Mujeres que siembran agua

235
2

Sobre el blog

Jose Manuel Gómez
Ambiéntologo. Trabajando en ONGAWA, Ingeniería para el Desarrollo Humano. Comunicación, sostenibilidad y desarrollo.
235

María Mélida Díaz Chavarría obtuvo su título de propiedad de tierra a finales de 2013: un puñado de hectáreas de terreno irregular en las que vive desde siempre con sus cuatro hijos, en la comunidad de La Colmena, perteneciente al municipio de La Concordia. María Mélida, junto a las otras veinte mujeres que firmaron sus títulos con ella, forman parte del apenas 20% de mujeres titulares de tierra en el entorno de la Reserva Natural de los Cerros de Yalí.

La Reserva es un espacio de gran biodiversidad situada en el Departamento de Jinotega, al norte de Nicaragua, cuya conservación es clave para el abastecimiento de agua de los municipios de San Sebastián del Norte, San Rafael de Yali y La Concordia, en los que viven 51.700 personas. Los niveles de pobreza en la zona son de los más altos del país y las malas prácticas agrícolas tanto en el área protegida como en su entorno próximo afectan a la calidad del agua y ponen en riesgo el abastecimiento de quienes viven río abajo.

La gestión sostenible de esta zona protege el abastecimiento de agua de calidad de más de 50.000 personas

La familia de María Mélida vive a un kilómetro escaso de los límites de la Reserva. Su economía, como la de buena parte de los habitantes de la zona, se basa en los ingresos generados por el cultivo de frijol, papa y café. Ni su finca ni ninguna de las incluidas en el área protegida y su entorno contaba con un plan para gestionar adecuadamente sus recursos naturales, lo cual perjudicaba la producción y multiplicaba el impacto ambiental aguas abajo del uso de agroquímicos y, sobretodo, del lavado del grano de café.

El Programa Terrena, ejecutado por ONGAWA con la financiación de la Agencia Española de Cooperación Internacional para el Desarrollo (AECID), ha centrado sus esfuerzos en mejorar la gestión de los recursos naturales en las fincas productoras y promover la implementación de buenas prácticas ambientales. Junto a la organización La Cuculmeca se han realizado 949 Planes de Manejo Sostenible de Fincas, que abarcan el 75% de la superficie de la Reserva Natural de los Cerros de Yalí y el 30% de su área de influencia. La gestión sostenible de esta zona protege el abastecimiento de agua de calidad de más de 50.000 personas.

María Mélida Diaz Chavarría recibió la primera visita del equipo técnico de ONGAWA a finales de 2009, para recorrer junto a ella la finca y hablar con su familia sobre sus prácticas productivas y su gestión ambiental. Algo más de un año después contaban con un Plan de Manejo completo de la finca, que incluye mapas de uso del suelo, un análisis de la economía familiar y una planificación cuatrianual de acciones consensuadas con la familia que les permite mejorar su producción, optimizar sus inversiones y eliminar prácticas como el uso de agroquímicos.

Como ella y sus hijos, otras 1056 familias asumieron el compromiso de llevar a cabo medidas de mejora que reduzcan los impactos ambientales sobre el área de recarga de la cuenca. Con el apoyo de ONGAWA, se puso en marcha un fondo revolvente que proporciona pequeños préstamos a los productores para facilitar la implementación de las medidas planificadas, y que por el momento ha alcanzado a la cuarta parte de las familias. El compromiso de María Mélida y del resto de productores es imprescindible para asegurar la conservación de un ecosistema valioso y, sobretodo, de funciones ambientales clave como el abastecimiento de agua de calidad a decenas de miles de personas.

Comentarios

La redacción recomienda

14 de Noviembre, 2017

Acceso universal al saneamiento: #AsíNoLlegamos