con criterios sostenibles
  • La gobernanza del servicio hubiese estado sometido a una transparencia adecuada

Ceder la gobernanza del servicio a una empresa privada no exime a la administrar de velar por la buena marcha del servicio

  • Se hubieran realizado auditorias técnicas-económicas anuales para evaluar el servicio. Eso si INDEPENDIENTES

Primera norma de una concesión de servicio del Ciclo Integral del Agua: No debe de haber ningun canon inicial que lastre la concesión del servicio. De esta forma se evitan las veleidades de los equipos de gobierno.

Segunda norma: Las hipótesis de crecimiento de la facturación deben de ser cero o negativas (si se quiere incentivar al concesionario). La buena gobernanza insistirá en reducir el consumo de agua.

Tercera norma: los pliegos de la concesión de un servicio no se deben de centrar en aspectos económicos exclusivamente. Los condicionantes técnicos deben de tener mucho mas peso.

Ceder la gobernanza del servicio a una empresa privada no exime a la administrar de velar por la buena marcha del servicio. La gestión del mismo sigue siendo PUBLICA. La administración no puede:

  • Dejar de controlar mensualemente, por sus servicios técnicos si están cualificados o por servicios contratados INDEPENDIENTES, la marcha del servicio.
  • Dejar de evaluar anualmente el servicio: técnica y económicamente
  • Dejar de intervenir en las adjudicaciones de las obras comprometidas por el concesionario para evitar incrementos injustificados en las mismas.

Comentarios

La redacción recomienda

11 de Diciembre, 2017

Errores más comunes en el diseño de una EDAR, por Jorge Chamorro - MasterClass ingenio.xyz

27 de Noviembre, 2017
CIA y calidad