Earle Hartling: "Muchas regiones del mundo pasarán de tener abundancia de agua a escasez"

666
0
  • Earle Hartling: "Muchas regiones mundo pasarán tener abundancia agua escasez"
    Planta de Reutilización de Agua de San José Creek

Sobre el blog

Lluís Sala
Biólogo especializado en regeneración de aguas y sostenibilidad. Música, fotografía, cultura, viajes, idiomas. Intentando aprender y procurando compartir. Nuevo reto: ser padre.

Conocí a Earle Hartling en una visita técnica que pude realizar en 1996 a la planta de regeneración de agua de Whittier Narrows, California, aprovechando la asistencia a la Water Reuse Conference de ese año en San Diego. En 1998 el Consorci de la Costa Brava le invitó a participar en las jornadas técnicas "La gestión del agua regenerada", en el marco de las cuales ofreció la conferencia "Historical evolution of water reclamation and reuse and of aquifer recharge with reclaimed water in Los Angeles County". Desde 1991 es Coordinador de Reciclaje del Agua de los Distritos de Saneamiento del Condado de Los Ángeles, donde ha visto como se desarrollaba esta actividad desde sus inicios hasta la actualidad y donde ha visto la evolución que han sufrido los procesos y tecnologías de tratamiento del agua, los criterios de calidad y las normativas que regulan esta actividad.

Su naturaleza inquieta y su carácter polifacético le ha llevado a involucrarse en todos y cada uno de los aspectos relacionados con la regeneración y la reutilización del agua, desde la planificación hasta la formación de personal, pasando por la supervisión de la calidad del agua, la redacción de contratos de suministro o el guiaje de visitas técnicas, entre otras actividades. Ha participado en numerosas publicaciones técnicas, de entre las que destaca la publicación de la agencia americana del medio ambiente, USEPA, titulada "Guidelines for Water Reuse" (Directrices para la reutilización del agua), del año 2012. En 2014 recibió los premios "Recycled Water Person of the Year" y "Water Recycling Advocate of the Year". También en 2014 empezó a publicar una serie de interesantes artículos divulgativos en su propio blog en Linkedin con el título "Ask the Guru", que van destinados especialmente a aclarar dudas que los ciudadanos puedan tener en relación al agua regenerada y a los distintos aspectos de su producción y su utilización. Ante las noticias de la prolongada sequía que durante cuatro años ha afectado al estado de California, resulta de gran de interés el conocer de primera mano cuál es la realidad relativa a la gestión del agua y cuál es el papel que en un momento tan crucial como este allí está jugando la reutilización.

Pregunta: Cuál es la situación actual del suministro de agua en el sur de California? Siguen creciendo la población y la demanda de agua? Cómo se atiende esta demanda?

Respuesta: El sur de California tiene la fortuna de disponer de varias fuentes de agua. Sin embargo, los ríos con flujos superficiales de agua corriente no son una de ellas. Los principales cursos de agua de la zona, como por ejemplo los de los ríos Los Ángeles, San Gabriel y Santa Ana, son estacionales y de no ser por las escorrentías del drenaje urbano y por los vertidos de agua reciclada (aquí anteriormente llamada "agua regenerada") no llevarían caudal alguno durante los meses de verano. En muchas zonas del sur de California, aunque no en todas, existen importantes reservas de aguas subterráneas de las cuales se extraen recursos hídricos. Sin embargo, estas fuentes no son suficientes para suministrar agua a los 18 millones de personas que viven en los seis condados de la zona. Desde hace más de 100 años, el agua se transvasa hasta el sur de California desde centenares de millas de distancia, primero con la construcción del acueducto de Los Ángeles proveniente de Sierra Nevada en el este; posteriormente, a través del acueducto del río Colorado, el mayor río a este lado de las Montañas Rocosas; y, finalmente, del norte de California y del delta del río Sacramento a través del acueducto de California. Grandes embalses repartidos por el estado aportan capacidad de almacenaje del agua de lluvia y de la nieve derretida provenientes de las montañas y suministran agua a varias conducciones con las que se atienden las demandas de las zonas agrícolas y de los centros urbanos.

Recientemente el crecimiento de la población se ha atenuado en las principales áreas urbanas, dado que su desarrollo prácticamente ya se ha completado. Un mayor crecimiento se observa en las zonas menos pobladas del interior, como los condados de Riverside y San Bernardino y en el Antelope Valley del norte del condado de Los Ángeles. Los residentes del estado de California en general han observado la petición del Gobernador de reducir el consumo de agua durante el período de sequía en el que actualmente el estado se encuentra sumido. En el área metropolitana gestionada por los Distritos de Saneamiento del Condado de Los Ángeles los caudales de agua residual han ido disminuyendo hasta niveles no vistos desde 1968, cuando la población era inferior a la actual en 1,4 millones de personas. Además, para cubrir futuras demandas de agua potable, la ciudad de Carlsbad, cerca de San Diego, está a punto de poner en funcionamiento una planta de desalinización de agua marina con un caudal de 50 millones de galones por día (unos 190.000 m3/día), la primera de este tipo en una ciudad californiana de una cierta entidad.

Pregunta: En situación de normalidad, ¿cuál es el papel de la reutilización del agua en el sur de California? ¿Y, más específicamente, en los Distritos de Saneamiento del Condado de Los Ángeles?

