Aqualia
Connecting Waterpeople

La EDAR de Santiago de Compostela: de desastre en desastre

8
824
  • EDAR Santiago Compostela: desastre desastre

Sobre el blog

Jorge Chamorro
Ingeniero especialista en tratamiento y depuración de aguas y en desalación.
Global Omnium
· 824
8

Os avisé que el tema de la Estación Depuradora de Aguas Residuales (EDAR) de Santiago de Compostela traería cola y muchos ríos de tinta que acabarán en el río Sar, que todo lo aguanta.

Un poco de historia. La actual EDAR de Santiago de Compostela, ubicada en la zona de Silvouta, presenta, desde el año 2005, los siguientes problemas:

  • Falta de capacidad hidráulica: el caudal de diseño 51.600 m3/día es superado prácticamente todos los días, llegando a superar los 80.000 m3/d (desde el año 2006)
  • Falta de capacidad de tratamiento de carga contaminante: la carga de diseño 6.192 kg DBO5/día es altamente superada siendo superior a los 10.000 DBO5/día.
  • No cumple los nuevos condicionantes de vertido que exigen, entre otros, la eliminación de nutrientes (nitrógeno y fósforo).

Para resolver esta situación se inician, en el año 2010, los trabajos de redacción de proyecto para solucionar estos problemas, que acaban, en el 2015, con un proyecto de una nueva EDAR en O Souto con todas las bendiciones de todos los organismos implicados.

La Comunidad Europea comprometió su aportación a un proyecto de cerca de 40.000.000 €.

Pero llegaron los cruzados: la Plataforma pola Recuperación do Sar y el Ayuntamiento de Ames (núcleo urbano próximo a la nueva ubicación) comenzaron, con argumentaciones espurias basadas en el EIA, a cuestionar el proyecto realizado.

En el año 2018, el alcalde de entonces (os invito a visitar en Wikipedia su perfil) apoyó esta situación y exigió realizar un nuevo proyecto para la depuración de las aguas residuales en los terrenos actuales.

En el año 2020 ya se dispone del nuevo proyecto y entonces llega el problema financiero del que ya avisamos muchos: Los 40.000.000 € de la Comunidad Europea se dan casi por perdidos.

En este año, el alcalde es otro (el anterior se fue de rositas), y ante el reto de resolver la financiación de las obras, el nuevo alcalde considera la nueva propuesta del Gobierno Central "inaceptable", pues propone que el Estado (es decir todos nosotros) "financiarían el 50% de la inversión, y que la parte que no fue financiada con fondos europeos tendría que pasar a la tarifa. Y Xunta y Concello deberían financiar el 50% restante". Y añadió “los fondos europeos que se pierden, si se pierden, deberían ir a la Administración Central. Esa es nuestra opinión y por eso vamos a luchar".

Es decir, la irresponsabilidad de los numerosos gestores que han pasado por el municipio la tenemos que pagar entre todos los españoles.

Esto sería de risa si no fuera por un hecho que podría estar considerado como delito ecológico: El río Sar lleva, desde el año 2005 (quince años ya), recibiendo vertidos de aguas residuales sin depurar.

Pero tranquilos, la Plataforma por la Recuperación do Sar sigue con su eficiente labor de denuncias sobre los vertidos y haciéndose fotos donde se ve el maltrato al que se somete al río Sar.

¿No sería bueno que ellos financiaran el otro 50 %? Pregunto.

Comentarios