Redacción iAgua
Connecting Waterpeople
Hach
Fundación CONAMA
IAPsolutions
ESAMUR
Gestagua
Xylem Water Solutions España
ICEX España Exportación e Inversiones
ONGAWA
Centro Nacional de Tecnología de Regadíos (CENTER)
Minsait
EMALSA
FENACORE
RENOLIT ALKORPLAN
GS Inima Environment
Agencia Vasca del Agua
Hidroconta
Aganova
AMPHOS 21
Kamstrup
HRS Heat Exchangers
MonoM by Grupo Álava
Cajamar Innova
Molecor
Autodesk Water
Barmatec
Ministerio de Vivienda, Construcción y Saneamiento del Perú
Grupo Mejoras
ADASA
Aqualia
IRTA
Terranova
Saint Gobain PAM
Global Omnium
AGS Water Solutions
Likitech
FLOVAC
TRANSWATER
Asociación de Ciencias Ambientales
Lama Sistemas de Filtrado
MOLEAER
TEDAGUA
TecnoConverting
ACCIONA
AECID
Catalan Water Partnership
Hidroglobal
KISTERS
s::can Iberia Sistemas de Medición
Consorcio de Aguas de Asturias
Fundación Biodiversidad
CAF
Sivortex Sistemes Integrals
Idrica
Filtralite
ADECAGUA
EPG Salinas
Almar Water Solutions
AGENDA 21500
Laboratorios Tecnológicos de Levante
Prefabricados Delta
Baseform
Confederación Hidrográfica del Segura
Rädlinger primus line GmbH
Consorcio de Aguas Bilbao Bizkaia
Ingeteam
LABFERRER
LACROIX
Ministerio para la Transición Ecológica y el Reto Demográfico
Amiblu
Schneider Electric
J. Huesa Water Technology
Sacyr Agua
NTT DATA
ISMedioambiente
DATAKORUM
Red Control
Fundación Botín
TFS Grupo Amper
Ens d'Abastament d'Aigua Ter-Llobregat (ATL)
Vector Energy
Smagua
SCRATS

Se encuentra usted aquí

Un proceso irreversible. El aumento del nivel del mar

Sobre el blog

Jose Luis Soler Martinez
Empresario. Director General de Imabe do Brasil Ltda. , Fundador de Grupo Oceánica Maroc, Turalter, Srl. , Technoymar Soluciones, S.L. y Ecowater Technologies, S.L. Ecowater Innova/Zequanox en Europa y América Latina
  • proceso irreversible. aumento nivel mar

Mientras avanzamos de forma imparable hacia un escenario de avances científicos y tecnológicos en las ciencias de la vida, hasta ahora desconocidos, también llevamos como compañera inseparable una valija repleta de incertezas que afectan las condiciones ambientales y climáticas que incidirán de forma decisiva en la aplicación y aprovechamiento de los resultados que se obtengan de tanto esfuerzo y sacrificio.

Muchos son los riesgos que amenazan la humanidad en la segunda mitad del presente siglo como son el cambio del clima, la contaminación de las aguas continentales y la atmósfera, la superpoblación, la degradación de los océanos, grandes sequías y nuevas pandemias, son algunos de estos riesgos, la mayoría de ellos ya existentes y antiguos compañeros de viaje.

De forma directa o indirecta, todos contribuyen a un fenómeno sobre el que voy a centrar mi atención: la elevación del nivel de las aguas de mares y océanos.

¿Cómo defendernos?

La barrera de Maeslantkering, (Países Bajos), es la barrera de compuertas móviles, más grande del mundo y fue construida para evitar inundaciones producidas por el oleaje. Se cierran automáticamente si el agua sube a un nivel superior a los 3 metros. Esta imponente obra de ingeniería protege a más de 2,5 millones de personas y el puerto de Rotterdam. El nivel máximo de agua que puede retener es de 5 metros.

Este significativo ejemplo, es sólo el comienzo de un proceso que cambiará drásticamente grandes partes de los litorales del mundo porque el nivel del mar no ha dejado de aumentar en los últimos años.

