Aqualia
Connecting Waterpeople

Multa del agua a España: Problema mal planteado

  • Multa agua España: Problema mal planteado

Sobre el blog

Jorge Chamorro
Ingeniero especialista en tratamiento y depuración de aguas y en desalación.
ABB

Son muchos los que me habéis enviado esta noticia publicada por El País: "La mayor multa de la historia de la UE a España sigue creciendo: ya van 53,4 millones por las aguas residuales: La sanción que tiene que afrontar España por la falta de depuración de las aguas residuales en nueve aglomeraciones urbanas —en las que viven más de 350.000 personas— sigue aumentando: asciende ya a 53,4 millones de euros." Es la mayor multa de la Unión Europea a la que ha tenido que hacer frente España desde que ingresó en el club comunitario. Continuará creciendo semestre a semestre mientras no se solucionen los problemas de todas estas zonas denunciadas por Bruselas.

Con este tema, lo mismo que con lo del Mar Menor, la solución se encuentra muy lejos de encontrarse. Es poco probable que los fondos europeos reviertan la situación de anular la multa (algo secundario) y mucho menos que vengan a solucionar el problema de la depuración de las aguas residuales en España, lo realmente preocupante.

¿Cuál es la realidad del problema de la depuración de las aguas residuales en España?

  1. Construir una Estaciones Depuradoras de Aguas Residual (EDAR) no es suficiente para depurar las aguas residuales.
  2. Cualquier inversión que no disponga de recursos económicos posteriores, a través de las tarifas, para su operación y mantenimiento (O&M) es dinero mal invertido y posiblemente despilfarrado.
  3. Todo recurso económico puntual (fondo europeo, presupuestos generales del Estado, etc.) es un parche que puede valer, aunque lo dudo, solo para que no nos multen, pero no para resolver el problema de fondo.
  4. Aún disponiendo de estos fondos europeos o recursos puntuales, hay problemas adicionales tan importantes como las dificultades de las autoridades estatales o comunitarias para gestionar estas inversiones y llevarlas a cabo. Carecen de los recursos humanos y técnicos necesarios. Por no hablar de las trabas, financieras y medioambientales, que sus propios servicios ponen en aras a una legislación tan garantista como inoperante.
  5. Las tarifas del agua no cubren los costes de la depuración. En algunos casos ni siquiera los del suministro de agua potable.
  6. Para las administraciones responsables de la gobernanza del agua (ayuntamientos) disponer de tarifas sostenibles es políticamente inasumible.
  7.  La mayoría de las administraciones responsables de la gobernanza del agua, salvo excepciones, como los núcleos de más de 100.000 habitantes, carecen de la capacitación técnica para realizar esta gobernanza.
  8.  Construir una EDAR flexible y funcional, operarla y mantenerla adecuadamente requiere de unos conocimientos técnicos altamente cualificados que demandan recursos económicos elevados.
  9. Una EDAR es una fábrica de fangos. Producto que debe de controlarse y ser el centro de la O&M.
  10. Solo un control adecuado, a través de auditorías externas, de la O&M asegura una depuración de las aguas residuales.

La solución a este problema empieza con un simple paso: establecer unas tarifas únicas para todo el territorio nacional que cubran los costes de la O&M y la gestión de activos.

El segundo paso es igual de sencillo: La gestión de los recursos económicos generados por las tarifas será llevada a cabo, a partes iguales, entre los tres organismos: Ayuntamientos (para la O&M), Comunidad Autónoma (para (O&M) y gestión de activos) y Estatal (para gestión de activos).

Cuando quieran, los políticos, empezaremos a andar. Mientras, nos seguirán arrastrando a lugares a los que nadie quiere ir, pero a los que vamos, por vergüenza profesional, para minimizar los daños.