Connecting Waterpeople

Llega el momento de depurar lo pequeño: no olvide el MANUAL

1.457
(9)
  • Llega momento depurar lo pequeño: no olvide MANUAL

Sobre el blog

Juan José Salas
MÉDICO DEL AGUA y DOCTOR EN QUÍMICA. Director de Servicios Tecnológicos de la Fundación CENTA. 36 años de experiencia en el tratamiento de las aguas residuales, especialmente de los vertidos generados en las pequeñas aglomeraciones urbanas.
1457

Para situar la magnitud de la problemática de la depuración de las aguas residuales generadas en las pequeñas aglomeraciones urbanas, baste recordar, que de los más de 8.000 municipios existentes en España, el 72% cuenta con una población inferior a los 2.000 habitantes, elevándose al 47% los municipios que cuentan con menos de 500 habitantes.

A modo de ejemplo, la Comunidad de Castilla y León cuenta con 2.248 municipios y más de 6.000 núcleos de población. El 80% de estos municipios cuentan con menos de 1.000 habitantes, el 73% no alcanza los 500 y el 30% no supera los 100 habitantes (SOMACYL).

En el caso de Galicia, el Plan de Saneamiento (2000-2015) recogía la existencia de 1.388 aglomeraciones urbanas, de las que el 92,0% eran menores de 2.000 habitantes y el 76,3% estaba por debajo de los 500 habitantes. A destacar el rango de 100-200 habitantes, que cuenta con el 35,2% del total de las aglomeraciones urbanas gallegas.

El Real Decreto Ley 11/1995, que traspuso parte de la Directiva 91/271/CEE a nuestro ordenamiento jurídico, fijaba en el 1 de enero de 2006 la fecha en la que las aglomeraciones urbanas menores de 2.000 habitantes equivalentes, que vertiesen a aguas continentales o estuarios, debían someter sus aguas residuales a un tratamiento adecuado.

Han pasado doce años de esa fecha límite y la labor pendiente en este campo continúa siendo ingente. Pero todo en la vida llega y, cada vez con más frecuencia, se acometen nuevas actuaciones para ir aprobando esta asignatura pendiente.

Como signo inequívoco de que ya llegó el momento de depurar la pequeño, se asiste en la actualidad a un posicionamiento en este campo de las grandes empresas, cosa impensable hasta hace poco tiempo.

Como signo inequívoco de que ya llegó el momento de depurar la pequeño, se asiste en la actualidad a un posicionamiento en este campo de las grandes empresas 

Hace ya una década, que el antiguo Ministerio de Medio Ambiente y Medio Rural y Marino (MARM), ante el previsible auge que iba a experimentar la depuración de las pequeñas aglomeraciones en los próximos años, consideró necesario dotar a las administraciones, y a la sociedad en general, de un instrumento de consulta que, recopilando al máximo la enseñanza de experiencias pasadas, aportarse unos criterios consensuados para facilitar la toma de decisiones a la hora de abordar la depuración a pequeña escala, evitando el tropiezo en errores del pasado en este campo y la reiteración de esfuerzos de las diferentes administraciones.

En el año 2007 el MARM encargó al CEDEX y a la Fundación CENTA la realización de ese instrumento, que vio finalmente la luz, en forma de Manual, en el año 2010, con la aspiración de convertirse en un instrumento útil para todas aquellas administraciones y entidades, públicas o privadas, relacionadas de alguna manera con la planificación, implantación y explotación de sistemas de depuración en pequeñas poblaciones.

El tratamiento de las aguas residuales que se generan en las pequeñas aglomeraciones urbanas presenta una serie de condicionantes, tanto de carácter técnico como económico, que hacen necesaria la implementación de soluciones de tratamiento específicas, que se adapten a estos condicionantes. Para cumplir con estas premisas, el Manual analiza las condiciones específicas que afectan a la depuración de las pequeñas poblaciones, define criterios para la selección de la solución más apropiada en cada caso concreto y establece recomendaciones de carácter técnico, tanto para redactar los correspondientes proyectos de construcción, como para la puesta en operación y la explotación y mantenimiento de las instalaciones.

El Manual, que quedó estructurado en diez capítulos, comienza con una descripción de las singularidades de las pequeñas poblaciones, especificando la normativa que les afecta en cuanto al saneamiento y depuración y planteando los modelos de gestión aplicables.

El segundo capítulo detalla la información básica necesaria para la redacción de los proyectos de las estaciones de depuración de poblaciones menores a 2.000 habitantes equivalentes, incluyendo los estudios previos a realizar y las recomendación técnicas a considerar en esta etapa.

En un tercer capítulo se recogen las tecnologías de tratamientos seleccionadas para su posterior desarrollo y se detallan, y justifican, los distintos aspectos que se abordarán para cada una de ellas.

Entre las Tecnologías Intensivas seleccionadas se encuentran: la Aireación Prolongada, los Lechos Bacterianos, los Contactores Biológicos Rotativos, los Reactores Secuenciales Discontinuos y los Sistemas de Biomasa Fija sobre Lecho Móvil. En el caso de las Tecnologías Extensivas se seleccionaron: los Humedales Artificiales, los Filtros Intermitentes de Arena, los Sistemas de Infiltración-Percolación y los Lagunajes.

Posteriormente, se presentan las tecnologías de depuración aplicables, dedicando dos capítulos a los pretratamientos y a los tratamientos primarios y dos capítulos posteriores a las tecnologías extensivas e intensivas. En estos capítulos se detallan: los fundamentos del proceso, los diagramas de flujo típicos, las características del tratamiento (rendimientos de depuración, rango de aplicación, superficie requerida, entre otros), los costes de implantación y de explotación y mantenimiento, las principales ventajas e inconvenientes, los parámetros y métodos de diseño, los criterios constructivos, la puesta en marcha de las instalaciones y las operaciones de explotación y mantenimiento.

Las combinaciones entre tecnologías, buscando sinergias entre las mismas (mejora de la calidad de los efluentes tratados, eliminación de nutrientes, simplificación y abaratamiento de la gestión de los lodos, etc.), se abordan en un capítulo posterior.

Finalmente, el Manual incluye dos capítulos dedicados a la gestión de los lodos generados en el proceso de depuración y a los criterios para la selección de la línea de tratamiento más adecuada para cada situación particular.

Para finalizar, debe recalcarse que la elaboración del Manual fue un proceso participativo, en el que se contó con la contribución técnica de numerosos expertos en las distintas materias que se abordan en el mismo, lográndose que el texto final fuese fruto del consenso.

El Médico del Agua tuvo el privilegio de participar en la redacción de este Manual, junto a los amigos del CEDEX, Enrique Ortega y Yasmina Ferrer, y a los compañeros del CENTA, Carlos Aragón y Álvaro Real.

El espíritu que anima la redacción de este post es el de recordar la existencia del Manual, para intentar evitar, en lo posible, los errores cometidos en el pasado en la depuración de las aguas residuales generadas en las pequeñas aglomeraciones urbanas.

El espíritu que anima la redacción de este post es el de recordar la existencia del Manual, para intentar evitar, en lo posible, los errores cometidos en el pasado

Lectura recomendada: Decálogo de la depuración de las aguas residuales en las pequeñas poblaciones.

Comentarios