En el año 2000 importantes científicos se reunieron en New York, una de las zonas más amenazadas por la subida del nivel de los océanos. Uno de los trabajos presentados fue la simulación de como la peor tormenta del siglo que podría afectar a New York. Una de las conclusiones: El sistema de metro podría anegarse en solo 40 minutos.

El huracán Sandy que arrasó New York, en 2012 convirtió el escenario apocalíptico en la realidad que los científicos habían modelado doce años antes. Cien mil viviendas inundadas 44 muertos. Millones de personas sin electricidad durante semanas, Sandy ocasionó pérdidas por valor de 19.000 millones de dólares. Toda una ciudad bajo el agua.

Un extremo climático de estas características debería darse cada 100 años, según las estadísticas, pero esta premisa ya no es válida. Un ligero aumento del nivel del mar bastará para que se produzcan inundaciones de este tipo con mayor frecuencia.

Algunas previsiones hablan de un aumento de 3 metros en el nivel del mar para fines de siglo. Un escenario aterrador. En las regiones del litoral el urbanismo y la población crecen a un ritmo 4 veces mayor que en el interior de los estados costeros. En el mundo hay 136 ciudades costeras con más de 1 millón de habitantes. En total hablamos de más de 400 millones de personas. Alrededor del 10% es decir, 40 millones de personas ya viven en áreas que se inundan regularmente.

Poco se ha investigado aún sobre el efecto del oleaje con niveles de agua más alto. Cuando una ola se acerca a la costa y el lecho marino asciende, experimenta una fricción lo que hace que se deforme, hasta que finalmente rompe, por lo general, antes de llegar a la costa. Cuando el nivel del mar aumenta, muchas olas que ahora romperían lejos, llegarían hasta el dique de contención.

Con un aumento de unos pocos decímetros las inundaciones ya no serían excepcionales, sino normales. En ciudades costeras llanas como New York el limite crítico se sitúa en torno a 1 metro sobre el nivel del mar. Por encima de esta cota, habría continuas inundaciones.

Ciudades enteras bajo el agua

La geología nos muestra que el último aumento extremo del nivel del mar no queda tan lejos en la historia. En el fondo del mar Báltico, hace unos 7 mil años, había asentamientos humanos. Aquellos pueblos habitaban la orilla de un enorme lago de agua dulce. Cuando los océanos aumentaron el nivel al final de la última glaciación, se estableció una conexión con el mar del Norte. El agua salada penetró e inundó el espacio vital de las personas. Estas personas fueron testigos del nacimiento de un mar.

Alrededor de 6.500 años A.C. el nivel del mar era de menos de 20 metros para luego subir, entre los años 6.500 y 4.500 A.C., unos 20 metros. Toda esa cuenca lacustre se transformó en un mar. El éxodo para escapar del agua es algo que nos ha sido ajeno durante miles de años. La razón es una fase de estabilidad que llegó después de que los océanos empujaran tierra adentro a nuestros antepasados.

Hace 20 mil años, el nivel del mar era 120 metros más bajo que en la actualidad. El planeta se calentó y el nivel subió aproximadamente a razón de 1 metro por siglo. Este desarrollo se mantuvo hasta hace unos 7.000 u 8.000 años. Después el nivel del mar se estabilizó. Fue entonces cuando nació la civilización moderna. Se construyeron ciudades en los litorales. Las sociedades invirtieron aquí su prosperidad que se amplió de generación en generación. Todo ello bajo una condición: El nivel constante de los océanos.

La civilización humana es el resultado de niveles del mar estable. Todo nuestro pensamiento parte de que el nivel del mar es inmutable

Cambiar nuestro modo de pensar

Hace solo unas décadas que los satélites comenzaron a medir el nivel de los mares. Pero, ¿qué sucedió antes de eso?

