Connecting Waterpeople

Así es la peligrosa (y estúpida) moda de dejar de beber agua para adelgazar

  • Así es peligrosa (y estúpida) moda dejar beber agua adelgazar

Sobre el blog

Laura F. Zarza
Responsable de Contenidos en iAgua.

Si no teníamos suficiente con algunas de las meteduras de pata más sonadas de influencers relacionadas con el agua, como por ejemplo la de Dulceida y la crisis del agua de Ciudad del Cabo o, la más reciente, de Paula Gonu y la forma de prevenir el contagio de coronavirus, conocemos una nueva moda viralizada por los influencers -esta vez del ámbito nutricional- que puede ser muy peligrosa: deshidratarse para mejorar la salud.

Se conoce como “dryfasting” (traducido como “ayuno seco”) y consiste en dejar de beber agua con el fin de secarse. Una cosa es reducir la ingesta alimentaria para reducir el peso (y que siempre debe hacerse bajo supervisión médica) y otra muy distinta no beber ni una sola gota de agua, que es la propuesta de la influencer austriaca Sophie Prana. Con más de 2.500 suscriptores en su canal de YouTube, Prana aseguró en uno de sus vídeos que haber dejado de beber agua desde hacía un año había mejorado su estado de salud, incluyendo un funcionamiento óptimo de los riñones (esos órganos en forma de frijol que tenemos ubicados debajo de la caja torácica a los que el agua ayuda a diluir y filtrar las sustancias que pasan por ellos).

Se conoce como “dryfasting” (traducido como “ayuno seco”) y consiste en dejar de beber agua con el fin de secarse

Y digo yo que, si aproximadamente dos terceras partes del cuerpo humano están formadas por agua, ¿por qué iba a ser bueno dejar de beberla? Según la influencer, no niega que el agua sea esencial para nuestro organismo (que lo es, y mucho); pero justifica su decisión -ojo aquí- al tipo de agua que las grandes compañías embotelladoras venden. Quizá alguien debería recomendarle leer la iniciativa de iAgua #YoBeboAguaDelGrifo.

Publicidad

Pero hay más. Desgraciadamente no es la única profeta del secado. Alice Copilet, a través de su cuenta de Instagram, también cuenta como en lugar de beber agua, se hidrata con frutas, verduras y cocos. Y afirma que: “El hecho de que todo el mundo esté tan excesivamente sediento todo el tiempo es indicativo de una deshidratación crónica a gran escala porque, como sociedad estamos viviendo tan fuera de la alineación con la Naturaleza. Casi nunca tengo sed. O hambre en realidad. Ambos son síntomas de desintoxicación” y sigue: “Privar al cuerpo de agua es muy peligroso y de hecho ¡causa deshidratación! Por eso bebo la mejor agua: agua de coco fresca, frutas y jugos... y mucha”.

Una vez más llamo al sentido de común. Por favor, dejemos de hacer caso a los influencers de turno en cuestiones de salud y no dejemos que nadie nos influencie, valga la redundancia, con modas absurdas, estúpidas y peligrosas, para sentir que estamos en la onda de los cánones actuales. Con el agua, y con temas de salud, mucha responsabilidad.

Te puede interesar