Aqualia
Connecting Waterpeople

La EDAR y el cuento de la lechera

6
614
  • EDAR y cuento lechera

Sobre el blog

Jorge Chamorro
Ingeniero especialista en tratamiento y depuración de aguas y en desalación.
Emasesa
· 614
6

En el año 1980 una industria láctea puso en marcha una fábrica de leche con capacidad para 1.000.000 de litros al año.

En el año 2010, la empresa constató la necesidad de ejecutar una nueva fábrica con capacidad para 3.650.000 l/año en vista del crecimiento del mercado.

Tras un periodo de cinco años, la fábrica se puso en marcha en el año 2015.

El primer año, las pérdidas de la fábrica supusieron una sorpresa para todo el mundo. La fabricación había sido algo la mitad de la capacidad de la fábrica. Sin dilación, el CEO de la empresa, despidió al Jefe de Planta y contrató a otro al que dio una instrucción directa: “quiero que la fábrica produzca 3.650.000 litros de leche al año".

El segundo año, las pérdidas triplicaron las del año anterior. El CEO decidió, entonces, contratar a un auditor independiente, dándole un plazo de un mes para que analizase cual era la causa de ese desastre.

Un mes y un día después, el cadáver del auditor apareció flotando (permitidme esta licencia poética) en el Rio Manzanares con los pulmones llenos de leche. La policía declaró su muerte como un accidente. 

El informe nunca apareció. Hasta la fecha, hace un mes, de forma anónima, llego a mis manos dicho informe, de una hoja solamente, y que reproduzco a continuación:

“Informe elaborado por el auditor XXXXXXXXXXXX para la Industria Láctea XXXXXXXXXXXX sobre su fábrica ubicada en el Término Municipal de XXXXXXXXXXXX.

Tras la visita efectuada a las instalaciones y recopilada los antecedentes administrativos y técnicos, las causas de las pérdidas registradas durante los dos últimos años vienen motivadas por los siguientes hechos:

  1. El proyecto de la nueva fábrica salió a concurso en el año 2010. En el proceso de selección de la ingeniería, el CEO adjudicó el trabajo a la ingeniería más barata con precios de ingeniero proyectista de 10 €/h.
  2. La ingeniería puso al frente a un becario que se limito a copiar los procesos de la fábrica antigua que, aunque tenía tres líneas de producción, solo producía, por que el mercado de la época lo pedía, leche entera.
  3. En la fase de concurso para la ejecución de las obras, algunas empresa especialistas se dieron cuenta de que, aunque había tres líneas de producción, la línea de envasado era única y se mezclaban las producciones de las tres líneas de forma indiscriminada. Sus ofertas eran, desde luego, de las de mayor presupuesto.
  4. El CEO decidió adjudicar la ejecución de la fábrica a la oferta más barata que cumplía con el proyecto básico diseñado.
  5. Durante la ejecución, el futuro Jefe de Planta señalo que el mercado demandaba tres tipos de leche (entera (25 %), semidesnatada (45 %) y desnatada 30 %) y que había que cambiar la línea de envaso de una a tres. El CEO decidió que el sobrecoste no era admisible y rechazo esa propuesta.
  6. Durante el primer año, el Jefe de Planta decidió, ya que no podía fabricar y envasar a la vez, los tres tipos de leche, centrarse en el mercado y produjo la cantidad que el mercado era capaz de absorber de la leche semidesnatada: 1.800.000 litros.
  7. Durante el segundo año, el nuevo Jefe de Planta (nombrado por el CEO), ante el riesgo de perder su posición dominante en el sector de leche semidesnatada, se dedicó a producir 3.650.000 litros de dicha leche para no perder cuota de mercado. Como el mercado solo asumió la mitad, el resto, tras estar almacenada en unos nuevos almacenes que se construyeron para la ocasión, fueron destruidas por caducidad.

Conclusión: Se recomienda realizar una nueva inversión y instalar tres líneas de envasado independientes para poder envasar, sin que se mezclen, los tres tipos de leche que la fábrica es capaz de producir.

Firmado: El Auditor.

Una estación depuradora de aguas residuales (EDAR) con fangos activos casi nunca debe de unificar los licores mezclas de sus unidades de fangos activos (balsa-decantador) ni a la salida de las balsas ni en la recirculación externa.

Espero que las ampliaciones de las EDAR de Los Vados y El Copero que se van a ejecutar en los próximos meses, se realizan con criterios de operación del siglo XXI y no con los criterios del siglo pasado, tal y como se recoge en sus proyectos básicos.

Comentarios