Las primeras mediciones del nivel del mar se remontan al siglo XVII. Desde 1885 el mareómetro de Helgoland en el mar del Norte, mide constantemente los cambios en el nivel del agua. Estos datos son la fuente que sirve a los científicos para determinar con precisión milimétrica si el aumento anual es el resultado de una fluctuación natural o si es parte de una tendencia a largo plazo. Los números hablan por sí solos. Los mares han estado aumentando desde el siglo XIX. El aumento del nivel del mar se ha acelerado desde finales del siglo XIX, en proporción de 1 mm por año. Desde la década de los 60 y 70 el aumento del nivel del mar se aceleró nuevamente hasta las proporciones actuales de alrededor de 3 milímetros por año.

Sin embargo, cuando los mares se elevan, no lo hacen de manera uniforme en todas partes y a esto debemos sumar que hay un movimiento constante de la corteza terrestre. Nueva York, por ejemplo, se está hundiendo y Suecia, por otro lado, se eleva casi 1 cm al año. Sin embargo, debemos preocuparnos principalmente por la media global porque esta es la variable de referencia para todos los demás niveles. Predecir el nivel del mar es uno de los mayores desafíos científicos de nuestro tiempo.

Un elemento clave: el hielo

La capa de hielo de Groenlandia es gigantesca. Alberga cerca de 2.7 millones de giga toneladas de hielo. La masa de hielo se mantuvo aproximadamente igual hasta 1.990, pero desde el cambio de milenio, Groenlandia pierde un promedio de 266 Gt de hielo en el mar, cada año contribuyendo a un aumento global del mar de 0.7 mm. Un derretimiento total, elevaría el nivel del mar en más de 7 metros.

La masa de hielo que se pierde continuamente en el mar no sería un gran problema, siempre y cuando la nieve nueva en Groenlandia compensara esta pérdida.

Con la ayuda de columnas de hielo, podemos averiguar si esto ha cambiado en las últimas décadas. Estas columnas de hielo nos muestran muy claramente que cada año se alterna una capa de nieve con una capa dura y gruesa en la que la nieve, primero se derritió y luego se congeló formando hielo transparente.

Alrededor del 25% de la nieve nueva que ha compensado la perdida de hielo durante decenas de miles de años, se está derritiendo y hace peligrar una condición básica de la capa de hielo: su grosor.

Ciudades en riesgo

Para pocas ciudades del mundo, los pronósticos son tan existenciales como para Venecia. Partes de la ciudad se encuentran a menos de 1 metro sobre el agua. A medida que aumenta el nivel del mar, también lo hacen las inundaciones.

Venecia ya dispone de una solución para el próximo siglo. En noviembre de 1966, el nivel del agua creció 194 cms en muy poco tiempo. Aunque los científicos calcularon que una tormenta tan extrema, solo podría producirse una vez cada 200 años, la ciudad quiso prepararse para lo que pudiera venir. Diseñaron algo que, en caso de emergencia, cerrara por completo la laguna en la que se encuentra Venecia del mar. Un dique llamado Moses.

Moses se encuentra en el fondo del mar. Si se produce una marejada fuerte, 78 compuertas se llenan de aire y se elevan a la superficie. La Laguna queda cerrada. La ciudad queda cerrada del mar. Una solución ingeniosa que tardó 20 años en construirse. Sin embargo, Moses tiene un inconveniente: podría ser demasiado bajo.

Moses fue diseñado de acuerdo con los pronósticos climáticos más pesimistas de finales de los años 90. Es decir, un aumento del nivel del mar a 60 cms hasta el año 2100.

Pero el pronóstico ha cambiado. Ahora se ubica para más de 1 metro para este siglo. De ser así, el coste de 5.500 millones del dique, servirían de poco. Si hubiera un aumento de 2 metros en el nivel del mar, no solo será un problema para Venecia sino para toda la costa italiana y la costa mediterránea. Un aumento del nivel del mar de 2 metros, para el año 2100, ya no está completamente descartado.

Si no se reducen las emisiones de gases de efecto invernadero, y se diera esta situación, hasta 200 millones de personas, podrían perder sus hogares. Hasta hace poco, no teníamos evidencia de que sería posible un aumento tan rápido. Ahora los datos disponibles, han hecho tambalear muchas previsiones. El nivel del mar puede cambiar de forma muy dinámica y de manera repentina.

