Vaya herror

240
0

Sobre el blog

Jorge Chamorro
Ingeniero especialista en tratamiento y depuración de aguas y en desalación.
240
  • Vaya herror

Ya lo sé, error se escribe sin hache.

Pero, con esta falta de ortografía tan estruendosa, quiero que experimentéis como me siento cada vez que veo determinados diseños de procesos biológicos con fangos activos.

Ya lo he comentado en anteriores blogs, pero como sigo viendo que, en los últimos diseños a los que he tenido acceso, siguen presentando serias deficiencias que merman la capacidad de operación a los futuros gestores. Así que: Permíteme que insista.

Es un mal mundial, porque he visto diseños de alemanes, holandeses, americanos, etc. y presentan el mismo error.

O, con el paso de los años me estoy volviendo más intransigente, o, lo que no sé que es peor, los diseñadores de depuradoras les importa muy poco el funcionamiento correcto de los procesos biológicos que diseñan.

Voy a ver si soy capaz de explicar por qué un proceso de fangos activos debe de diseñarse para funcionar como unidades independientes.

Primero, porque es un proceso biológico y si disponemos varias unidades lo hacemos para que funcionen de forma BIOLÓGICAMENTE independiente. Esto significa que no podemos mezclar los licores mixtos a la salida de las balsas ni debemos de mezclar las recirculaciones externas (y mucho menos las internas, que también las he visto mezcladas y muy recientemente en un diseño hecho por alemanes).

Segundo, porque en caso de problemas en los fangos activos (bulking, etc.), la capacidad de respuesta del tratamiento biológico se verá dilatada en el tiempo. Con unidades independientes se pueden probar, a la vez, diferentes configuraciones (edad del fango, oxígeno disuelto, relación anóxica/óxica, porcentaje de recirculaciones, etc.) y determinar cuál es la mejor para restituir la eficacia del proceso. Es obvio que cuantas más unidades independientes disponga el proceso biológico menor será el tiempo de respuesta (con dos se reduce al 50 % con tres el 33 % y con cuatro el 25 %).

Tercero, frente a vertidos indeterminados, podemos proteger, mediante su aislamiento, una de las unidades (balsa-decantador) para que, en el caso de que el vertido dañe severamente a los microrganismos, disponer de una unidad totalmente operativa en cuanto pase el fenónemo causante.

Cuarto, todas las depuradoras suelen sufrir, a lo largo de su vida útil de 25 años, cambios en la composición de las aguas residuales (caudales y cargas contaminantes), lo que obliga, periódicamente a configurar todos los procesos, incluidos los biológicos. Con unidades independientes se reducen los tiempos de aprendizaje y, por consiguiente, el tiempo que estamos vertiendo agua sin depurar adecuadamente.

Hay muchas más razones, pero el compendio de todas es esta: una estación depuradora de aguas residuales (EDAR) es una fábrica (produce biosólidos) y, por lo tanto debe de ser lo más flexible posible. ¿Os imagináis una fábrica de leche donde produzcan solo leche entera, o solamente desnatada o solamente semidesnatada? ¿Cuánto creéis que duraría abierta?

Si, ya sé que, aparentemente, desde el punto de vista hidráulico, la mejor solución es juntar la salida de las balsas biológicas y luego repartir a los decantadores, pero:

  • 1) No estamos diseñando un proceso hidráulico, sino una proceso biológico
  • 2) Hidráulicamente, las pérdidas de carga, por la necesidad de instalar vertedero de reparto a los decantadores, son mayores.
  • 3) El consumo energético es mayor y va contra las últimas(???) tendencias de hacer las EDAR autosuficientes.

No hay excusa, diseñar procesos biológicos no independientes es un error, para mí, mayor que equivocarse en el volumen del reactor biológico.

Comentarios

La redacción recomienda

18 de Diciembre, 2017
EDAR-PTAR: Problemas hidráulicos I
11 de Diciembre, 2017

Errores más comunes en el diseño de una EDAR, por Jorge Chamorro - MasterClass ingenio.xyz