Aqualia
Connecting Waterpeople

Fangos activos, los procesos perdidos: contacto-estabilización

6
257
  • Fangos activos, procesos perdidos: contacto-estabilización

Sobre el blog

Jorge Chamorro
Ingeniero especialista en tratamiento y depuración de aguas y en desalación.
Minsait
· 257
6

El uso y abuso de la aireación prolongada como proceso de fangos activos que, durante años, ha sido la constante en España, ha llevado al olvido otros procesos de fangos activos que las nuevas circunstancias están haciendo que retornen, dada su idoneidad para la llamada economía circular.

No hay nada mas lejos de la economía circular que la aireación prolongada, máxime cuando, como ocurre en muchas plantas en España, las aguas residuales son regeneradas para su uso posterior. No hay mayor despilfarro que:

  • El consumo de energía eléctrica y reactivos para la reducción de nutrientes para que los usuarios de las aguas regeneradas los añadan antes de su uso.
  • El consumo de energía eléctrica para estabilizar una materia volátil que presenta un alto valor energético: Es como apagar un fuego con gasolina.

Uno de estos procesos es el contacto-estabilización. En ellos, la balsa biológica esta dividida en dos partes. La primera es la zona de contacto, donde el agua residual se mezcla con el fango que se ha estabilizado en la segunda zona.

En la zona de contacto, las sustancias orgánicas se eliminan con el flóculo de forma rápida por adsorción y en función de una mezcla intensa del agua residual y fango estabilizado. En esta de contacto hay una baja biodegradación, se consume menos oxígeno y se acumulan en los fangos más partículas orgánicas sin biodegradar y más bacterias.

En la zona de estabilización se biodegrada la materia orgánica, incluso una parte de la lentamente biodegradable y gran parte de las bacterias.

¿Qué ventajas presenta este proceso frente a un proceso de fangos convencionales de media carga?:

  • El consumo de energía es menor
  • La materia volátil de la purga de fangos es mayor y tiene, por lo tanto, un mayor valor energético.
  •  Ocupa menos espacio

Es cierto que tiene un pequeño inconveniente: es un proceso que hay que controlar adecuadamente. Algo que los actuales jefes de planta son capaces de resolver con relativa facilidad.

Es evidente que si la autorización de vertido (AV) obliga a la reducción de nutrientes, el diseño de la estación depuradora de aguas residuales (EDAR) debe de disponer de un proceso biológico que pueda hacerlo. Pero diseñar una EDAR no es hacer una aireación prolongada que cumple con ese requisito. Diseñar una EDAR es contemplar diferentes escenarios de funcionamiento de los procesos y buscar la máxima económica circular posible en diferentes circunstancias. Es decir, ser capaces de diseñar procesos polivalentes que puedan funcionar para reducir nutrientes (si es necesario para verter) y también para generar la mayor cantidad de energía posible (si hay una reutilización de las aguas regeneradas).

¿Cómo?: Ahí está el reto para los diseñadores. Adoptar, sin más, un volumen de balsa biológica con tiempos de retención hidráulica mayores de 36 horas no es diseño, es una chapuza. Los procesos biológicos son eso, biológicos, no son procesos hidráulicos. 

Comentarios