Redacción iAgua
Connecting Waterpeople
Filtralite
Minsait
Fundación Biodiversidad
Fundación CONAMA
ESAMUR
Confederación Hidrográfica del Segura
FENACORE
Kamstrup
Asociación de Ciencias Ambientales
HRS Heat Exchangers
ACCIONA
Baseform
AMPHOS 21
Saint Gobain PAM
TRANSWATER
Fundación Botín
Smagua
Esri
Centro Nacional de Tecnología de Regadíos (CENTER)
MOLEAER
AECID
Vector Energy
Autodesk Water
Molecor
Prefabricados Delta
LACROIX
SCRATS
IRTA
IAPsolutions
ONGAWA
Sivortex Sistemes Integrals
Aqualia
s::can Iberia Sistemas de Medición
LABFERRER
NTT DATA
Terranova
Ministerio para la Transición Ecológica y el Reto Demográfico
Laboratorios Tecnológicos de Levante
Likitech
ADECAGUA
DATAKORUM
EMALSA
Xylem Water Solutions España
TEDAGUA
EPG Salinas
Aganova
ADASA
Consorcio de Aguas de Asturias
GS Inima Environment
J. Huesa Water Technology
Arup
Amiblu
Schneider Electric
Rädlinger primus line GmbH
Barmatec
Cajamar Innova
MonoM by Grupo Álava
FLOVAC
Idrica
CAF
ICEX España Exportación e Inversiones
RENOLIT ALKORPLAN
Consorcio de Aguas Bilbao Bizkaia
Siemens
AGS Water Solutions
Hach
ANFAGUA
Grupo Mejoras
Catalan Water Partnership
Gestagua
Ingeteam
TFS Grupo Amper
Agencia Vasca del Agua
KISTERS
Hidroconta
TecnoConverting
Lama Sistemas de Filtrado
Red Control
SDG Group
Global Omnium
Ens d'Abastament d'Aigua Ter-Llobregat (ATL)
ISMedioambiente
Almar Water Solutions
Ministerio de Vivienda, Construcción y Saneamiento del Perú
AGENDA 21500
Sacyr Agua
Hidroglobal

Se encuentra usted aquí

Reteniendo residuos en los aliviaderos, para evitar que acaben en nuestros ríos y mares

Sobre el blog

Juan José Salas Rodríguez
MÉDICO DEL AGUA y DOCTOR EN QUÍMICA. 42 años de experiencia en el tratamiento de las aguas residuales, especialmente de los vertidos generados en las pequeñas aglomeraciones urbanas. En la actualidad: Jubilado pero Activo (JpA)
  • Reteniendo residuos aliviaderos, evitar que acaben nuestros ríos y mares
  • Reteniendo residuos aliviaderos, evitar que acaben nuestros ríos y mares

Introducción

En los periodos de fuertes lluvias se suelen producir desbordamientos, por exceso de capacidad, de nuestros sistemas de saneamiento, arrastrándose una gran cantidad de residuos, de muy variada naturaleza, que acaba terminando en nuestros ríos y mares.


Figura 1.- Los residuos de los aliviaderos acaban en nuestros ríos y mares.

Para hablar de una reciente solución a este grave problema medioambiental, hablamos con David Barquet, Director Técnico de TecnoConverting Engineering, empresa de ingeniería especializada en el diseño y fabricación de equipos para el sector del tratamiento de aguas.

Médico del Agua (MdA).- David, ¿nos podrías describir brevemente en qué se basa vuestro sistema TecnoGrabber® para la retención de sólidos en aliviaderos?

David Barquet (DB).- Básicamente, lo que hacemos es colocar unas cestas de mallas, para interceptar y retener la mayor parte de los sólidos en los momentos de funcionamiento de los aliviaderos.


Figura 2.- Colocación de las cestas de mallas en un aliviadero.

(MdA).- ¿Cómo y cuándo se os ocurre la idea?

(DB).- A partir de una iniciativa del Ayuntamiento de Sabadell (Barcelona), conjuntamente con CASSA (Companyia de Aigües de Sabadell), que viendo en otras ciudades del mundo este tipo de tecnología, querían realizar una prueba piloto para evaluar su rendimiento. De ahí que contactaran con nosotros para que les ayudásemos con el diseño y dimensionamiento para soportar la presión del agua y para la construcción de los primeros modelos, en el año 2020.

