Redacción iAgua
Connecting Waterpeople
CETA2020
Consulta el avance del programa y compra ya tu entrada con descuento.

EDAR: ¿Un regalo envenenado?

9
563
  • EDAR: ¿ regalo envenenado?

Sobre el blog

Jorge Chamorro
Ingeniero especialista en tratamiento y depuración de aguas y en desalación.
Minsait
· 563
9

Parece mentira que en pleno años 20 del siglo XXI se sigan cometiendo los mismos errores que en el siglo pasado en cuanto al diseño de la casas.

Como tenía un terreno edificable y el Ayuntamiento, en su generosidad, me pagaba la vivienda, decidí aceptar su ofrecimiento para que me construyese la casa.

A mí me sorprendió el diseño inicial que hicieron de la casa, que contenía errores de diseño importantes. Como la parcela era amplia (25 x 25 m) diseñaron una edificación de 200 m2 en una sola planta. No obstante, pusieron la cocina y los baños en la zona este, el comedor y los dormitorios en la zona oeste y, en el centro y separando ambos espacios, el cuarto de servicio: caldera, lavadora friegaplatos, etc.

Aunque insinué la situación a el Ayuntamiento, contestaron que como era su diseño eso es lo que se iba a construir. Y añadió: ya sabes, a caballo regalado no le mires el diente, que dicen en mi tierra.

Si el diseño era malo, cuando se inició la construcción y afloraron las primera tensiones económicas, la cosa empeoró. Yo creía que eso era imposible, pero sí.

El contratista, encerrado en una baja económica imposible de asumir, propuso reducir costes en cimentación y cubierta: En vez de ocupar 200 m2 iban a construir una edificación de 7 x 7 metros en planta y cuatro pisos. Intente aprovechar este cambio para paliar los errores de diseño del proyecto inicial pero el constructor dijo que lo que proponía era muy caro y al final, el Ayuntamiento, aceptó que la cocina y los cuartos de baño se pusieran en el cuarto piso, el comedor en la planta baja, los dormitorios en la segunda planta, destinando el tercer piso para los servicios.

Ah¡, y como no tenían dinero para poner cristales en las ventanas decidieron no ponerlos. Eso sí, me pusieron una caldera gigante, precio nuevo en el proyecto, para calentar la casa.

Cuando entré a vivir y llegó la primera factura del gas, quise poner cristales en las ventanas, pero como era un edificio protegido me dijeron, el propio Ayuntamiento, que no podía colocar cristales ni nada en la fachada.

Ahora vivo en una casa regalada que me cuesta calentar con un dinero que no tengo, no uso la cocina pues, al estar ubicada en el cuarto piso. Cuando llevo la comida al comedor, la planta baja, está helada. Me gasto una pasta en fast food. Y, para colmo, meo en un orinal por la noche, pues cualquiera sube desde el primero al cuarto, sin ascensor, por la noche y con un frío que pela.

Y todavía tengo que oír a el Ayuntamiento decirme que no me queje que me han hecho un buen regalo. Claro, como ellos no tienen que pagar ni la operación ni el mantenimiento de la casa, les da igual.

¿Que qué tiene todo esto que ver con una Estación Depuradora de Aguas Residuales (EDAR)?

Ahora no caigo, pero cuando lo haga os lo diré.

Comentarios