Aqualia
Connecting Waterpeople

La planeación en el sector hídrico y la participación social

Sobre el blog

José Antonio Rodríguez Tirado
Experto en el Sector Hídrico, con más de 37 años de experiencia. He creado e implementado diversos proyectos y programas exitosos de muy diversa índole, en los que se han alcanzado y superado las metas previstas y que se han convertido en referencia.
ABB
  • planeación sector hídrico y participación social

La planeación es el punto de partida de cualquier actividad o proyecto a exitoso; es un proceso dinámico y flexible, que evoluciona hasta conseguir los objetivos y resultados que esperamos.

La planeación es celosa porque no acepta mentiras, caprichos o acciones apresuradas.

Las personas y los países que tienen un mejor nivel de desarrollo han implantado sólidos procesos de planeación definiendo con claridad sus objetivos y cómo cumplirlos; los principios con que se regirán y la forma cómo medirán sus resultados.

Analizan continuamente sus avances; saben que la planeación les da tranquilidad y les permite optimizar su tiempo, recursos y costos.

En el manejo y preservación del agua en México la planeación adquiere también gran importancia dado lo delicado de la situación actual.

  • De las 731 cuencas del país (los espacios geográficos donde el agua de lluvia se precipita y escurre para formar ríos, lagos y manantiales o bien se infiltra al subsuelo) 132 presentan problemas de contaminación.
  • De los 653 acuíferos (los espacios naturales subterráneos donde se almacena el agua y que se han formado a través de diversos siglos), en 105 la extracción es mayor a la recarga.
  • Uno de cada tres habitantes en el medio urbano no recibe los servicios de agua potable y saneamiento de manera diaria y dos de cada tres en el medio rural padecen de esta situación, lo que repercute directamente en su salud y calidad de vida.

Para que la Planeación sea exitosa debemos incorporar en ella la Participación Social.

Pero: ¿qué es la Participación Social?

En nuestro caso, corresponde al involucramiento activo e informado de los habitantes y de los diferentes sectores en la definición de los objetivos y metas a lograr, así como de las acciones a implementar para lograr una calidad de vida cada vez mejor a través de:

  • La conservación de los ríos, lagos, manantiales, acuíferos y el entorno natural.
  • El suministro de servicios confiables y adecuados de agua potable y saneamiento.
  • La utilización eficiente del agua que requieren los diferentes sectores.
  • El adecuado control y aprovechamiento del agua de lluvia,

La importancia de la Planeación en el Sector Hídrico y la Participación Social se analizó en una de las sesiones del Foro del Agua 2021 que organizó el Comité del Agua del Colegio de Ingenieros Civiles de México.

En dicha sesión participaron el Ingeniero Raúl Mejía Vázquez, los Maestros José Antonio Rodríguez Tirado, Ricardo Sandoval Minero, Jaime de la Mora Gómez, Rodolfo Salvador Delgadillo y David Eduardo Guevara Polo, así como el Doctor Rafael Val Segura.

Dentro de los planteamientos que se formularon se encuentran los siguientes:

Tener claridad de miras. La planeación apoyada en la Participación Social deberá permitirnos precisar los objetivos a alcanzar y por qué deseamos que sean una realidad, las metas que lograremos, las estrategias que seguiremos y las acciones que llevaremos a cabo, considerando que cada región del país requiere de soluciones específicas..

Lograr que los temas del agua formen parte del conocimiento común; es fundamental que los aspectos asociados al manejo y preservación del agua y al suministro de los servicios sean ampliamente conocidos por los habitantes y los sectores.

Implementar la planeación participativa, con el fin de involucrar a los habitantes y los sectores de manera activa, ordenada e informada para que se puedan tomar decisiones sobre una base sólida y real; además, al aprovechar sus enfoques y vivencias se precisarán soluciones realmente viables. Es necesario que también se asegure la participación de las voces que garanticen la preservación y resurgimiento del medio ambiente y del entorno natural.

Dar especial atención e involucrar a las jóvenes, las mujeres y las personas en situación de vulnerabilidad, para considerar desde un inicio los proyectos y acciones que garanticen las condiciones específicas que requieren en términos de seguridad, privacidad e higiene, incluyendo a nuestras niñas.

Planeación incluyente en la que se involucre a las instancias y empresas que proporcionan servicios en la ciudad para crear sinergias que permitan maximizar los resultados, así como asegurar la participación de los actores relevantes, incluyendo a los Gobernadores, Legisladores, Presidentes Municipales y a aquellos Funcionarios que administran la Cuenta Pública, lo que permitirá que dimensionen la importancia del manejo y preservación del agua y los servicios que de ella se derivan. Recordemos que en la propia Ley de Aguas Nacionales se establece que la Preservación del Agua en un Asunto de Seguridad Nacional.

Contar con instituciones sólidas y debidamente coordinadas, que garanticen un empleo eficiente de los recursos, una clara rendición de cuentas y congruencia en su actuar; es urgente fortalecer técnica y económicamente a la Comisión Nacional del Agua, a las Comisiones Estatales de Agua y a los Organismos Operadores de Agua, aprovechando el conocimiento y experiencia acumulados en administraciones anteriores.

Priorizar los objetivos acordados, buscando siempre el bienestar social, el desarrollo económico y la preservación del medio ambiente y el entorno natural. La Participación Social permitirá que los habitantes reconozcan que las fuentes de abastecimiento de agua y la infraestructura forman parte de un patrimonio muy valioso que se debe conservar para garantizar la continuidad del ciclo de la vida.

Cuantificar los recursos requeridos, definir responsabilidades y afrontar los posibles riesgos. Es necesario precisar y dar a conocer los recursos humanos, técnicos y económicos requeridos, las fuentes de financiamiento a aplicar y los esquemas de capacitación a implementar, así como quién y cómo realizará cada acción. Se deberán incluir las acciones que permitan mitigar los efectos derivados del cambio climático, que en nuestro caso han ocasionado tanto sequías más severas como lluvias más intensas.

Continuidad en la ejecución, mediante la aplicación de los incentivos y ordenamientos legales que propicien la realización de las acciones acordadas. Es importante aprovechar las Redes Sociales para mantener una comunicación oportuna con los diferentes actores. De manera similar, se requiere la participación de los medios de comunicación para que informen los avances logrados y los retos por resolver.

Finalmente, es importante señalar que en su sentido más puro la Participación Social se fomenta desde la niñez a través de las acciones que realizamos los adultos, por ejemplo, al usar de manera eficiente el agua y al efectuar el pago oportuno de los servicios de agua potable y saneamiento.

Trabajando juntos lograremos grandes resultados.