Aqualia
Connecting Waterpeople

Mapas de Alerta Temprana para Innovación en Agua y Saneamiento (CPI-2)

  • Mapas Alerta Temprana Innovación Agua y Saneamiento (CPI-2)

Sobre el blog

José María de Cuenca de la Cruz
Curioso, inquieto y creativo… aprendiz de escritor, e interesado también por las nuevas tecnologías y la educación. Me encanta asumir retos y compartir lo aprendido. Trabajando en lo que me apasiona…. me siento como un pez, en el agua claro.
ABB

El proceso de innovación no es una tarea individual o empresarial, ni siquiera sectorial. Para que dé frutos debe integrarse en un contexto más amplio, como mínimo local o regional. Como vimos en el post anterior, para ello son necesarias estrategias que fomenten la I+D+i desde las administraciones. Por ejemplo mediante la Compra Pública de Innovación (CPI), como una forma de contratación útil que ayudará a afrontar los grandes cambios que se suceden actualmente en el mundo. Útil tanto a para la propia administración como para la sociedad a la que sirve.

Resulta lógico que para maximizar esa utilidad, más que compras puntuales que puedan derivar en trayectorias caóticas, se deberían realizar campañas de CPI. Es decir, diversas licitaciones que incluyan la adquisición de innovación, de manera ordenada y orientadas a un fin coherente entre ellas. Esto requiere una planificación previa con todos los implicados, que se puede facilitar mediante un Mapa de Alerta Temprana.

Aunque no es un plano, el documento se llama así porque su misión es orientar, a la vez que adelantar a investigadores, empresas y ciudadanos las futuras previsiones de contratación de una entidad pública: su interés por productos o soluciones que probablemente aún no existen en el mercado, o que existiendo puedan requerir adaptaciones o evoluciones. El Mapa sirve de guía tanto para la propia administración, como para los responsables de innovación y de gestión estratégica de los posibles licitadores.

Así, la planificación recogida en un Mapa de este tipo contribuye a incentivar el desarrollo y la innovación en el ámbito de los servicios que presta la entidad impulsora y aquellas que colaboran en su redacción, favoreciendo además el desarrollo de una economía del conocimiento en torno a ellos. De manera cariñosa, me gusta llamar MATIAS a los Mapas de Alerta Temprana para Innovación en Agua y Saneamiento, que serían los que atañen a nuestro sector.

La redacción de estos mapas debe recoger una serie de desafíos o retos para los que se desea encontrar solución. Actualmente, los principales retos que pueden tener que afrontar muchos servicios de aguas son:

  • Consecuencias del cambio climático y su incidencia sobre los recursos hídricos: sequías e inundaciones.
  • Micro polución y contaminantes emergentes en aguas brutas y en tratamientos de depuración.
  • Incremento de costes de la energía y derivados del desarrollo sostenible.
  • Envejecimiento de infraestructuras, evolución demográfica y sostenibilidad de inversiones.
  • Relevo generacional y actualización de conocimientos de la plantilla.
  • Relaciones con ciudadanos empoderados: conectados, informados, exigentes, comunicativos…
  • Aprovechamiento de oportunidades que supongan incorporación de nuevas tecnologías.
  • Aumento de riesgos de ciberseguridad y comunicaciones.

Para que la elaboración de un Mapa responda a esa necesidad de integrar la innovación en un contexto más amplio, y resulte lo más completo posible, una vez expuestas las necesidades del servicio, se debería completar el análisis preliminar realizado internamente mediante un proceso de consulta pública.

Publicidad

De esta manera se podrán recabar las aportaciones o propuestas de cualquier disciplina o campo de actividad en la que estén trabajando los posibles proveedores de innovación, siempre que puedan resultar de interés para la entidad redactora. Si dichas propuestas son seleccionadas serán susceptibles de convertirse en futuras colaboraciones o desencadenar procesos de compra pública de innovación.

Las respuestas o soluciones que se plantee incorporar al Mapa serán tanto más válidas cuanto más mejoren integralmente el servicio. Entendiendo los servicios de aguas conectados con su entorno local y en un contexto global, la validez de las propuestas deberá tratar de responder de forma conjunta a tres aspectos principales:

  • Reducir la presión sobre el entorno y el medio ambiente.
  • Aprovechar la evolución tecnológica en todos los campos, optimizando el uso de los recursos.
  • Atraer talento y fomentar ecosistemas colaborativos de desarrollo.

Una vez seleccionadas, las actuaciones interesantes que pueden ser objeto de un procedimiento de compra pública pueden ser clasificadas en el Mapa por su posible forma de tramitación administrativa. Entre otros, podremos encontrar acciones a desarrollar mediante convenios con universidades para proyectos de fin de estudios o actividades de investigación, procedimientos de licitación abierta con cláusulas de innovación y/o de inserción de recién titulados con conocimientos especializados, proyectos para realización de pilotos o prototipos mediante diálogo competitivo, desarrollos mediante asociación para la innovación, etc.

Lamentablemente, los Mapas de Alerta Temprana no se prodigan en nuestro sector. Incluso aún son pocos los procesos de CPI licitados, pero sí pueden localizarse buenos ejemplos en los perfiles del contratante de algunas entidades. Son referencia las Consultas Preliminares al Mercado lanzadas por AMAEM - Aguas de Alicante (soluciones de economía circular) ó Aguas de Cádiz (sistema de información para soporte de procesos de negocio). También hay alguna licitación de compra pública pre comercial del Canal de Isabel II en Madrid (drones). Más escasos son los proyectos que dan lugar a varios procesos de CPI, como el proyecto MILTOP de EMASESA en Sevilla orientado a mejorar la depuración de aguas residuales con varias actuaciones (hidrólisis térmica, construcción de complejo ambiental y modelo de gestión de lodos). Lo más similar a un Mapa de Alerta Temprana específico para uno de nuestros servicios que he localizado, quizá pueda ser el que elabora el ayuntamiento de Castellón, con un alcance mucho más general.

Pero esta situación no se va a prolongar por mucho tiempo. Para no extenderme más, lo cuento en el próximo post (PCI-3).

Te puede interesar