1.886 leguas de viaje (al saneamiento)

115
4
  • 1.886 leguas viaje (al saneamiento)

Sobre el blog

Jose Manuel Gómez
Ambiéntologo. Trabajando en ONGAWA, Ingeniería para el Desarrollo Humano. Comunicación, sostenibilidad y desarrollo.

Existen muchas formas de viajar. Y Tanzania es un buen destino para cualquiera de ellas. Subir al techo de África, perseguir con la cámara leones o elefantes, tumbarse frente a un mar cristalino, o perderse en los mercados locales con los ojos y los oídos de par en par: todas son sin duda buenas sugerencias. Pero vamos a proponerte una opción que no encontrarás en ninguna agencia y que promete lo que prometen los mejores viajes: cambiarte la mirada.

Montaremos en un submarino, por ejemplo en Badajoz, y recorreremos 9.100 kilómetros (1.886 leguas)  en inmersión continua hasta llegar a un territorio sumergido del que realmente pocos han oído hablar: el paisaje desolador de la falta de saneamiento en Tanzania. El ojo de buey se asoma a las zonas rurales del país – podría ser Dodoma - donde el 93% de la población no tiene acceso al saneamiento. La diarrea, la amebiosis y la esquistosomiasis dejan cada noche un rastro de enfermedad y muerte. No hay donde apuntar la cámara.

Abandonaremos el submarino – como sea – y alguien nos señalará una escalera al fondo a la derecha, por la que se asciende peldaño a peldaño hasta un lugar en el que el derecho al saneamiento es real y excrementos y personas guardan una distancia razonable. Ahí arriba, al fin, salud, educación y dignidad... pero ¿en qué año estamos? ¿2025? ¿2.070? ¿esto es real?

Y luego, el vuelo de vuelta a casa. Cosas que contar y ganas de hablar de lo que pocos conocen. Un viaje no es un buen viaje si tienes que esperar a que te pregunten para contar lo que has visto: aprovecharemos todas las ocasiones – en redes, en casa, en los bares, en la calle – para romper el silencio sobre el saneamiento, una vez y otra.

¿Te vienes? Abre esto

Comentarios

La redacción recomienda

14 de Noviembre, 2017

Acceso universal al saneamiento: #AsíNoLlegamos

24 de Marzo, 2017

Un escándalo de 1800 millones destapado por ONGAWA