Una prioridad: El uso sostenible de aguas residuales tratadas

50
0
(0)
  • prioridad: uso sostenible aguas residuales tratadas

Sobre el blog

Jorge Tarchitzky
Presidente del ISO/TC 282/SC 1.

Publicado en:

Portada iAgua Magazine

La combinación de la grave escasez de agua a nivel global y local, también en países tradicionalmente ricos en fuentes naturales de agua, junto con la contaminación de los recursos hídricos, zonas urbanas densamente pobladas y la agricultura intensiva bajo riego, hacen esencial que los países emplacen la utilización de aguas residuales tratadas (ART) en el tope de su lista de prioridades hídricas, conjuntamente con el desarrollo de nuevas fuentes naturales, un aumento en la eficiencia del uso y la desalación.

En un gran número de los países la agricultura consume el 70-90% del total de agua utilizada, convirtiendo al riego en el principal consumidor potencial de las ART.

En el uso de las ART se debe prestar especial atención a factores de salud (evitar la transmisión de enfermedades), a posibles problemas ambientales y agrícolas. Las ART contienen patógenos, altas concentraciones de sólidos suspendidos y disueltos orgánicos e inorgánicos (por ejemplo, cloruro, sodio, boro, metales pesados y nutrientes) de acuerdo con el origen y grado de tratamiento. La calidad es uno de los principales factores que limitan la utilización de las ART.

El rápido desarrollo a nivel global del uso de las ART priorizó el desarrollo de estándares internacionales y nacionales que apoyen proyectos de reutilización, dando directrices explícitas para lograr un uso sostenible y positivo de estas aguas sin efectos negativos sobre la salud, el medio ambiente, los suelos y los cultivos.

La serie ISO 16075 (Directrices para el uso de aguas residuales tratadas para proyectos de riego) recientemente publicada contiene una guía para el desarrollo y ejecución de proyectos de aguas residuales tratadas, incluyendo el diseño, los materiales, la construcción y el rendimiento, y cubre una amplia gama de temas, incluyendo la calidad del agua, tipos de cultivos que pueden ser regados, los riesgos asociados y los componentes principales, tales como redes de tuberías y embalses.

En el uso de las ART se debe prestar especial atención a factores de salud (evitar la transmisión de enfermedades), a posibles problemas ambientales y agrícolas

La serie incluye:

  • ISO 16075-1: 2015 - Parte 1: La base de un proyecto de reutilización para el riego, que contiene directrices para todos los elementos de un proyecto de uso de aguas residuales tratadas para el riego;
  • ISO 16075-2: 2015 - Parte 2: El desarrollo del proyecto, que abarca cuestiones tales como los criterios para el diseño y especificaciones para la calidad;
  • ISO 16075-3: 2015 - Parte 3: Componentes de un proyecto de reutilización para el riego.
  • ISO 16075-4: 2015 - Parte 4: Monitoreo (está en proceso de publicación).

Esta Guía fue desarrollada en el comité de ISO TC-282 que es liderado por el Instituto de Estándares de Israel en el marco del programa Israel New-Tech.

Israel representa un tipo de laboratorio intensivo del uso de las ART para riego. Más del 40% del agua utilizada para riego son ART, regando casi todo tipo de cultivo agrícola. Esto se hace bajo una regulación y un control estrictos.

El éxito en el uso de las ART se puede asignar a una mejora constante de la calidad de las ART. Esta mejora puede ocurrir (dependiendo del parámetro) en diferentes etapas del ciclo del agua: desde la provisión para uso doméstico, agrícola e industrial (que se convertirán en aguas residuales), disminuyendo contaminantes difusos o localizados agregados durante el uso, hasta el tratamiento en las plantas de tratamiento de aguas residuales y posteriormente en los reservorios. Es por esto que en Israel se han, cambiado estándares y aprobado regulaciones especiales que mejoraron la calidad de las ART. Algunos ejemplos de esto son:

  • En el agua de mar desalinizada (70% del consumo doméstico) se ha reducido el sodio (30 ppm), el cloruro (30 ppm) y el boro (0.4 ppm) lo cual es la base de ART con baja concentración de sales.
  • Remodelación de las plantas de tratamiento para producir ART de nivel terciario.
  • Establecimiento de un nuevo estándar de jabones y detergentes con concentración reducida de boro.
  • Nuevas regulaciones para controlar la descarga de contaminantes en las aguas residuales industriales.

Comentarios