Redacción iAgua
Connecting Waterpeople
Almar Water Solutions
Vector Energy
Minsait
Agencia Vasca del Agua
Fundación Biodiversidad
ICEX España Exportación e Inversiones
Barmatec
Laboratorios Tecnológicos de Levante
Centro Nacional de Tecnología de Regadíos (CENTER)
IAPsolutions
MOLEAER
EPG Salinas
DATAKORUM
ACCIONA
s::can Iberia Sistemas de Medición
Red Control
GS Inima Environment
Aganova
IRTA
LACROIX
TecnoConverting
Hach
FENACORE
J. Huesa Water Technology
AGS Water Solutions
Rädlinger primus line GmbH
Global Omnium
Lama Sistemas de Filtrado
FLOVAC
TEDAGUA
Innovyze, an Autodesk company
Baseform
Asociación de Ciencias Ambientales
Molecor
Amiblu
SCRATS
ONGAWA
RENOLIT ALKORPLAN
ADECAGUA
Confederación Hidrográfica del Segura
Aqualia
AMPHOS 21
Hidroglobal
ADASA
Ministerio para la Transición Ecológica y el Reto Demográfico
AECID
Cajamar Innova
Filtralite
Schneider Electric
KISTERS
Saint Gobain PAM
ISMedioambiente
CAF
ESAMUR
Sacyr Agua
Kamstrup
Grupo Mejoras
Consorcio de Aguas Bilbao Bizkaia
Likitech
HRS Heat Exchangers
Hidroconta
Ingeteam
Xylem Water Solutions España
Fundación Botín
Sivortex Sistemes Integrals
Fundación CONAMA
Catalan Water Partnership
TRANSWATER
Idrica

Se encuentra usted aquí

Las depuradoras urbanas no son responsables de los problemas del Mar Menor

Sobre el blog

José Luis Hervás Martín
Ha sido director general, consejero delegado y presidente de empresas de agua. Exprofesor de la Universidad de Alicante. Autor del libro: "UNA VISIÓN GLOBAL DEL AGUA, explicada para todos" publicado en la editorial DIEGO MARÍN.
  • depuradoras urbanas no son responsables problemas Mar Menor
    Mar Menor.
    Pablo González-Cebrián/Fotos iAgua.

No pueden serlo porque son incompatibles los hechos acaecidos y los efectos observados.

Hay que conocer previamente los siguientes hechos:

  1. Desde los años 60 hasta 1979: el nivel del agua del acuífero estaba por debajo de la cota del nivel del mar, debido a las extracciones de agua mediante sondeos. No podía entrar agua desde el acuífero a la laguna.
  2. Desde 1979 hasta principios de los 90 del siglo pasado: la llegada de aguas del trasvase Tajo-Segura se aplican al riego del Campo de Cartagena y, por tanto, al área de alimentación del acuífero. Durante este período el nivel del agua asciende poco a poco hasta estar a punto de recuperar el nivel del mar. Tampoco entra agua del acuífero al mar.
  3. Desde principios de los 90, el agua del acuífero empieza a drenar hacia la laguna. Sí que entra ya agua del acuífero al Mar Menor. Empiezan los problemas.
  4. Durante la década de los 90 y principios del 2000 se ponen en marcha todas las depuradoras urbanas de la costa del Mar Menor, por lo que descienden un 95% los vertidos de materia orgánica al Mar Menor, en relación a todos los años anteriores.

Los procesos de eutrofización del agua de la laguna se pusieron de manifiesto, como “sopa verde” a partir de finales del 2015. Antes de esta fecha, ya empezaron a observarse señales de que el agua de la misma ofrecía un contenido de alimento suficiente como para que decenas de millones de medusas inundaran la laguna en su busca. Estaba producido por los nitratos de procedencia agrícola del agua del acuífero.

La eutrofización solo ha ocurrido cuando el nivel del acuífero está alto, cuando drena agua al Mar Menor

Todo empezó en los primeros años de los 90 cuando el nivel del agua del acuífero había ascendido hasta superar la cota del nivel del mar, por lo que, primero de forma subterránea, e inmediatamente también de manera superficial, el agua del acuífero que linda y alimenta a la laguna inició su entrada a esta. Desde entonces, hasta el momento actual, la más importante entrada de agua a la laguna procede del acuífero, como consecuencia de que su contenido es acorde con la utilización de abonos nitrogenados y fosfatados, así como con los desechos de purines por la existencia de granjas de animales, con casi 900.000 cabezas de ganado, que viven encima del área de alimentación del acuífero. A esto se deben sumar vertidos sin depurar en la citada área, así como los lixiviados de los restos mineros cercanos a la cuenca del Mar Menor.