(MdA).- ¿En el mercado existe algo similar?

(DB).- En España fuimos los primeros en comercializar y dar a conocer este tipo de tecnología de retención de residuos, aunque hay muchas iniciativas parecidas en diversos lugares del mundo, como es el caso de Francia o Australia.

(MdA).- ¿Cuál es su principal campo de aplicación?

(DB).- Normalmente, se instala en los aliviaderos o en los by-pass de los colectores de saneamiento de las ciudades. Aliviaderos que acaban desembocando en nuestros ríos y mares.

(MdA).- ¿Cómo se colocan las mallas?

(DB).- Solemos emplear unos paneles de contención metálicos, que cuentan con alojamientos para la instalación de las mallas.


Figura 3.- Colocación de las cestas de mallas en galerías.

También, en el caso de los colectores, las mallas se colocan en los bordes del mismo, a los que se fijan mediante bridas, metálicas o de plástico.


Figura 4.- Colocación de las cestas de mallas en un colector.

Tenemos otras soluciones, donde la malla se aprieta con un sistema de prensado y unas palomillas permiten su fácil instalación.

El sistema de colocación depende, por tanto, de cada caso en concreto, o de lo que el cliente nos solicite.

En todo caso, nunca se obstruye por completo el tamaño de paso del aliviadero, para evitar que este entre en carga al llenarse las cestas.

(MdA).- ¿De qué material están hechos los paneles de contención y las mallas y cuáles son sus dimensiones?

(DB).- Los paneles de contención están fabricados en acero inoxidable AISI-316, así se asegura su total ausencia de corrosión y durabilidad en el tiempo.

Las mallas están hechas de un nylon de alta resistencia, especial para este tipo de aplicaciones. En lo referente a sus dimensiones, nosotros optamos por el modelo de 30 x 30 mm, que es con el que hemos obtenido mejores resultados comparando con el tiempo de llenado de las mallas, pues un tamaño de paso muy pequeño puede comprometer el alcantarillado, ya que puede entrar en carga la línea.


Figura 5.- Cestas de mallas en operación, al poco tiempo de su instalación.

(MdA).- Observo en las fotos unos peines en la parte superior de los paneles de contención, ¿cuál es su papel y cuáles sus labores de mantenimiento?

(DB).- El peine fue una de las ideas que se plantearon después de la primera prueba. Se pensó que con él podríamos aumentar el rendimiento en la retención, pues una parte del caudal de agua salta por encima del sistema y se creyó que, instalando el peine, conseguiríamos retener todavía más residuos, como así fue.


Figura 6.- Peines situados en la parte superior de los paneles de retención, antes y después de producirse los aliviados por lluvias.

El mantenimiento de estos peines se realiza con la ayuda de un rastrillo. Aprovechándose también la ocasión, para barrer los residuos que hayan podido quedar retenidos detrás de los paneles.

(MdA).- ¿Cuál es la capacidad de retención de residuos de cada malla?

(DB).- Según nuestras estimaciones, una malla TecnoGrabber con un diámetro de 0,3 m y de 2 m de longitud, puede llegar a retener hasta 300 kg de residuos. En el caso de mallas de 1 m de diámetro y 2 m de longitud, la capacidad de retención se eleva hasta los 1.000 kg de residuos.

(MdA).- ¿Cómo se retiran las mallas, con qué frecuencia y como se gestionan los residuos?

(DB).- Los operadores normalmente esperan a que las mallas queden completamente llenas, habitualmente tras unos tres periodos de lluvias, aunque depende de cada punto. Al cabo del año se termina cambiando las mallas entre tres o cuatro veces, pero esto depende mucho de las lluvias que ha habido y de la suciedad que se haya acumulado en los colectores durante ese tiempo.


Figura 7.- Secuencia de la colocación, llenado y retirada de las cestas de mallas una vez llenas.


Figura 8.- Retirada de una cesta llena a través de una tapa de alcantarilla.

