Aqualia
Connecting Waterpeople

El día después del escándalo de 1.800 millones

101
5
(1)

Un escándalo de 1800 millones destapado por ONGAWA

Sobre el blog

Jose Manuel Gómez
Ambiéntologo. Trabajando en ONGAWA, Ingeniería para el Desarrollo Humano. Comunicación, sostenibilidad y desarrollo.
Sofrel
101

El pasado 22 de marzo, Día Internacional del Agua, ONGAWA desveló un enorme escándalo: 1.800 millones de personas beben cada día agua contaminada por heces fecales. Al hacerlo usamos los códigos y formatos que suelen funcionar en los casos de grandes escándalos mediáticos: anuncio en redes sociales, comparecencia pública y dato millonario. No faltó ni el testigo murmurando su verdad con el rostro oculto.

Sin embargo algo no encaja bien del todo.

Cuando estalla un escándalo de corrupción todos sabemos a qué atenernos: los periodistas renuevan sus votos de verdad y estilizan en las tertulias su pose de guardianes de la moral, mientras los políticos elevan el tono de acusaciones mutuas  y los ciudadanos desahogan su enfado en barras de bar, redes sociales y mesas familiares. Se trata de un guión conocido, que puede desarrollarse las veces que sea necesario, y cuyo final raramente incluye cambios políticos o sociales significativos. Las promesas de cambiarlo todo apuntan directamente al objetivo de que nada cambie realmente. Y el mundo sigue.

Pero, ¿qué pasa cuando el escándalo es realmente insostenible?, ¿qué se espera cuando no se desvela una acción pasada ni una grieta del sistema ni una trama delictiva ya desmantelada, sino una situación dramática, que cuenta su impacto en millones de personas enfermas o muertas, que se mantiene en el tiempo y que no se resolverá sin cambios globales profundos?

1.800 millones de personas beben agua contaminada por agua fecal. ¿Puede el mundo seguir igual? En este caso el escándalo parece rebasar el marco previsto: no hay formato adecuado y el efecto es el contrario: silencio mediático, inacción política y apenas un comentario apesadumbrado entre amigos aquí o allí.

Para quienes crean que hay otro escenario posible, que el día después del Día del Agua el mundo no puede quedarse esperando la actualización de la cifra el año que viene, hay tareas que hacer. Hay muchas organizaciones dedicadas a denunciar esta situación y a exigir a las instituciones la puesta en marcha de las medidas urgentes para cambiarla. Sin ir muy lejos, ONGAWA propone caminar este domingo por el centro de Madrid para exigir que el derecho al agua sea universal, y acaba de presentar una publicación que contiene propuestas de acción relacionadas con el agua, el saneamiento y la higiene para cada día del año.

Y mientras refunfuñamos sobre el político que favorece a sus parientes, o la financiación oscura de este o aquel partido, procuremos guardar algo de indignación para  exigir que se ponga fin al escándalo de que 1.800 millones de personas no puedan ejercer sus derechos.

La redacción recomienda

22/03/2018 · 53 2

Acceso al Agua: ¡toca mojarse!

14/11/2017 · Saneamiento · 110 7

Acceso universal al saneamiento: #AsíNoLlegamos