Aqualia
Connecting Waterpeople

Sobre el blog

Jorge Chamorro
Ingeniero especialista en tratamiento y depuración de aguas y en desalación.

Inicio, con este post, una serie sobre problemas surgidos en las Estaciones Depuradoras de Aguas Residuales (EDAR) para que mis colegas, Jefes de Planta, en sus ratos libres (si los tienen) me ayuden a resolverlos o a encontrar alguna luz.

Son dudas que surgen cuando las administraciones renuevan los contratos de operación y mantenimiento (O&M) de sus EDAR y aportan una información histórica de los últimos años cuya coherencia requiere un análisis detenido.

El primero de estos problemas hacen referencia a una planta con aireación prologada y los datos históricos aportados por la Administración son los siguientes:

Como veis, el caudal ha ido aumentando a través de los años y los fangos generados por la planta, durante un tiempo también, pero luego han ido disminuyendo.

La gráfica de abajo recoge el ratio de lodos deshidratados producidos por metros cúbico de agua depurada (¿)

De los años 2007 al 2012 el ratio se encontraba entre 1,6 y 2,4. A partir de 2013 (salvo el 2017) bajo para situarse en torno al 1,1-1,2 kg/m3.

Estos son los datos y ahora vayamos a las posibles explicaciones para lo que necesito vuestras aportaciones. Dadme vuestras opiniones, ¿Cuál puede ser la causa?

  1. El medidor de caudal se ha descalibrado y nadie se ha dado cuenta.
  2. El caudal del año 2007 y 2008 esta mal (ruina para el contratista al que pagaron por metro cúbico de agua depurada).
  3. Desde el año 2013 bajo la carga contaminante a la mitad (suerte para el contratista que seguían cobrando por metro cúbico de agua depurada).
  4. Desde el año 2013 se cambio el sistema de deshidratación y la sequedad de la torta paso a ser el doble (todo es posible, incluso con los análisis de laboratorio que se hacen, especialmente con la sequedad de los lodos deshidratados que es objeto de penalización según los Pliegos de Bases).
  5. Desde el 2013 aumentaron las infiltraciones a la red de colectores y como la capacidad hidráulica de la planta esta limitada, se tuvo que derivar la mitad del caudal.
  6. Desde el año 2013 el personal de la planta se llevaba el fango a su casa para abonar sus jardines y árboles.
  7. El fango que falta se vendió en el mercado negro y se pudo equilibrar, económicamente, la O&M.
  8. Otras: describir.

Y, ahora, la pregunta del millón: ¿Por qué seguimos pagando el coste variable por metro cúbico de agua depurada y no por tonelada de materia seca evacuada?

Esta pregunta tiene una única respuesta: Porque todos los operadores perderían, no solo la camisa, sino algo más. 

De todos es sabido que los precios que se pagan por depurar las aguas residuales en España, están por debajo de los costes. Nos pasa lo mismo que a las eléctricas, otros pobrecillos, cuyos precios de venta no llegan a cubrir sus costes. O eso dicen.

Te puede interesar

Redacción iAgua

La redacción recomienda