Connecting Waterpeople
Nuevo Regadío Forum 2024 (17-20 Jun)

Se encuentra usted aquí

Proceso MBBR

Sobre el blog

Jorge Chamorro
Ingeniero especialista en tratamiento y depuración de aguas y en desalación.
  • Proceso MBBR

Hoy voy a hablar de un proceso que, como todos, tiene su campo de aplicación. Lo voy a hacer no desde un punto de vista académico, sino desde mi perspectiva de diseñador y operador.

Pretendo aportar MI punto de vista sobre esta tecnología y por supuesto, estoy a favor de ella en determinadas ocasiones (como todas las tecnologías).

El MBBR (Reactor Biológico en Lecho Movil) es un proceso biológico de biomasa fija sobre un soporte que se caracteriza:

  1. Necesitar un tratamiento primario para eliminar los sólidos decantables.
  2. Por tener toda la biomasa en un soporte móvil en suspensión.
  3. Por necesitar una balsa biológica con menor volumen que un proceso de fangos activos convencional.
  4. Por consumir mayor energía que un proceso de fangos activos convencional.
  5. Por no necesitar recirculación externa de fangos.
  6. Por requerir rejillas a la salida de las balsas para evitar la pérdida del relleno móvil.
  7. Por requerir limpiezas de estas rejillas, generalmente, por aire.
  8. Presenta una pérdida hidráulica debido a las rejillas de salida.
  9. Por requerir velocidades transversales bajas en la balsa biológica para evitar que el relleno se acumule en las zonas de salida hacia el decantador.
  10. Puede trabajar con decantadores lamelares.

Existen numerosos rellenos plásticos con diferentes superficies específicas (600-5.000 m²/m³).

Una obviedad es que cuanto mayor es la superficie específica del relleno, menor es el espesor de la biopelícula y, por consiguiente, menor es la cantidad de microorganismos por metro cuadrado. En mi opinión, no sería recomendable, en aguas residuales urbanas, diseñar con rellenos plásticos con una superficie específica mayor de 1.200 m²/m³

Un carrier o relleno con 800 m²/m³ puede tener una biopelícula de 0,2 mm, lo que significa que tiene 160 kg de biopelícula por m3 de relleno. Un Carrier de 1.200 m²/m³, el espesor de la película es menor, en torno a 0,15 mm, lo que supone una biopelícula de 180 kg por m3 de relleno. Un Carrier de 5.000 m²/m³ el espesor de la película es mucho menor (ya que no tiene mucho espacio para desarrollarse y el espesor de la biopelícula estará en torno a 0,05 mm, lo que supone 250 kg de biopelícula por m3 de relleno. Es decir, el incremento de superficie en el Carrier no se traduce, de forma proporcional, en el incremento de la biopelícula total.

Como todo proceso tiene sus ventajas e inconvenientes, lo que sí se es que su diseño debe de tener en cuenta:

  1. No superar un volumen de relleno sobre el volumen total de las balsas (< 55 %)
  2. No usar rellenos con más de 1.200 m²/m³ de superficie específica para aguas residuales urbanas.
  3. No superar velocidades transversales por encima de 15 m/sg (Incluyendo las recirculaciones internas en caso de procesos de Nitrificación-desnitrificación) para evitar acumulaciones en la parte final de las balsas biológicas por donde pasa al decantador.
  4. Utilizar sistemas de burbuja gruesa fijos o de burbuja fino extraíbles.

Desde el punto de vista operacional presenta dos problemas recurrentes:

  1. Acumulación del relleno en la parte final de las balsas biológicas.
  2. Pérdida relleno por obstrucciones de las rejillas de salida y vertido al cauce receptor del relleno plástico con gran impacto ambiental y estético.

Suscríbete al newsletter

Newsletters temáticos que recibirás

Los datos proporcionados serán tratados por iAgua Conocimiento, SL con la finalidad del envío de emails con información actualizada y ocasionalmente sobre productos y/o servicios de interés. Para ello necesitamos que marques la siguiente casilla para otorgar tu consentimiento. Recuerda que en cualquier momento puedes ejercer tus derechos de acceso, rectificación y eliminación de estos datos. Puedes consultar toda la información adicional y detallada sobre Protección de Datos.