Connecting Waterpeople

Se encuentra usted aquí

Diseñar una depuradora no es diseñar un proceso biológico

Sobre el blog

Jorge Chamorro
Ingeniero especialista en tratamiento y depuración de aguas y en desalación.
  • Diseñar depuradora no es diseñar proceso biológico

¿Cuántas estaciones depuradoras de aguas residuales (EDAR) funcionan mal a pesar de tener un buen tratamiento biológico?

Respuesta: Muchas.

Corolario: Un buen tratamiento biológico no es garantía de depuración de aguas residuales.

La obsesión por los procesos biológicos ha llevado a que todas las miradas, a la hora de diseñar y construir una EDAR, se centren en estos procesos, prestando escasa, o ninguna atención, al resto, con resultados desastrosos para los cauces receptores.

Lo primero que debe de tener en cuenta un diseñador de una EDAR es discernir entre procesos importantes y procesos potentes.

Los procesos importantes son aquellos que:

  • Garantizan el funcionamiento de la EDAR.
  • Aseguran que todos los procesos operen según están diseñados.
  • Mejoran el mantenimiento y prolongan la vida útil de los equipos.

Y puedo aseguraros que los procesos biológicos no se encuentran entre estos.

Los procesos importantes son tres:

  • Desbaste de residuos.
  • Desarenado-desengrasado.
  • Deshidratación mecánica de fangos.

Muchas EDAR procesan menores caudales (especialmente en época de lluvias) que los que realmente pueden depurar. Los colapsos de las rejas y tamices, frecuentes o esporádicos, que se registran en los desbastes ubicados en las obras de llegada o en los pretratamientos impiden la entrada, a los procesos de aguas abajo, de las aguas residuales. Resultado: aguas residuales brutas vertidas sin depurar.

Las arenas, no retiradas en el pretratamiento, se transforman en auténticos “killers” de los equipos mecánicos y reducen las prestaciones de un proceso tan potente como la estabilización anaerobia.

Y que decir de la deshidratación de fangos: Todos los fangos que no sean deshidratados, acaban saliendo con el agua depurada (¿) (que dejará de ser depurada).

Por lo tanto, es hora de exigir a casi todos los actores (excluimos a los operadores que son los sufridores de estos desmanes) que cuando se diseña y construye una EDAR los procesos y equipos intocables sean los importantes.

Las especificaciones técnicas de los mismos deben de centrase en sus prestaciones reales (¿alguna vez alguien ha verificado que un tamiz, con el 30 % de obstrucción, vehicula el caudal máximo de diseño?; ¿alguna vez alguien ha verificado el consumo de polielectrolito y la calidad, en SS, del escurrido de una centrifugadora?). Y, por supuesto, su incumplimiento debe de estar sometido a fuertes penalizaciones.

¿Realmente sigues creyendo que lo importante del diseño de una EDAR es el volumen del biológico? Centrémonos en lo que es importante y hagamos el resto de los procesos flexibles y versátiles. ¿Cómo? pensando, en vez de copiar lo malos diseños.

Los procesos potentes son aquellos que:

  • Garanticen la capacidad de depuración del agua residual.
  • Aumentan la robustez de la EDAR.
  • Mejoran la fiabilidad de la calidad del agua depurada.

Entre estos si se encuentran los tratamientos biológicos y físico-químicos, pero eso…. eso es otra historia

Suscríbete al newsletter

Newsletters temáticos que recibirás

Los datos proporcionados serán tratados por iAgua Conocimiento, SL con la finalidad del envío de emails con información actualizada y ocasionalmente sobre productos y/o servicios de interés. Para ello necesitamos que marques la siguiente casilla para otorgar tu consentimiento. Recuerda que en cualquier momento puedes ejercer tus derechos de acceso, rectificación y eliminación de estos datos. Puedes consultar toda la información adicional y detallada sobre Protección de Datos.