Connecting Waterpeople

Una razón para disponer de un regulador a nivel nacional

224
5
(5)
  • razón disponer regulador nivel nacional

Sobre el blog

Jorge Chamorro
Ingeniero especialista en tratamiento y depuración de aguas y en desalación.

Noticia fechada el 17 de enero de 2018 “La Agencia Vasca del Agua (URA) fija las medidas que tendrá que cumplir Llodio para reducir los vertidos contaminantes hasta disponer de la depuradora de aguas residuales".

La revisión de la autorización del vertido de las aguas residuales de Laudio ha incluido un programa de reducción de la contaminación que obliga al Ayuntamiento a adoptar distintas medidas para garantizar que el vertido se asimile a un vertido urbano; por tanto, reduciendo la carga contaminante actual y garantizando la eliminación de ciertas sustancias en el plazo de 12 meses; así como a conectar los vertidos generados en el municipio a la red de aguas residuales que los derivará a la futura EDAR de Basaurbe. El plazo de vigencia de la nueva autorización y del programa de reducción de la contaminación es de cuatro años.

Laudio no dispone de una estación depuradora de aguas residuales (EDAR) para el tratamiento global adecuado de los vertidos generados en el municipio. Y las aguas residuales que se vierten a la red municipal se vierten directamente al río sin tratamiento alguno (salvo los pretratamientos por parte de titulares privados y algunos públicos).

Esta falta de infraestructuras y de gestión adecuada deficiente gestión del saneamiento se refleja en el persistente mal estado ecológico del Nervión, tal como lo constata de forma recurrente Red de control de las masas de agua de la CAPV.

En este sentido, URA viene instando, por un lado, al Ministerio de Medio Ambiente para que apruebe los proyectos y ejecute las obras de saneamiento pendientes en Aiaraldea –compromisos adquiridos en el acuerdo para la transferencia de la competencia al Gobierno Vasco de 1994-, y por otro, a los ayuntamientos y juntas administrativas de la cuenca del Alto Nervión para que acometan tanto los trabajos necesarios para conectar las aguas residuales a las nuevas infraestructuras, como a establecer mientras tanto los elementos de control y minimización de vertidos”.

Al parecer, el problema lleva pendiente desde el año 1994 y parece que a estas alturas 2018 la EDAR está sin ejecutar.

No quiero entrar en quién es más responsable de esta situación, que acontece desde el año 1994 (hace ahora 24 años), tiempo durante el cual las aguas residuales se han vertido sin depurar.

Si quiero resaltar que:

  1. Si el precio del agua incluyera los costes de inversiones y de O&M, a estas alturas la EDAR hubiera estado en funcionamiento desde principios de siglo
  2. Si existiesen unas tarifas únicas para todo el territorio nacional, se hubiera dispuesto de los recursos económicos para ejecutar estas obras, independientemente del organismo encargado de la misma.
  3. Un regulador a nivel nacional habria evitado que esta situación se repita con tanta frecuencia.

Comentarios

La redacción recomienda