En la Antártida y Groenlandia hay suficiente agua congelada como para hacer que el nivel del mar suba 66 metros. El aumento más rápido del nivel del mar en el último periodo pos glacial fue hace unos 14.800 a 12.400 años. Demoró 400 años y elevó el nivel global del mar en unos 16 metros. Eso significa 4 metros de aumento del nivel del mar cada 100 años. Fue un aumento gigantesco y muy rápido.

La Antártida

Con respecto a Groenlandia, la región Antártica se consideró siempre como la más estable de las 2 capas de hielo del planeta y que no contribuiría a los cambios dinámicos. Un gigante dormido que sólo ocasionalmente liberaba un iceberg al mar. A través de la vía de los icebergs, de camino hacia aguas más cálidas, se van derritiendo. Si hubiese una manera de contar los icebergs que han hecho el viaje, se podría probar cuanto hielo puede perder la Antártida. Ahora esto ya es posible.

Los icebergs contienen escombros. Cuando se derriten estos escombros caen al fondo marino a más de 3000 metros de profundidad y forman un sedimento. En los núcleos del sedimento, se pueden contar los escombros y de esta manera, la cantidad de icebergs que han pasado en un momento determinado.

Hace 14.600 años

Hay fases en las que el gigante dormido se despierta y la perdida de hielo puede aumentar repentinamente. La denominada deglaciación ocurrió hace 14.600 años.

Lo que se observa hoy en la Antártida, está causando gran preocupación. En solo 6 años la perdida de hielo se ha duplicado. El hielo antártico contiene suficiente agua como para elevar el nivel del mar a 58 metros.

Cuando el mar se calienta sólo 0,5º C, la plataforma de hielo se derrite por abajo y los bordes se desprenden. Los puntos de anclaje del dique de hielo desaparecen y el hielo del continente comenzaría a moverse. Una vez que eso sucede lo hace de manera instantánea y sin previo aviso. No pasa nada y de repente todo sucede. En apenas una década desaparecería todo.

Los puntos de anclaje se derriten cada vez más rápido. Cada vez es más frecuente ver como se rompen espectaculares plataformas de hielo, aunque no afecta al nivel del mar porque las plataformas de hielo ya están flotando en el agua. El casquete glacial pierde su sostén. El fenómeno, básicamente es como si se disparara una bala. Ya no se puede detener. Una vez que sucede no se podrá detener el proceso durante varios siglos.

Java (Indonesia)

En la costa norte de Java, se estudia un aumento del nivel del mar que está muy por encima del nivel promedio global. De acuerdo con los cálculos, el nivel del agua está aumentando en algunas ciudades costeras como en Pekalongan, más de 20 cms por año.

Estos es más que el aumento del nivel del mar durante todo el siglo XX. Para seguir viviendo aquí, cada cinco años, las calles y las casas tienen que elevarse hasta 1 metro. Durante años fue un misterio porqué el nivel del mar frente a Indonesia sube tan rápido. Frente a las costas asiáticas llega a crecer 8mm/año. Esto se debe en parte a los vientos y corrientes que empujan grandes cantidades de agua hacia las costas. Pero eso es solo una parte de los problemas que padecen en Indonesia. Hay otra razón. Y no tiene nada que ver con el mar.

Existe varios mareógrafos en Indonesia que están en funcionamiento desde 2012. A partir de esta información podemos ver que todo este país se hunde 11 cm al año.

La clave para resolver el enigma no es solo medir el nivel del agua, sino también la corteza terrestre. El mar está subiendo porque la corteza terrestre se está hundiendo. Este fenómeno se llama subsidencia. Es sencillamente un hundimiento de tierra. En el verano de 2019 el gobierno indonesio anunció que trasladaría la capital oficial Yakarta a otra isla. En una región más alta. Yakarta está considerada como un paradigma del aumento del nivel del mar.

