Connecting Waterpeople
Acciona Agua

Grecia o el origen de la ingeniería

245
  • Grecia o origen ingeniería
    Partenón, en Atenas.

Sobre el blog

Juan José Argudo García
Jefe de Servicio y Coordinador de Zonas en Sociedad Mixta del Agua-Jaén, S.A. Empresa mixta de Diputación Provincial de Jaén y Acciona Agua. Ingeniero de Recursos Energéticos y Máster en Ingeniería de Materiales y Construcción Sostenible.
· 245

Grecia o el origen de la ingeniería

El país heleno, con el conjunto formado por el continente, las más de 2.000 islas y el mar forman una relación intricada y perdurable por el paso de los siglos, donde desde cualquier punto del continente tiene el mar a menos de 80 km de distancia. Un mar que era acunado por las ramas de olivo, el árbol de Atenea, diosa de Ática, la más importante y famosa región de La Hélade.

La cultura clásica griega tuvo su origen en la civilización Cretense, que fue el pilar fundamental de la civilización occidental. Grecia fue el país donde surge la democracia, donde brotó la filosofía entre piedras y ágoras y donde se comienza el cuestionamiento del ser humano. Los actuales griegos descienden de los “helenos”, a través del legado de filósofos, historiadores, escritores, artistas, inventores y pensadores, y por supuesto, ingenieros, que tuvieron una relación incuestionable con el agua.


Figura 1. Distintos orígenes del agua griega.

El término griego fue dado por los “romanos”, segunda parada de nuestro viaje, a la Hélade, “Ellas”, ámbito que engloba: el continente (y de ahí la cultura heládica), las islas (cultura cicládica) y la isla de Creta (cultura minoica), cuyos ancestros, como se ha comentado anteriormente fueron los Helenos.


Figura 2. División de la Hélade, “Ellas”, Grecia.

Por la constitución de la actual Grecia, que originariamente fue continental, luego dio paso al país marítimo con muchos puertos de atraque y con ellos, la llegada de muchas influencias: ideas, culturas, escritura fenicia e influencias orientales.

En Creta, por ejemplo, que fue la patria del Minotauro y donde el arqueólogo británico Sir Arthur Evans encontró las ruinas de la más vieja civilización europea, la Minoica.

En Rodas nos encontramos con el famoso Coloso en broce de más de 30 m de altura para proteger la bocana del puerto como un Dios.

O las Cícladas, que se ubican al sur, en forma de círculo alrededor de Delos, isla y patria de Ártemis y de Apolo, Dios de la Luz.

Y el archipiélago de las Jónicas, con las Espóradas de Sur y de Norte, cícladas, Vernáculas (de aquí proviene el término “vernácula/o”, haciendo referencia a lo primitivo o al origen de algo) o Ítaca, patria de Ulises.

El agua helena

Por dicho origen y singularidad, siglos antes del origen de la actual Grecia, los ingenieros minoicos fueron expertos en el dominio de las técnicas hidráulicas, y se conocen explotaciones de recursos de agua como regadíos de las regiones de Cnosos y Zakro, con manantiales, acueductos, cisternas y pozos,  donde recolectaban el agua de la lluvia del palacio de Festos y mantenían y conservaban sus cisternas.

En cuanto a la capital, Atenas, siempre tuvo un problema, y era un régimen irregular de lluvias, y por dicho motivo, tuvo que crear sistemas de recogida de agua de lluvia en abundancia, para usarla en momentos de escasez. Para ello usaron muchas cisternas y depósitos, como la Hybla (en Sicilia), que tenía 1300 m de perímetro y 9 de profundidad, que conducía el agua de lluvia hasta el mar. Tenía un triple uso: como piscina, estanque de peces y depósito de agua para el riego o la cisterna subterránea del Teatro de Delos (del siglo II a.C).

Por ello, la legislación ateniense en el uso de los recursos hídricos era muy estricta, y la primera regulación fue debida a Solón, elegido arconte en el 594 a.C., una especie de magistrado con funciones de gobierno de las ciudades antiguas, fundamentalmente Atenas. Estas leyes de Solón fueron relatadas por Plutarco, con regulaciones antipolución, para mantener limpias las aguas públicas.


Fotografía 1. El Partenon en plena restauración. Mayo del 2013. © Fotografía del autor.

A principios del siglo XX, el escritor y científico italiano Angelo Mosso visitó la Villa de Hagia Triada, y durante una fuerte tormenta se percató que todas las alcantarillas del palacio funcionaban perfectamente (es decir, toda el agua de la tormenta salía perfectamente por ellas), y por ello concluyó, que en toda la historia de la Humanidad, no existía ningún otro sistema de alcantarillado que funcionara perfectamente pasados unos 4.000 años desde su construcción original.

