Aqualia
Connecting Waterpeople

La recirculación en los procesos biológicos de las EDAR-PTAR

6
439
  • recirculación procesos biológicos EDAR-PTAR

Sobre el blog

Jorge Chamorro
Ingeniero especialista en tratamiento y depuración de aguas y en desalación.
Minsait
Global Omnium
· 439
6

De la importancia de la recirculación en los procesos biológicos para la depuración de las aguas residuales nos hablan, continuamente, los fangos activos, con y sin reducción de nutrientes.

Supongo que ninguna administración, y mucho menos, ningún profesional competente, diseñaría un proceso de fangos activos sin la recirculación externa. La misma es responsable de disponer de suficiente biomasa en el reactor biológico para abatir la carga orgánica.

En los procesos de reducción de nutrientes, obviar la recirculación interna, responsable, de la desnitrificación, no solo sería un error de diseño, sino una carga económica continua para la operación de la Estación Depuradora de Aguas Residuales (EDAR).

Pues bien, algo tan evidente en los lodos activos se ignora, sistemáticamente, en los procesos de biomasa fija: lechos bacterianos y biodiscos.

Numerosos diseños de estos procesos carecen de la recirculación externa de agua. Esta recirculación es muy importante en el correcto funcionamiento del proceso biológico con biopelícula. Sin ella, el proceso no solo está incompleto, sino que merma al operador de una de las herramientas más potentes para lograr las máximas prestaciones de estos procesos.

En el caso de los lechos bacterianos, la recirculación externa (de agua decantada, no de lodos) tiene los siguientes objetivos, por orden de importancia:

  • Permite el funcionamiento en serie de los lechos y optimiza el rendimiento global del proceso.
  • Mantiene la alimentación uniforme en toda la superficie del lecho y logra que toda la superficie específica contribuya a la depuración de las aguas residuales.
  • Mantiene húmeda y activa la biopelícula cuando el caudal de entrada a la EDAR, horas nocturnas, es muy bajo o nulo. De esta forma, cuando llegue la punta de carga contaminante, la biopelícula estará en las mejores condiciones para abatir la carga contaminante.

Dotar a los brazos repartidores de un motor, para hacerlos girar, solo contribuyen, parcialmente, al segundo punto.

En el caso de los biodiscos, su propia concepción hace que la biopelícula se mantenga húmeda y activa. Pero la recirculación externa es una garantía de un diseño funcional, flexible y fiable.

En uno de los proyectos universitarios que tutelo, un alumno me presentó el siguientes esquema de una EDAR con biodiscos. Al hacerle ver lo inapropiado del diseño, su cara fue un poema. Había visitado varias EDAR con estos procesos y la mayoría presentaban la configuración que había adoptado.

Cuando le inquirí si había hablado con los Jefes de Planta, y su opinión sobre los biodiscos me contestó que la mayoría no estaban muy contentos con este proceso ya que era poco flexible y fiable.

Y entonces, aproveché para lograr que obtuviera el mejor aprendizaje posible en el diseño de procesos de biomasa fija.

En primer lugar, le falta la recirculación externa impide dos cosas muy importantes para el funcionamiento del proceso biológico:

  • El funcionamiento en serie de los biodiscos.
  • Controlar la carga contaminante de alimentación a cada biodisco.

En segundo lugar, debería de haber un decantador por cada biodisco, de tal forma que cada biodisco alimentara a su decantador. De esta forma, se podría funcionar en serie.

Y por último, y no menos importante, se debería de haber independizado la salida de cada biodisco a su decantador.

En resumen, el diseño que proponía era deficiente, poco flexible y con una capacidad de respuesta, frente a las diferentes cargas contaminantes a la que se va a ver sometida la EDAR en sus 25 años de vida, limitada.

No me extraña que los operadores no estuvieran contentos con estas plantas. Pero el problema no era la tecnología, sino su mal diseño.

Para rematar, un secado solar reduciría la huella de CO2 de la planta y los costes de operación. Pero eso es mucho pedir.

Redacción iAgua

La redacción recomienda