La "Trampa" de la Eficiencia en el uso del Agua - 1

3
616

Sobre el blog

Juan Gómez de la Torre Barúa
Maestría en Innovación Agraria, tesis sobre cambios en medios de vida con llegada del agua a Tupicocha. Actualmente trabajando de manera independiente. Lograr trabajar por un mundo donde el agua y las sociedades siempre se perciban interrelacionados.
616

Temas

  • "Trampa" Eficiencia uso Agua - 1

En el sector agua, la palabra Eficiencia es igual a decir Moderno, Novedoso o incluso Innovación. Ser eficientes  con el uso del agua es un consenso, hoy día, sobre cómo poder hacer un uso sostenible del agua, permitiendo que nuestras futuras generaciones puedan disfrutar de este elemento. Sin embargo, ¿dónde es que, en qué lugar, cómo y cuándo es que la eficiencia se aplica en el uso del agua? Nuestra primera respuesta es sencilla: precisamente donde se está diciendo que se debe hacer, en el Uso del agua. La Gestión o las formas de manejar el agua son, hoy en día, los contextos en donde la eficiencia tiene mayor cabida. En el Perú, curiosamente, la eficiencia se ha venido introduciendo en las dinámicas de manejo del agua a nivel nacional. 

Revisando las noticias que se han venido dando el último mes, muchas han conversado sobre los avances tecnológicos importantes para permitir una gestión más eficiente y, por lo tanto adecuada, del agua. Medidores para contabilizar cada litro de agua, nuevas infraestructuras que permiten una mejor distribución del recurso, incluso diálogos internacionales donde diferentes países han manifestado su conocimiento sobre cómo mejor manejar su agua, son algunas de las noticias con las que me he topado. No está demás decir que cada uno de estos avances tiene importantes logros que, de seguro, nos van a permitir alcanzar aquello que se ha convertido (y con justa razón) en un anhelo del mundo del S. XXI: el uso sostenible y correcto del agua.

Pero, ¿dónde reside la trampa ahí? Por decirlo así: Ahí no reside . La trampa reside en los contextos ajenos a los salones de presentación, a los blogs que venimos escribiendo semana tras semana, fuera de las aulas de clase y nuestras oficinas. La trampa reside en el lugar mismo donde el agua es gestionada. Partiendo de mi experiencia de trabajo en la localidad de San Andrés de Tupicocha, en la sierra del departamento de Lima de mi país - Perú, me he encontrado con algo que, poco a poco, he venido tratando de construir y espero poder continuarlo haciendo con la ayuda de todos que quieran comentar sobre ello. 

En su texto "What is Water" ("Qué es el Agua"), James Linton (2010) hace un análisis muy necesario hoy en día sobre cómo el mundo se viene relacionando con el agua, relación de donde se generan los significados atribuidos al agua. Una de sus aseveraciones más perspicaces es precisamente aquello que sostiene al inicio de su libro: El Agua es lo que nosotros hacemos de ella; es decir, el agua se hace en relación con los grupos humanos que entran en contacto con dicho elemento. Cualquier significado atribuible al agua se da, entonces, porque el grupo se lo adhiere. Es a través de esta interrelación que el agua puede ser 'fuente de vida', 'H2O', un 'recurso' o incluso 'una sustancia cuya gestión sostenible y eficiente es nuestra única esperanza de poder seguir viviendo a futuro'. 

Nuevamente, sin lugar a dudas es importante que existe mucha información científica que atribuye el concepto de escasez a esta sustancia. La relación entre escasez y agua parece darse en un contexto donde ésta es comprendida como un recurso. El agua como recurso, bajo estos parámetros económicos, sin lugar a duda está siempre en falta. Pero si cambiamos el contexto, por ejemplo en la amazonía peruana, notamos que el agua no es falte aquí, sino que abunda, sobra. Pero no toda esa agua es potable dirán algunos. Es cierto, el agua no es potable totalmente y en parte, tiene que ver porque está en relación con diferentes grupos humanos que a) vierte sustancias tóxicas en ella (minería ilegal en madre de dios); b) el ganado que crían algunos defecan justo en la cuenca que alimenta de agua a localidades río a bajo; o c) se desvía hacia un terreno que cultiva arroz (un producto que requiere ingentes cantidades de agua en el Perú para ser cultivado). A lo que quiero con todo esto es lo siguiente: El Agua, en relación con los grupos humanos que la gestionan, adquiere significados y sentidos propios de los contextos en donde se desarrolla esta interrelación.

Ahora, ¿cómo se relaciona esta interrelación con la Trampa de la Eficiencia? Aparece más claro aquí el nudo del argumento para este post: la Eficiencia en el uso del agua hace referencia una forma particular de entender la relación que un grupo tiene con el agua. El uso, gestión, manejo eficiente del agua es una forma en que un grupo humano entiende cómo, con qué y por qué se debe manejar el agua según una serie de parámetros, parámetros que se apoyan en una serie de supuestos (que pueden estar sustentados en estudios científicos incluso), que generan paradigmas, los que ayudan a estos grupos entender su relación. Así, por ejemplo, los novedosos sistemas de riego que se observan en varias partes de la sierra peruana se sustentan en que la eficiencia del sistema se basa en el precepto de que la filtración del agua es una perdida del recurso, y por ende ineficiente.

Ojo, esto es mucho más complicado de lo que se describe aquí; pero lo importante que sería bueno considerar es que la eficiencia está vinculada a una serie de otros preceptos que también determinan cómo diferentes grupos se relacionan con el agua, y cómo esta relación se comprende con el uso del agua: El Agua, como recurso, no se debe perder, sino que debe ser manejado de forma eficiente, no ineficiente. La trampa reside en el espacio donde grupos humanos contrastan, prestan y adoptan informaciones sobre cómo mejor gestionar el agua que tienen a disposición. Sobre esto continuaré en un próximo post.

Comentarios