Connecting Waterpeople

¿Qué aprendimos de Aquae Campus 2017?

65
0
(0)
  • ¿Qué aprendimos Aquae Campus 2017?
  • Fotos cedidas por Fundación Aquae.

Sobre el blog

Laura F. Zarza
Licenciada en Ciencias Ambientales. Comunicación y Marketing en iAgua. Escritora de fantasía y ficción en el tiempo libre.
65

El mundo de las ideas funciona como el agua. Cada vez que abrimos un grifo vemos salir el agua, pero lo que no vemos es el camino que ha recorrido a través de las tuberías ocultas bajo el suelo y las paredes, ni el trabajo realizado para que llegue hasta él. En el mundo de las ideas ocurre algo parecido. Detrás de cada una de ellas, hay un conocimiento y un recorrido que no podemos ver ni tocar, pero que antecede y posibilita la materialización de las mismas.

El pasado 20 de octubre tuvo lugar en la Facultad de Empresa de la Universidad de Cartagena, la celebración del Aquae Campus 2017. Bajo el lema “La revolución de las ideas”, asistimos a un evento donde lo invisible se hizo visible y donde lo intangible pudo tocarse. En Aquae Campus 2017 neurocientíficos, matemáticos, biólogos, físicos, periodistas, artistas y emprendedores sociales nos transportaron a un mundo revolucionario y, por qué no, mágico.

Belén Viloria, Especialista en innovación Cultural y Social y TEDx Ambassador, fue la encargada de conducir Aquae Campus 2017, cuyo objetivo es hacer tangibles las ideas y ayudar a comprender mejor el mundo.

Belén Viloria

Visible, invisible: ¿opuestos o complementarios?

Al igual que ocurre con los icebergs, de los que solo vemos una pequeña parte de su descomunal tamaño, en el mundo que nos rodea solo podemos ver una parte de lo que existe. Pero que no lo veamos no significa que no exista. Más allá de los ojos, en muchas ocasiones intuimos lo que no se ve o construimos imágenes y recuerdos a partir de sonidos u olores. ¿A quién no le ha pasado alguna vez que ha imaginado o recordado algo en su cabeza gracias a una canción o una fragancia? Ahí reside la magia de lo invisible: su huella está en lo visible de las cosas.

Marta Peirano, ensayista, periodista y escritora sobre seguridad y privacidad en Internet, habló de las catedrales invisibles del nuevo orden mundial. Y no son otras cosas que las redes que rodean la tecnología. La vida se ha vuelto eminentemente tecnológica y digital y en un mundo en el que estamos hiperconectados, todo tiene su arquitectura. Y esta arquitectura digital, que no vemos, es la base de la comunicación actual. Pero cuidado, a veces las redes pueden volverse en nuestra contra: ¿Sabíais que un algoritmo de United Airlines decidió cuál era el pasajero menos valioso de un avión y lo echó?

Marta Peirano

Miguel Ángel Hernández, Profesor de Arte Contemporáneo de la Universidad de Murcia, escritor y crítico de arte, dijo: “Vivimos en una sociedad transparente e hipervisible. En un escaparate”. No seré yo quien le quite la razón. Redes sociales, canales de YouTube, programas de televisión donde un gran ojo lo ve todo… En el mundo en que vivimos, todo es imagen y las redes recuerdan por nosotros. ¿O acaso Facebook no te ha recordado hoy donde estabas hace un par de años?

Miguel Ángel Hernández

Luciano Vera, Director del centro de análisis molecular de olores de Odournet, nos abrió los ojos ante un hecho: al parecer recordamos un 35% de lo que olemos, un 5% de lo que vemos, un 3% de lo que oímos y un 1% de lo que tocamos. Entonces, ¿por qué el olfato es el gran olvidado de los sentidos? Porque, aunque los olores nos provocan emociones en cada momento de nuestra vida, no los registramos en nuestros recuerdos más importantes. En el sector del agua poco podemos hablar de olores salvo si se trata de aguas contaminadas porque, como sabéis, el agua es inodora. Pero seguro que vendría muy bien poder registrar los tipos de contaminación hídrica según su olor, sin tener que llevar a cabo largos procesos de análisis para determinar su composición. De momento podemos almacenar digitalmente imagen y sonido, pero no olores… Hasta ahora que lo están intentando.

Luciano Vera

¿Podemos olvidar voluntariamente? Carlos Vara, Doctor en Humanidades y Licenciado en Biología, lanzó esta pregunta al público. En una sociedad en la que buscamos almacenarlo todo (imágenes, música, documentos, contactos…), los seres humanos funcionamos como los discos duros: hace falta vaciar espacio para poder almacenar más cosas. “Olvidarlo todo es tan incapacitante como recordarlo todo y ambas cosas son igual de costosas energéticamente para nuestro cerebro”, pero también ambas se pueden hacer de manera voluntaria. Así, “no debemos dejar atrás el olvido, sino que hay que comprender que forma parte de la adaptación”. Y es que, según Carlos, “los grandes avances suceden cuando nos olvidamos de los caminos establecidos”. ¿Y si esta es la clave para llegar a un equilibrio hídrico mundial?

Carlos Vara

La materia oscura y la energía nos rodean, pero no podemos verlas”, dijo Pablo Martínez Ruiz del Árbol, Doctor en Física que lidera búsquedas de Materia Oscura en CERN. Solo el 5% de lo que vemos son átomos y lo demás es invisible a nosotros. Pero Pablo es optimista y cree que en los próximos años podremos ver lo que hoy es invisible. ¿Encontraremos agua en otros planetas?

