Bebemos lo que ca...

439
7

Sobre el blog

Jorge Chamorro
Ingeniero especialista en tratamiento y depuración de aguas y en desalación.
  • Bebemos lo que ca...

No es un buen principio, lo sé. Pero es la realidad. Creo que no se puede ocultar, obviar o ningunear este hecho.

Si queremos que los usuarios de los servicios del Ciclo Integral del Agua (CIA) tomen realmente conciencia de la importancia de sus hábitos y usos, es necesario que acabemos con este tabú: Que sepan que lo que bebemos es lo que otros han vertido al inodoro.

Varios compañeros ya se han hecho eco de la detección de microplássticos en las aguas potables de numerosas poblaciones de TODO el mundo. Llamativo en que el estudio haya detectado esta presencia en ciudades tan separadas unas de otra. El problema es GLOBAL.

Los que estamos en el dí­a a dí­a de la gestión y gobernanza de las estaciones depuradoras de aguas residuales (EDAR) sabemos las condiciones en las que nos llegan nuestras aguas residuales fruto de la inconsciencia de los usuarios.

Recientemente, ha sido noticia: "Una "enorme y monstruosa" bola de grasa solidificada bloquea un amplio tramo del alcantarillado de este de Londres...esta bola de grasa tiene un peso de 130 toneladas (el equivalente a cuatro ballenas jorobadas) y es tan grande como dos campos de Wembley, unos 210 metros... esta "roca" es una combinación de toallitas húmedas, preservativos, aceite y pañales".


Mucho se habla de los contaminantes emergentes, drogas, medicamentos, estrógenos, productos de belleza, etc. pero poco, salvo el caso de las toallitas, de la tendencia de todos a usar el inodoro como vertedero de elementos sólidos.

A parte de las toallitas, los palillos para limpieza de oí­dos son un verdadero quebradero de cabeza por los problemas que generan en los sistemas de desbaste. Las colillas, preservativos, compresas, etc. acaban sobrenadando en los numerosos depósitos de las EDAR provocando olores, además de su impacto visual.

Somos una sociedad muy mal acostumbrada, de la reutilización de pañales (ay, pobre madre mí­a con siete hijos. Te quiero mama) hemos pasado a los pañales de usar y mal tirar. A pesar de que las políticas sobre residuos hablan de las tres R o de la economí­a circular.

No es políticamente correcto, ni se vería muy bien, un anuncio en el que se vea a alguien bebiendo a la salida de un inodoro, pero creo que, por su impacto y, sobre todo, por la necesidad de concienciar a los usuarios, es necesario que se haga YA.

Comentarios

La redacción recomienda

23 de Octubre, 2017
Sequía
16 de Octubre, 2017
mejor EDAR
9 de Octubre, 2017
monstruo Lago Titicaca