Venenos silenciosos

1.391
4
(2)

Sobre el blog

Jorge Chamorro
Ingeniero especialista en tratamiento y depuración de aguas y en desalación.
  • Venenos silenciosos

Así titulaba, en el dominical de El Pais del 11-06-2017, un artículo donde se hablaba de numerosos agentes químicos, medicamentos y drogas que acaban en nuestro organismo sin que nosotros lo sepamos y, lo que es más preocupante, sin que lo podamos controlar.

La mayoría de estos agentes llevan a nuestro organismo, de una u otra forma, a través del agua que de forma directa ingerimos o a través de los alimentos que entran en contacto con ella.

Voy a resaltar un párrafo revelador: “La situación es muy seria. Estamos expuestos a sustancias capaces de alterar nuestro sistema hormonal y causarnos problemas de salud de efectos irreversibles. Las investigaciones están haciendo temblar las bases de la toxicología reguladora, y aunque los lobbies industriales se están movilizando con el mensaje de que no pasa nada, hay una brecha entre la ciencia clínica y las reglamentaciones”.

Es curioso, la opinión pública cree que con reglamentar el tema el problema ya se ha solucionado.

Mi experiencia me dicta que reglamentar es la parte fácil de la solución del problema. La parte difícil se encuentra en controlar lo que se ha reglamentado.

Voy a poner un ejemplo actual: En España el control del buen funcionamiento de una estación depuradora de aguas residuales (EDAR) se basa en un número de controles analíticos puntuales del agua depurada. La EDAR más grande de España se le controla con veinticuatro muestras al año. El resto entre doce y cuatro.

Es obvio que, tanto la reglamentación como el control es manifiestamente mejorable.

Partiendo del hecho de que una EDAR es una fábrica de biosólidos, además de controlar la calidad del vertido, se debería de:

  • Dejar de topar el canon de vertido. Para que sea mas caro no depurar que depurar
  • Aplicar un coeficiente corrector, al canon de vertido, proporcional a la diferencia de los biosólidos teóricos y los realmente producidos.

Se nos pide que sumemos, peros si lo hacemos mal, nos penalizan muy poco. Como se penaliza tan bajo, los recursos económicos que nos da la sociedad, cada cuatro años, se reducen sin complejos (no importa el resultado de la suma).

El artículo terminaba así: “Los expertos piden que se instalen filtros en las depuradoras para impedir que los nuevos tóxicos sintéticos pasen al ciclo del agua”

No hemos sido capaces, en España, de controlar adecuadamente la reducción de la DBO5 y los SS de las aguas residuales y quieren que nos ocupemos de los contaminantes emergentes.

No se preocupan por que sumemos correctamente (a pesar de que sabemos hacerlo muy bien) y quieren que hagamos integrales. Que, por cierto, también sabemos hacer muy bien. Eso sí, si tenemos medios adecuados, especialmente económicos.

Comentarios