Pablo Martínez Ruiz del Árbol

Miriam Albusac, Investigadora y profesora de la Universidad de Jaén, dijo que “la música es un arte intangible”. De hecho, es una de las pocas actividades que requiere todas nuestras funciones cognitivas y se ha convertido en una pieza fundamental para la comprensión de nuestro cerebro. Así, la música es un arte temporal e invisible que se torna muy visible en nuestro cerebro. Quizá no lo veamos, pero, ¿acaso no despierta todo vuestro cerebro cuando os proponemos unir agua y música en la Mediateca de iAgua?

Miriam Albusac

Redes visibles, redes invisibles

Encarna Talavera, Periodista, moderó un diálogo entre Alejandro Díaz, Rector de la Universidad Politécnica de Cartagena, y Mariola Urrea, Presidenta del Comité de Estrategia y Supervisión de Fundación Aquae, donde pusieron de manifiesto que la tecnología avanza tan rápido que cambia nuestra realidad de forma constante. El sector del agua es un claro ejemplo de esta afirmación. Las tecnologías 4.0 están a la orden del día y, tal y como dijo Manuel Cermerón, Consejero Delegado de SUEZ Advanced Solutions España en el Smart Water Summit de iAgua del pasado septiembre, “quién no sepa adaptarse a la transformación digital quedará relegado”, y cuya frase puede aplicarse tanto al sector del agua como a otros. “El conocimiento está en la red”, dijo Alejandro, y cómo se va a poder controlar esa información será sin duda el reto del futuro.

Alejandro Díaz

Los intangibles del cambio son la innovación, la pasión y la confianza. Y de eso a Fundación Aquae no le falta, ya que, en palabras de Mariola, “la fundación aporta a la nativa digital conocimiento y confianza bajo el lema Creo en ti, dime qué idea tienes”. Bajo esta perspectiva, la innovación requiere que mejore la vida de las personas y en esto el sector del agua tiene mucho que decir (y aprender). La seguridad hídrica es el gran objetivo del sector desde que el Derecho Humano al agua y al saneamiento se incluyera en los Objetivos de Desarrollo Sostenible, así pues, la innovación dentro del sector hídrico puede (y debe) mejorar la vida de las personas respecto a este recurso. Si no, ¿de qué sirve?

Mariola Urrea

Pensando de nuevo (en el cambio climático)

¿Podremos mantener el equilibro entre consumo-energía-alimentación-agua a partir de 2050? María Gómez, Chef y alma del restaurante Magoga, Juan García Bermejo, Codirector de la Catedra Hidrogea del Agua, y Paula Periago, Profesora titular de la Universidad Politécnica de Cartagena trataron de responder a esta pregunta.

Una de las grandes consecuencias del cambio climático es la reducción de los recursos hídricos”, dijo Juan. No hace falta más que mirar a la sequía que asola más fuerte que nunca para saber que tiene razón. Intrínsecamente relacionados, la falta de agua implica un grave riesgo para la seguridad alimentaria. La solución, según Paula, pasa por la biotecnología, ya que esta juega un papel fundamental para reducir los efectos del cambio climático.

Encarna Talavera, Paula Periago, María Gómez y Juan García Bermejo

Ciril Rozman, Patrono de Fundación Aquae, está convencido de que “vamos comprendiendo que el cambio climático nos está afectando a todos, pero todavía lo vemos como algo lejano”. Haciendo referencia a las palabras de Barack Obama: “Somos la primera generación en sufrir los efectos del cambio climático y la última que puede hacer algo para detenerlo”, Ciril aseguró que “las bases de una sólida Responsabilidad Social radican en el compromiso”. El cambio climático es una realidad y está en nuestras manos abordar soluciones con urgencia.

Ciril Rozman

Más allá de los límites

Prueba de que los límites, si es por una buena causa, también están para ser franqueados, y que la tecnología está al servicio de las personas, es Luz Rello, Fundadora de Change Dyslexia. Luz, como muchos otros, tiene dislexia; una disfunción que hace que el cerebro no decodifique correctamente lo que está escrito. Esta dificultad impulsó a Luz a superar barreras, haciendo que los niños y niñas que tengan dislexia no tengan la dificultad que tuvo ella para cumplir sus sueños porque, para Luz, “los sueños no se leen, se hacen realidad”.

Luz Rello

Otro ejemplo es David Calle, Fundador de Unicoos, que instó a los presentes a cambiar al mundo. Su vía personal para ello pasa por YouTube, que le ha servido para crear una clase sin paredes y utilizar este medio como una de las mayores y más accesibles herramientas educativas. “Tenéis que no conformarnos con lo conseguido y tratar de mejorarlo. Sólo así cambiarás el mundo”, dijo, dejando la gran lección de que para cambiar el mundo hay que trabajar de forma constante.

David Calle

Valerie Miles, editora, escritora y fundadora de la revista Granta en español, habló de la imaginación: la tierra invisible. La imaginación es lo que capta la magia del presente y nos transporta al futuro. De la imaginación nacen las ideas y esas ideas son lo que, precisamente, puede cambiar el mundo.

Valerie Miles

Las alianzas, visibles e invisibles, y la colaboración, es lo que permite obtener resultados. Borrar lo superfluo hace que abramos la puerta a lo nuevo y esta revolución 4.0 hace que el futuro se construya con redes visibles e invisibles. Y vosotros, ¿lo veis?

Comentarios