Connecting Waterpeople
1 de Febrero en Isle Utilities Webinar Series

Paradigmas obsoletos en la gobernanza del agua

  • Paradigmas obsoletos gobernanza agua

Publicado en:

Portada iAgua Magazine

Sobre el blog

Jorge Chamorro
Ingeniero especialista en tratamiento y depuración de aguas y en desalación.

El Ciclo Integral del Agua (CIA) para el abastecimiento de los núcleos urbanos necesita de una participación activa de muchos actores. La Gobernanza siempre debe de ser pública, y sus actividades principales las podemos definir como:

  • Planificar y construir, a medio y largo plazo, las infraestructuras necesarias para poder disponer del recurso en cualquier escenario actual y futuro.
  • Crear los mecanismos económicos adecuados y generar los recursos financieros necesarios para hacer frente a la ejecución de las infraestructuras proyectadas y a los costes derivados de la gestión del servicio.
  • Controlar la gestión del servicio.

En España, la competencia en materia del CIA está en manos de los ayuntamientos. Su número está en torno a 8.100, de los cuales solo 149 disponen de una población superior a los 50.000 habitantes.

Esta situación, heredada de principios del siglo pasado, donde la única necesidad a satisfacer era suministrar agua en una fuente municipal, sigue vigente en la actualidad.

Desde entonces han ocurrido muchas cosas:

  • La legislación del CIA se ha vuelto muy exigente en cuanto a la calidad de las aguas a suministrar donde se controlan más de cien parámetros.
  • La calidad de las fuentes de agua se ha ido deteriorando.
  • El tratamiento de las aguas brutas para que el suministro cumpla con la legislación vigente requiere de una tecnología compleja y de una alta capacitación técnica.
  • El suministro debe de ser en el domicilio del ciudadano, las veinticuatro horas del día los 365 días al año, lo que obliga a disponer de unas infraestructuras que ocupan grandes superficies y se ven afectadas por numerosos servicios.
  • Es necesario recoger las aguas residuales generadas por la actividad humana mediante otras redes de grandes longitudes y extensión.
  • Es obligatorio depurar las aguas residuales antes de su vertido a los cauces naturales con unos procesos más complejos que los derivados del tratamiento para el abastecimiento. Aquí intervienen tecnologías biológicas que hacen de las Estaciones Depuradoras de Aguas Residuales (EDAR) verdaderas fábricas de biotecnología.

Un factor a tener en cuenta es que el tamaño, que en este caso particular, si importa. Una EDAR grande (>100.000 habitantes) puede depurar sus aguas residuales por un coste entre 0,2-03 €/m3, mientras que una EDAR pequeña (<10.000 habitantes) el coste esta entre 0,8-1,2 €/m3.

Solo los municipios con más de 50.000 habitantes tienen la capacidad económica y tecnológica para poder abordar los costes derivados del CIA

Es evidente que los tiempos han cambiado. Hoy en día, solo los municipios con más de 50.000 habitantes tienen la capacidad económica y tecnológica para poder abordarlos costes derivados del CIA. Es decir, más de 7.900 poblaciones en España son incapaces de abordar los retos de una buena gobernanza. Esta es la realidad en una situación en la que todos los factores tienden a empeorar como consecuencia del cambio climático.

Ahora podemos seguir mirando hacia otro lado o enfrentarnos directamente con el problema.

En la situación actual, en Europa, con una guerra en su territorio, los paradigmas del mercado eléctrico están siendo cuestionados. En especial el que asume que el precio de venta de la electricidad, al consumidor, estuviera fijado por el coste de producción de la fuente más cara.

Mientras, deberíamos de revisar los paradigmas actuales del agua:

  • Los ayuntamientos son las administraciones que tienen las competencias en el CIA.
  • Los ayuntamientos están capacitados para ejercer la competencia en materia de la gobernanza del CIA.
  • El precio del servicio del CIA puede estar por debajo de los costes.
  • Es preferible tratar más agua en las ETAP que reducir las pérdidas en las redes de abastecimiento.
  • Para las redes de saneamiento solo se aplicará la conservación correctiva.
  • Cuanto menos fango produzcan las EDAR mejor.
  • Los recursos económicos obtenidas a través de las tarifas del agua pueden destinarse a otras necesidades municipales.
  • Como el coste del CIA depende del tamaño de la población, es razonable que estas tengan sus propias tarifas.
  • En caso de sequía, el Estado deberá de asumir, temporalmente, las competencias en el CIA.