¿Cómo detener las inundaciones?

881
1
  • ¿Cómo detener inundaciones?

Sobre el blog

José Diego García Núñez
Estudio de ingeniería y consultoría. Preparamos documentación técnica para licitaciones de obra civil y edificación. Elaboración de proyectos, cálculos y presupuestos.

Una parte de Reino Unido, este pasado mes de Diciembre de 2015, de nuevo sufrió unas graves inundaciones después de una intensa tormenta de invierno. Por ello, nos hacemos la pregunta de cómo podríamos detener las inundaciones.

Éstos son algunos de los principales métodos y principios que se utilizan en Reino Unido.

Barreras contra las inundaciones

En los últimos años, la Agencia de Medio Ambiente ha utilizado una serie de barreras temporales o “desmontables” contra las inundaciones para proporcionar protección adicional para áreas propensas a las inundaciones.

Las barreras metálicas seccionales son relativamente baratas y se pueden colocar de varias formas y se eliminan por completo cuando bajan las aguas.

Las barreras de trama consisten en marcos rígidos que tienen una membrana impermeable y utilizan el peso de la propia agua de la inundación para mantener la barrera en su lugar.

Las barreras temporales también se pueden añadir a las defensas contra las inundaciones permanentes, tales como muros de contención, aumentando el nivel de protección.

Gestión de las inundaciones de forma natural

La gestión de inundaciones de forma natural ofrece un enfoque sostenible para la gestión de las inundaciones y está destinado a complementar las técnicas tradicionales de ingeniería “dura”, como el muro de contención y muros de hormigón.

Estos esquemas se basan en una combinación de intervenciones a pequeña escala con el objetivo de reducir la velocidad del flujo de agua que converge antes de que llegue a los ríos más grandes.

Las características naturales de defensa contra inundaciones incluyen pequeñas barreras en zanjas y campos, o cortes en terraplenes, los cuales desvían el agua a campo abierto.

Dejando que se formen embalses fuera del canal principal del río, hace que se retire el agua temporalmente del flujo principal y así se reduce el poder de las aguas de la inundación.

Los árboles también pueden contribuir a la defensa contra las inundaciones. Al plantar más árboles éstos atraparían las precipitaciones y ayudarían a eliminar el agua del suelo – la Agencia de Medio Ambiente señaló que las áreas grandes deberían ser reforestadas para que se apreciara una gran diferencia del estado actual al posterior.

Los árboles talados también se podrían colocar en las zonas boscosas y así ayudarían a empujar las aguas de los bosques de los alrededores a los arroyos, tales esquemas necesitan de una gran planificación y una gestión muy cuidadosa.

¿Por qué estamos viendo tantas inundaciones?

La forma en que estamos transformando el entorno en el que vivimos, es lo que nos está haciendo exponernos a estos riesgos.

Drenaje sostenible

El drenaje sostenible es el concepto que se aplica a menudo a los pueblos y ciudades que son especialmente propensos a las inundaciones después de una lluvia repentina muy pesada.

En las zonas urbanas, las grandes superficies de hormigón y asfalto, así como los techos de los edificios, son impermeables al agua. La lluvia se canaliza directamente a los sistemas de drenaje que se pueden colapsar rápidamente.

En el Reino Unido, la Ley de Inundaciones del año 2010 obliga a los constructores a adaptar sus construcciones para que el agua de los techos y caminos se filtre a tierra abierta en vez de precipitarse en el sistema de agua.

Las directrices de drenaje sostenible sugieren que las superficies impermeables deben sustituirse por material permeable, permitiendo que el agua de lluvia se drene en el suelo – un proceso conocido como infiltración.

Grandes “cuencas de contención” también pueden ser construidas para recoger el agua de lluvia y almacenarla.

Dragado

Los agricultores de Somerset reclamaron que la falta del dragado del río agravó el impacto de la inundación que afectó a la región en enero de 2014.

Pero la cuestión de si se deben dragar los ríos o no, no está clara.

La Agencia de Medio Ambiente dice que mientras que el dragado puede mejorar el drenaje de la tierra en general, no se puede evitar que los ríos se desborden, debido a los enormes volúmenes de agua que caen durante las grandes inundaciones.

El objetivo básico del dragado es quitar un material sedimentario hecho de fina arena, arcilla y partículas de pequeño tamaño de la roca, del lecho del río, por lo tanto aumentando su capacidad para llevar el agua corriente abajo.

El proceso implica generalmente una excavadora, o bomba de vacío, montada sobre una barcaza o en la orilla del río, para eliminar sedimentos del río.

El proceso es costoso, a veces perjudicial para el medio ambiente, y puede debilitar las orillas de los ríos, así como las bases de puentes y presas, dice la Agencia de Medio Ambiente.

Después de una gran inundación, grandes volúmenes de sedimentos pueden acumularse en las áreas de flujo de los ríos y pueden volver a necesitar ser dragados.

Otros ejemplo de ciudades que utilizan métodos de contenicón

  • Nueva Orleans se blindó con un dique de 215 kilómetros

Después del desastre del Katrina en Nueva Orleans, la ciudad que quedó sepultada bajo las aguas construyó un dique de 215 kilómetros de largo que la protege de una riada similar. La obra es una fortaleza de cemento en toda regla -con unos muros de casi 30 metros de ancho y casi 17 de alto- que ha costado 14.500 millones de dólares y que solo puede abarcarse desde el aire.

La cadena de presas, muros y bombas hidráulicas que forma el dique Seabrook se extiende a lo largo del canal que une el lago Pontchartrain, cuyas aguas anegaron Nueva Orleans a principios de septiembre de 2005, y el río Misisipi. La obra cuenta con dos compuertas levadizas de 220 toneladas cada una para permitir el paso a la navegación y contener un posible desbordamiento del lago.

El dique no es la única barrera que se ha erigido para blindar a Nueva Orleans de las consecuencias de un nuevo Katrina. A 20 kilómetros al este de la ciudad se ha elevado otra presa denominada, La Gran Muralla, para contener el agua del lago Borgne. En la parte opuesta, se ha construido la mayor central hidráulica del mundo, un complejo que ha costado mil millones de dólares. Pero por muchos muros con las que se parapete Nueva Orleans, los miembros de la junta encargada de supervisar las obras de contención de Nueva Orleans, alertan de que mientras no se reconstruyan los kilómetros de costa que quedaron asolados por el huracán y se restauren los humedales, que ofrecen una barrera natural contra la fuerza de las tormentas, la ciudad no estará a salvo de un nuevo Katrina. 

  • Holanda, la lucha contra el mar

A lo largo de los siglos Holanda ha sabido defenderse en la lucha contra la naturaleza, a pesar de las dificultades el país ha avanzado gracias a la inventiva y tenacidad de su gente: construyendo diques, convirtiendo las vegas y marismas en unas de las tierras más fértiles del mundo.

Entre los grandes logros de Holanda esta la barrera “Eastern Scheldt Barrier”, una fortaleza de cemento y acero de 3 kms de largo. La barrera permanece medio abierta y el mar pasa por debajo durante el buen tiempo, pero cuando empeora 62 compuertas de tubos de acero se sumergen en agua sellando la zona en aproximadamente una hora, esta barrera protege la zona del suroeste de Holanda comprendida entre la provincia de Zeelanda y el mar del norte, se necesitaron 250 ingenieros para construirla.

Fuentes

Comentarios