El cambio climático no es la causa de todos los problemas, pero los agrava a un ritmo hasta ahora desconocido

¿Cómo adaptarse?

En Nueva York se están planeando muros de protección con un coste de 10 mil a 20 mil millones de dólares. Cómo y dónde deberían levantarse ya es motivo de acaloradas discusiones.

Según las estimaciones del Grupo de Expertos por el Cambio Climático en 2050, 1000 millones de personas vivirán en litorales llanos. Al final, la protección costera o la protección contra inundaciones responderá a un cálculo de costo/beneficio. Si los costos continúan aumentando con la subida del nivel del mar, habrá que preguntarse si todavía tiene sentido proteger ciertas zonas o si es mejor renunciar a ellas.

Como consecuencia de todo esto, una nueva rama de la ciencia ha hecho aparición: adaptación de la sociedad al aumento del nivel del mar. Su país de origen Gran Bretaña ya ha decidido que algunas regiones no invertirán más en proteger sus costas.

El plan de gestión costera contempla abandonar todas las medidas de protección de más de 500 kms de costa en los próximos 50 a 100 años. Como resultado, unos municipios deberán ser reubicados en el interior. Cuantos más recursos tenga una sociedad, más fácil le resultará protegerse y en caso extremo financiar su reubicación. Las sociedades más pobres, se verán mucho más afectadas por el aumento del nivel del mar

En Alemania, 3 millones de personas que viven en el norte del país, se verían afectadas por el aumento de los mares. La protección costera está incluida en la Constitución. Los 3.700 kms de costa están protegidos incondicionalmente.

En Schleswing-Hostein los ingenieros de costas en Alemania han desarrollado un dique de contención que puede hacer frente a los pronósticos más pesimistas y que además se puede elevar. El dique ahora es capaz de soportar un aumento de 50 cms del nivel del mar durante los próximos 100 años. Si la cota sube más de estos 50 cms, habrá que sumar más capas de tierra. El dique podría hacer frente a una subida adicional de hasta 1.5 mts del nivel del mar. Pero ¿bastará con añadir nuevas capas de sedimentos? Cuanto tiempo servirán estas medidas de protección. ¿No estamos con ello retrasando simplemente lo inevitable?

Las medidas de protección permiten sobre todo ganar tiempo. No hay protección que dure para siempre. Si se construye un dique, por ejemplo, la próxima generación tendrá que decidir en unos 50 años, si reforzarlo o abandonar esa tierra finalmente al mar.

El horizonte temporal de pronóstico para las medidas de protección resultantes generalmente tiene al año 2100 en mente. Pero los océanos no entienden de horizontes temporales. Continuarán subiendo después y cambiarán el mapa mundial. Sin medidas de protección, tendremos que renunciar a ciudades enteras. Necesitaremos de nuevos conceptos para la vida en las costas.

Del mismo modo que recordamos a los griegos como civilización, como cultura que nos legó la democracia. En 2000 años nosotros seremos recordados como los responsables del aumento del nivel del mar. Depende de nosotros si la capa de hielo en Groenlandia y en la Antártida colapsan finalmente con el progresivo calentamiento de nuestro planeta, ya se ha emprendido irremediablemente ese rumbo. Lo que realmente está ahora en nuestras manos es cuán rápido será el proceso y hasta donde llegará. Porque si no hacemos nada para proteger el clima y seguimos por este camino, a finales de siglo tendremos un calentamiento de 5ºC y esto se traducirá en un aumento del nivel del mar de más de 10 mts.

Suscríbete al newsletter

Newsletters temáticos que recibirás

Los datos proporcionados serán tratados por iAgua Conocimiento, SL con la finalidad del envío de emails con información actualizada y ocasionalmente sobre productos y/o servicios de interés. Para ello necesitamos que marques la siguiente casilla para otorgar tu consentimiento. Recuerda que en cualquier momento puedes ejercer tus derechos de acceso, rectificación y eliminación de estos datos. Puedes consultar toda la información adicional y detallada sobre Protección de Datos.