Aqualia
Connecting Waterpeople

El jardín de mi casa es mi depuradora: biojardineras

1.892
  • jardín mi casa es mi depuradora: biojardineras

Sobre el blog

Juan José Salas
MÉDICO DEL AGUA y DOCTOR EN QUÍMICA. Director de Servicios Tecnológicos de la Fundación CENTA. 36 años de experiencia en el tratamiento de las aguas residuales, especialmente de los vertidos generados en las pequeñas aglomeraciones urbanas.
Minsait
· 1892

En estos días tengo la fortuna de encontrarme impartiendo el curso: “Alternativas de saneamiento de aguas residuales para aplicaciones comunales”, en la Universidad Nacional (Heredia, Costa Rica).

El curso está organizado por el Instituto de Estudios Sociales en Población (IDESPO), unidad académica de la Universidad Nacional, dedicada a la investigación que, articulada con la extensión y la docencia, genera y socializa conocimiento, para contribuir al mejoramiento de las condiciones de vida de los grupos vulnerables y de la sociedad en general.

Como parte práctica del curso he tenido la oportunidad de visitar dos biojardineras, que dan servicio a sendas viviendas, ubicadas en la Comunidad de La Vigía, en el cantón de Nicoya, provincia de Guanacaste, y que llevan en operación desde el año 2016.

Como ya he comentado en posts anteriores, de la mano de mi amiga la Ingeniera Maritza Marín (ACEPESA), las biojardineras son la versión costarricense de los humedales artificiales de flujo horizontal, estando especialmente indicadas para el tratamiento de las aguas residuales generadas en las pequeñas comunidades, fundamentalmente a nivel domiciliario.

La implantación de estas biojardineras ha sido fruto de un muy intenso, fundamental y prolongado trabajo de socialización, llevado a cabo por el IDESPO y el Ministerio de Salud de Costa Rica, y que se ha articulado en distintas fases:

La implantación de estas biojardineras ha sido fruto de un muy intenso, fundamental y prolongado trabajo de socialización  

  • Realización de una encuesta inicial a las viviendas candidatas a acoger una biojardinera, para determinar cuáles de ellas reunían las mejores condiciones para intentar asegurar el éxito del proyecto.
  • Impartición de cursos de capacitación sobre la construcción y operación y mantenimiento de las biojardineras a distintos niveles: funcionarios, técnicos, usuarios, etc.
  • Autoconstrucción de las biojardineras en las viviendas seleccionadas por parte de sus habitantes, con la ayuda de los vecinos de su entorno y siguiendo las recomendaciones de los técnicos de IDESPO.
  • Operación y mantenimiento de las biojardineras, una vez construidas, por parte de los habitantes de las viviendas servidas.

Cabe destacar, en todo este proceso de socialización, el papel primordial que han llevado a cabo las personas mayores de la comunidad, conocidas en la zona como “adultos mayores”. A este respecto, considero muy oportuno destacar, que la zona de actuación (península de Nicoya) se encuentra incluida dentro de las cinco zonas azules, concepto creado por la revista National Geographic y que reúne los lugares del mundo con la población más longeva, compartiendo esta categoría con: las islas de Cerdeña en Italia, Okinawa en Japón, Icaria en Gracia y con Loma Linda en California.

Todas las casas de la comunidad que cuentan con biojardineras (en la actualidad media decena), presentan a su entrada un cartel en el que se indica que se trata de un modelo demostrativo, se explican los fundamentos básicos de su funcionamiento y se recogen las entidades que han participado en su financiamiento y ejecución.

Cartel a la entrada de las viviendas que cuentan con biojardineras.

Igualmente, en las inmediaciones de la biojardineras construidas se dispone un cartel con un esquema básico del proceso de tratamiento, en el que se puede contemplar todos los elementos integrantes del sistema depurador. Ello sirve de ayuda a la hora de explicar la biojardinera a las personas que la visitan y para animar a nuevos vecinos a unirse a esta iniciativa.


Esquema del funcionamiento de una biojardinera.

En un conversatorio mantenido con posterioridad a las visitas con los miembros de la comunidad, entre los que se encontraban varios de los usuarios de las biojardineras ya construidas, éstos han destacado como una de sus principales ventajas el reúso que hacen de las aguas tratadas para el riego de sus jardines, en la temporada seca del año, con el ahorro económico consiguiente, al no tener que emplear agua de red para este riego.


Doña Huga, "puro empoderamiento de los adultos mayores".


Riego de las plantas del jardín con el agua tratada en las biojardineras.

También, se destacó que la construcción de las biojardineras está evitando que las aguas grises generadas en las viviendas discurran libremente por sus inmediaciones, constituyéndose en un foco de enfermedades transmitidas por los mosquitos que proliferan en ellas.

Como habrán podido comprobar, conforme decrece el tamaño de las instalaciones de tratamiento de las aguas residuales, a la vez que disminuye el número de tuberías y otros accesorios implicados, se incrementa exponencialmente el trato directo con los usuarios, cuyas experiencias y comentarios son sumamente interesantes y enriquecedores para seguir ejerciendo (y disfrutando) de mi bendita profesión de Médico del Agua.

¡No todo el mundo puede presumir de contar con un jardín-depuradora!

Quisiera aprovechar la oportunidad para agradecer a IDESPO, en nombre de su Directora, Nelly López, todas las atenciones recibidas durante la impartición del Curso. Sin olvidar a mi querida Maritza, a María, Jacqueline y a mis estimados y pacientes alumnos ticos.

P.D. 1.- Acabado de escribir en el PARAÍSO a 22 de Julio.

P.D. 2.-  Estimado lector, desde la lejanía, apreciaré aún más su pinchazo al corazón azul que puede encontrar el inicio del post. ¡MUCHAS GRACIAS!

Comentarios