Connecting Waterpeople
1 de Febrero en Isle Utilities Webinar Series

Sobre el blog

Jorge Chamorro
Ingeniero especialista en tratamiento y depuración de aguas y en desalación.
  • Crucifiquemos ADIF

No creo que nadie me pueda acusar de ser un forofo de los trenes y del AVE, especialmente porque creo que se han llevado mucho dinero de los presupuestos generales del Estado en detrimento de las infraestructuras del agua.

Por eso voy a hablar de lo acontecido en Carballeda de Valdeorras (Ourense) donde ADIF, tras un accidente y para poder restaurar el servicio, al tratar de dejar la vía libre, uno de los vagones accidentados cayó al cauce del Sil.

Entiendo perfectamente la preocupación por lo sucedido y no voy a entrar en si había otra forma de actuar para poder trabajar sobre la vía y restaurar el servicio.

Pero lo que sí quiero resaltar es la hipocresía y demagogia que ha surgido, a tenor de esta actuación, que quedó gravada por los propios ejecutores.

La preocupación por un solo sólido en suspensión que cayó al río Sil del que han hecho bandera numerosos organismos públicos y asociaciones ecologistas, sería digna de elogio si no fuera porque hay, todos los días del año, muchísimos sólidos en suspensión y materia orgánica vertiéndose, no solo al río Sil, sino a todos los ríos de España, sin que nadie parezca preocuparse lo más mínimo.

Es más, es conocida la filia que las asociaciones ecologistas suelen tener con las Estaciones Depuradoras de Aguas Residuales (EDAR) que son las infraestructuras del Ciclo Integral del Agua (CIA) encargadas de evitar que los sólidos en suspensión y la materia orgánica acabe en los ríos de España. Podemos hablar de Gijón Este, Vuelta Ostrera, Silvouta, Pinedo, etc.

En cuanto a los organismos públicos más les valiera ejercer la gobernanza y dejar de mirar a otros con dedos acusadores: “En casa del herrero, cuchillo de palo”.