Fotografía 2. Otra imagen del Partenon. Mayo de 2013. ©Fotografía del autor.

Si tenemos en cuenta que los materiales y técnicas y conductos y todos los adelantos técnicos relacionados con el agua ya se conocían en la cultura minoica y se usaron en la época micénica, el final de las culturas de la Edad del Bronce, con el consiguiente abandono, pérdida, destrucción de palacios y asentamientos urbanos, se llevaron por delante sistemas de escritura, frescos y formas de vida de milenios anteriores.

Pero si hacemos un repaso por los primeros ingenieros, veremos qué importancia tuvo esta cultura en el resto de la sociedad, y solo citaremos algunos de los más importantes.

  • Crates, que fue nombrado por Estrabon, el geógrafo e historiador conocido por su obra “Geografía”, en el siglo IV a.C., realizó el desagüe del lago Copais, en Locris, cuando el agua embalsada en éste, amenazaba con procurar una inundación de la localidad de Copae, mediante una galería subterránea de 6 kilómetros de longitud.
  • Eupalinos, ingeniero que trabajó en el siglo VI a.C. para el tirano Policrates de Samos, hizo un túnel de 1,75 m de ancho y 1,75 m de alto durante unos 1000 metros de longitud, para el abastecimiento de la isla de Samos, a través del monte Ambelos, con modernas técnicas de topografía. Primera obra bien documentada, que Paul Valéry, escritor, ensayista y filósofo francés mostró a Eupalinos como la personificación del ingeniero griego en su diálogo socrático Eupalinos ou l’arquitecte.
  • Tales de Mileto, fundador de la filosofía griega, considerado “uno de los siete sabios de Grecia” tenía un lema que decía “en la confianza está el peligro”. Aportó la teoría del ARJÉ, donde el principio original de todas las cosas era el AGUA, más los trabajos de ingeniería. Antes de Tales de Mileto, todas las explicaciones del universo eran mitológicas (como hemos comentado anteriormente, uno de los orígenes del agua). Después de Tales de Mileto, que fue famoso por sus conocimientos de astronomía al predecir el eclipse de Sol del 28 de mayo del año 585 a.C., la geometría era quién dirigiría los designios, que fue introducida por él en Grecia.


Fotografía 3. Imagen del Teatro de Dioniso, el mayor teatro de la antigua Grecia, que data del siglo VI a.C., y en homenaje al Dios Dionisos, dios de las viñas y del teatro, en la vertiente sur de la Acrópolis de Atenas. © Fotografía del autor.

  • Herón de Alejandría, matemático, ingeniero e inventor griego del siglo I a.C. que trabajó como zapatero y luego…diseñó mecanismos hidráulicos, máquinas simples, automatizaciones, fue conocido por su famosa fuente o por sus puertas hidráulicas de apertura automática. Su invento decisivo fue la AEOLIPILA, precursor de la máquina de vapor, sin avance alguno o mejora hasta la Máquina de Papin, en el año 1681. Fue el director de la Escuela de Alejandría, quizás la primera Universidad Politécnica del mundo.
  • Y para finalizar, Arquímedes de Siracusa, matemático, astrónomo, filósofo, físico e ingeniero que murió a manos de un soldado romano cuando al tomar Marcelo la ciudad, el sabio estaba sumido en sus reflexiones. Repasemos brevemente  su C.V.:
  • Conoció a Eratóstenes y Dositeo, sucesores de Euclides.
  • Hizo descubrimientos sobre geometría, catóptica, hidráulica, mecánica, construcción y máquinas de asedio.
  • Inventor de poleas y de un cañón que lanzaba proyectiles impulsados por el agua.
  • Su famoso Tornillo de Arquímedes.
  • Su aún más famoso Principio de Arquímedes.

Hemos visto cómo desde que Grecia se conformara y los romanos la denominaran “Hélade”, un país entero y luego troceado en múltiples islas, dieron relevancia a la democracia, supieron debatir en las ágoras y aportaron los inventos y avances que siglos más tarde aún seguían vigentes. Gracias a la ingeniería griega y minoica, hoy calculamos viaductos, túneles, acueductos, y podemos abastecer a poblaciones a través de montañas, con cálculos topográficos en su época, sin datos anteriores, que constituían toda una proeza y una hazaña.

Veamos cómo los romanos, en el siguiente capítulo usaron y se basaron en estos conocimientos de los grandes ingenieros e inventores griegos, mientras Homero se paseaba por el mar Mediterráneo con el sol poniéndose por el oeste.

Comentarios