¿Por qué había ascendido el nivel del agua del acuífero?

Porque previamente, desde los años 60 del siglo pasado, debido a la explotación de sondeos realizados en el acuífero, los niveles habían descendido más de 30 metros, lo cual hacía imposible la comunicación del acuífero con la del Mar Menor.

¿Cuál es la causa de que ascendiera de nuevo?

La llegada del agua del trasvase en 1979. El riego continuado inundaba los cultivos situados encima del área de alimentación. El agua no tomada por las plantas y por los árboles se infiltraba inmediatamente en el acuífero. Además, ya no se explotaban los sondeos preexistentes. El agua subterránea ascendió a la superficie, por lo que inició el drenaje hacia la laguna en cuanto su nivel fue superior al de esta. Este hecho sucedió ya a partir de los 90.

¿Por qué no pueden ser las depuradoras de agua residual de la costa del Mar Menor, las responsables de la entrada de nitratos y fosfatos?

La eutrofización solo ha ocurrido cuando el nivel del acuífero está alto, cuando drena agua al Mar Menor. Nunca ha ocurrido con un nivel bajo del agua del acuífero.

Cuando el nivel del agua estaba bajo, desde los años 60 hasta principios de los 90, que vuelve a estar alto, las depuradoras no existían, ya que no estaban construidas. Así que sus vertidos, similares en volumen a los actuales, estaban 20 veces más cargados en materia orgánica que lo están desde que se construyeron las depuradoras. (Una depuradora biológica elimina el 95% de la materia orgánica que le llega) Por tanto, al Mar Menor llegaban por los colectores cientos y miles de toneladas de todo lo que pueda haber en las alcantarillas procedentes de las viviendas y de las industrias.

Dado que el nivel del agua del acuífero estaba bajo, no llegaba ni una gota de agua, ni un gramo de nitratos y fosfatos procedente de los regadíos

Sin embargo, dado que el nivel del agua del acuífero estaba bajo, no llegaba ni una gota de agua, ni un gramo de nitratos y fosfatos procedente de los regadíos. El uso de estos había aumentado de manera muy importante gracias al trasvase, pero los excedentes de agua del regadío se infiltraban en el terreno, alimentaban al acuífero, el nivel del agua de este ascendía, pero aún no lo suficiente, por lo que no llegaba agua a la laguna.

Insisto, solo empieza a llegar esta cuando el nivel del agua del acuífero se recupera totalmente. Y aquí empieza el problema.

La pregunta que desmonta esta teoría es ¿cuándo no existían depuradoras y los vertidos sin depurar iban directamente a la laguna, por qué no se producían procesos de eutrofización?

Aún no he escuchado ninguna respuesta a ello.

Cuando se dice que las aguas del acuífero llevan pocos fosfatos y que las depuradoras sí que llevan una gran cantidad, ¿ello puede indicar que son estas las culpables?

No. Es cierto que las aguas del acuífero contienen más nitratos que fosfatos, pero esta cuestión la ha expresado el excelso D. Ramón Margalef, padre de la Ecología en España y en el resto de países, en un libro suyo, que no hace falta que el contenido en fosfatos del agua que llega a una laguna tenga que ser alto para permitir la eutrofización, por la siguiente razón: como resultado final de estos procesos, los dos elementos químicos, nitrógeno y fósforo, toman caminos distintos, el nitrógeno se marcha a la atmósfera y el fósforo se queda retenido en el suelo, por lo que a la siguiente ocasión que vuelvan a existir nitratos y energía del sol, no es necesario que lleguen grandes cantidades de fosfatos, ya que la eutrofización toma el fósforo del ya existente en el suelo.

¿Qué podemos hacer para terminar con este gravísimo problema?

  • Hacer descender inmediatamente el nivel del agua del acuífero los metros suficientes como para que este no alimente ni de manera subterránea, ni superficial, a la laguna.
  • Descontaminar el agua extraída y devolver el agua de buena calidad a los regantes, pagando estos por ello.
  • Forzar a la Confederación Hidrográfica a aplicar la Ley de Aguas, de manera inmediata. En la propia Ley están todos los mecanismos de gestión perfecta de cualquier masa de agua, tanto superficial como subterránea.
  • Organizar la gestión del agua del acuífero.
  • Ordenar los usos a realizar sobre el área de alimentación del acuífero.