Aqualia
Connecting Waterpeople

Diario de un becario: diseño de una EDAR

  • Diario becario: diseño EDAR

Sobre el blog

Jorge Chamorro
Ingeniero especialista en tratamiento y depuración de aguas y en desalación.

El día no podía empezar peor. Andrés, el director de ingeniería, me llamó a su despacho a primera hora y me dijo: Luis, prepárate que a las 12 tenemos reunión para el concurso de la EDAR de QUEMALASUERTE.

Pero está Antonio, que es el que ha diseñado el proceso, ¿qué pasa? Está enfermo, contesto Andrés. Y añadió: Te toca a ti defender dicho proceso. A las 12 en la sala de reuniones.

A las doce menos cinco entre en la sala de reuniones con ms miedo que vergüenza. Allí ya me esperaban Andrés, el director de zona de nuestra empresa, el futuro jefe de obra y un señor, de negro, que, según fue avanzando la reunión´, debía de ser economista o similar.

Mis disculpas, empezó Andrés, por la ausencia del ingeniero senior Antonio, se encuentra indispuesto y la obra nos la va a presentar el junior Luis. Y sin mas preámbulos fui arrojado a los leones.

Bien, empecé, hemos hecho un diseño técnico muy completo de la EDAR, que voy a contarles a continuación. Adelante, me animaron todos.

Hemos compartimentado el pozo de bombeo para que, en caso de mantenimiento correctivo o necesidad de limpieza del mismo, se pueda hacer sin que se tenga que parar la planta.

Muy bien, dijo el Director de Zona, y añadió, ¿eso cuanto cuesta de más? Respondí 75.000 euros. Anda que no iba yo preparado para estas preguntas.

Tanto él como el futuro jefe de obra se volvieron al señor de negro que sentenció: “Dado que la obra se adjudica en base a un 20% calidad del proyecto y un 80% a la económica, que, además, del 20% destinado a la calidad del proyecto, el 50% corresponde al plan de obra y al proceso constructivo, la máxima puntuación que sacaríamos por esta mejora es del 0,75 puntos técnicos. Por el contrario en la parte económica perderíamos 0,85 puntos.

El Director de Zona apostilló: Dudoso. La siguiente propuesta de mejora:

Hemos hecho que los procesos biológicos sean independientes entre sí, separando la salida de las balsas y la recirculación externa, continué. ¿Coste? me preguntaron. 300.000 euros añadí.

Señor de negro: 1 punto por la técnica, menos tres puntos por la económica.

Director de zona: Ni hablar de esta mejora, siguiente.

Se ha dispuesto una zona facultativa entre la zona anóxica y óxica, 125.000 euros.

Señor de negro: 1 punto por la técnica, menos 1,5 puntos por la económica.

Director de zona: Ni hablar, siguiente.

Aquí en el secado hemos introducido que los equipos puedan procesar todo el fango generado trabajando cinco días a la semana siete horas, aunque el pliego permite 5 días a la semana en 12 horas día. Aunque los equipos son mas grandes en nuestro diseño, los costes de operación serían mucho menores ya que no sería necesario disponer de un doble turno en la EDAR de lunes a viernes. Esto supone un coste adicional a la obra de 250.000 euros. Pero ahorraríamos en la O&M 2.500.000 euros en los próximos veinticinco años.

Esta vez fue el jefe de obra el que habló: ¿Cuántos puntos dan por rebajar los costes de operación y mantenimiento (O&M)?

El señor de negro respondió: Cero.

Se volvieron todos hacia mí y esperaron a que dijera algo. Tras tragar saliva solo puede balbucear: Nos olvidamos de esta mejora. Luego añadí: no hay más mejoras.

Bien, dijo el Director de zona, mantengamos solo la primera, del resto nos podemos ir olvidando.

Camino a mi sitio, acompañado por Andrés, y le pregunto: ¿Para qué hacemos un buen diseño si luego no lo vamos a aplicar? Andrés me miró y me dijo muy seriamente. “Por tres razones:

  • Porque es nuestro trabajo y nos gusta hacerlo bien.
  • Porque necesitamos mantener los conocimientos que hemos ido adquiriendo y que tú, futuro diseñador senior, debes de conocer y, fundamental, transmitir a las generaciones futuras.
  • Porque esperamos que, en el futuro, la administración pública se de cuenta del error que supone que en una EDAR, que es una fábrica que debe de funcionar 24 horas al día, 365 días al año, durante veinticinco años, se valore un 80% el precio de construcción, cuando el coste de O&M es dos veces el de construcción. Y que por cada euro que no se invierte en la construcción se gastarán tres en la O&M.

Eso me alegró el día.

Pero no tardo en aguarme la fiesta mi jefe, añadiendo: “Llama a la ingeniería que nos esta haciendo el proyecto y dile los cambios que hemos decidido hacer en el proyecto”.

Pero si llevan quince días trabajando en ello, ¿cómo se lo voy a decir? Tendrán que deshacer los cambios que les pedimos y esto se entrega la semana que viene.

Tranquilo, dijo Andrés, tienen un fin de semana por delante y están acostumbrados a trabajar 16 horas al día incluidos festivos. Eso es lo que hay.

Te puede interesar

Redacción iAgua

La redacción recomienda