Los residuos retenidos en las mallas son de naturaleza similar a los que llegan a la etapa de pretratamiento de las depuradoras, por lo que su gestión es la misma que se lleva a cabo en las estaciones de tratamiento.

(MdA).- ¿Os encargáis vosotros de la retirada?

(DB).- TecnoConverting actualmente no gestiona la retirada de las cestas, ni la gestión de los residuos retenidos, aunque sí que tenemos acuerdos con varias empresas de la geografía española que realizan dicho servicio.

(MdA).- ¿Se pueden reutilizar las mallas?

(DB).- Las mallas son reutilizables, pero habitualmente no se hace, ya que el tiempo para vaciar y limpiar las mallas, por parte de los operarios, no compensa el coste de compra de los recambios de las mallas.

(MDA).- David nos podrías ampliar la información con algún caso real de aplicación de este sistema?

(DB).- El primer sistema TecnoGrabber lo instalamos en una galería de 1,5 m de ancho, de Sabadell, en la que colocamos tres mallas de retención, con un diámetro de 0,2 m y de 3 metros de longitud.


Figura 9.- Primera instalación del sistema de retención de sólidos TecnoGrabber en la red de saneamiento del Ayuntamiento de Sabadell (Barcelona).

Tras las primeras lluvias, cada malla había conseguido retener 300 kg de residuos, con lo que se retuvieron 900 kg de residuos en tan sólo un aliviadero de la ciudad de Sabadell.

A partir de esta primera experiencia exitosa, el Ayuntamiento de Sabadell decidió instalar tres sistemas más de retención, con lo que se pasó de retener cero residuos en los aliviaderos de la ciudad, a retener 14 toneladas de residuos al año.

(MdA).- ¿Nos podrías aportar algunos datos de costes de vuestro sistema de retención?

(DB).- Los precios de todo el sistema TecnoGrabber dependen del diámetro o la anchura del aliviadero, y oscilan desde los 300 euros hasta los 5.000 euros, en aquellos casos que tienen que ser abatibles, o precisan de modificaciones especiales.

(MdA).- Queda patente que este sistema de retención de residuos permite también una visión contundente y avergonzante de nuestra falta de civismo a la hora de desprendernos de la basura que generamos.

(DB).- Sin duda, la mejor y definitiva solución a esta problemática es la educación ambiental, pues todas estas medidas de retención no dejan de ser soluciones paliativas, para evitar que los residuos procedentes de los aliviaderos terminen en nuestros ríos y mares.

La ciudadanía no es estúpida. Cuando ve una malla vacía y posteriormente llena, tras un episodio de lluvias, se da cuenta de la magnitud de este problema y todo el mundo quiere evitarlo. Al menos, ese ha sido el feedback que hemos obtenido por parte de la ciudadanía, cuando nos han visto instalar nuestros sistemas. De hecho, diversos portales web eligieron nuestros sistemas de retención TecnoGrabber como uno de los quince mejores inventos del mundo en 2020.


Figura 10.- Uno de los 15 mjores inventos del mundo en 2020.

(MdA).- Para terminar David, a tu entender, ¿cuáles son las principales ventajas de este sistema de retención de residuos en aliviaderos?

(DB).- Pues, resumiendo, te diría que:

Se trata de un sistema que se adapta a casi cualquier colector, pues se fabrica a medida.

  • Es rápido y fácil de instalar.
  • Su rendimiento se ve ya en las primeras lluvias.
  •  Y, sobre todo, es muy económico.

Todas estas ventajas las podríamos resumir en una frase que recoge muy bien nuestra filosofía de empresa: “Fabricar equipos de concepción simple, con un alto rendimiento, fáciles de instalar y económicos”.

Suscríbete al newsletter

Newsletters temáticos que recibirás

Los datos proporcionados serán tratados por iAgua Conocimiento, SL con la finalidad del envío de emails con información actualizada y ocasionalmente sobre productos y/o servicios de interés. Para ello necesitamos que marques la siguiente casilla para otorgar tu consentimiento. Recuerda que en cualquier momento puedes ejercer tus derechos de acceso, rectificación y eliminación de estos datos. Puedes consultar toda la información adicional y detallada sobre Protección de Datos.