Respuesta: Ya en el año 1949, los Distritos de Saneamiento del Condado de Los Ángeles se dieron cuenta de que el sur de California era una zona con escasez de agua y de que una opción efectiva para disponer de recursos adicionales era extraerla de los colectores de agua residuales. Por tanto, en vez de construir una gran instalación para verter al océano el agua consumida por la creciente población que allí se iba concentrando después de la Segunda Guerra Mundial, los Distritos de Saneamiento del Condado de Los Ángeles se movieron río arriba para construir estaciones satélites de tratamiento con las que aportar una capacidad adicional de transporte y tratamiento y además generar un subproducto de gran utilidad, el agua. La primera de estas plantas de regeneración (“water reclamation plants”, WRPs) fue la de Whittier Narrows, que entró en servicio en Agosto de 1962. Esta planta fue específicamente diseñada y construida para aportar agua reciclada para la recarga del acuífero local, que había sido severamente sobreexplotado para abastecer a la creciente población de la zona.

La mayor parte del agua reciclada que se utiliza en el sur de California es utilizada para la recarga de los acuíferos locales, en particular de los condados de Los Ángeles y Orange

Debido al éxito operativo de la planta de regeneración de agua de Whittier Narrows, cuatro otras plantas fueron construidas en la zona metropolitana servida por los Distritos de Saneamiento del Condado de Los Ángeles (y cinco más en sus zonas periféricas). Además, plantas de regeneración similares fueron construidas también por las ciudades de Los Ángeles, Glendale y Burbank, así como por los Distritos Municipales de Agua de Las Vírgenes y de West Basin. En total, existen 15 plantas de regeneración de agua repartidas por el condado de Los Ángeles y muchas más en servicio en otros condados del sur de California. En conjunto, estas plantas aportan el 10% del total del agua que se utiliza en el condado.

La mayor parte del agua reciclada que se utiliza en el sur de California es utilizada para la recarga de los acuíferos locales, en particular de los condados de Los Ángeles y Orange, lo que permite que grandes cantidades de agua reciclada puedan ser reutilizadas de forma muy beneficiosa. Esta agua luego entra en el sistema de tratamiento y suministro de agua potable con unas mínimas infraestructuras adicionales. No obstante, también existe el uso directo de agua reciclada para aplicaciones no potables, ya que una calidad potable no es necesaria para el riego agrícola o de jardinería, así como para la mayoría de procesos industriales. Tuberías de color morado para la distribución de agua reciclada han sido instaladas en todo el sur de California, particularmente en la zona servida por los Distritos de Saneamiento del Condado de Los Ángeles, para suministrar agua reciclada de gran calidad a literalmente a miles de espacios, tales como parques, escuelas, campos de golf, cementerios, zonas residenciales y comerciales, zonas agrícolas, industrias manufactureras, refinerías de petróleo, plantas eléctricas, construcciones, etc. Cada gota de agua regenerada que se utiliza libera una cantidad similar de agua para usos potables, lo cual aumenta nuestros recursos de agua y convierte a nuestra zona en más independiente de los recursos de agua provenientes de transvases, que eventualmente pueden ser restringidos a causa de la falta de precipitaciones, por motivos ambientales o por competencia con otros usuarios de esos mismos recursos.

Pregunta: California está experimentando una dramática sequía que ya lleva una duración de cuatro años. ¿Ha habido algún progreso en cuanto a proyectos de reciclaje de agua en este período?

Respuesta: La presente sequía es sólo la más reciente que ha afectado a California. El reciclaje de agua en California obtuvo un gran impulso a raíz de la sequía de 1976-77, cuando un gran número de suministradores locales de agua decidieron utilizar nuestras plantas de regeneración de agua como fuentes de agua reciclada y empezaron a construir sistemas independientes de suministro con tuberías moradas para transportar el agua reciclada a los puntos de reutilización más cercanos en sus zonas de servicio. La sequía de 1986-92 impulsó la construcción de sistemas de distribución más extensos, hasta el punto que las tuberías de agua regenerada de distintas plantas de regeneración se interconectaron, formando redes integradas de distribución regional.

El aumento de los recursos de agua potable ofrece diversas ventajas sobre el suministro directo para aplicaciones que sustituyen al agua potable

Actualmente el mayor impacto de la presente sequía en el reciclaje del agua ha sido la votación de noviembre de 2014 en todo el estado, en la cual se aprobó una dotación de 7,5 billones de dólares (7.500 millones de dólares, 1 billón en inglés americano equivale a 1.000 millones en español) para proyectos de suministro de agua en California, en respuesta al agravamiento de la situación del suministro de agua. De ellos, aproximadamente 750 millones de dólares se dedicarán a proyectos de reciclaje de agua. La rentabilidad real de estas inversiones en proyectos de reciclaje de agua se verá a lo largo de los próximos años, a medida que se vayan diseñando, construyendo y entrando en servicio como fruto de esta línea de financiación.

Pregunta: ¿Dónde cree que el agua reciclada puede ser un recurso más útil en el entorno urbano: sustituyendo a los recursos de agua potable o aumentándolos?

Respuesta: El aumento de los recursos de agua potable ofrece diversas ventajas sobre el suministro directo para aplicaciones que sustituyen al agua potable. En primer lugar, los volúmenes de agua tratada y reciclada que pueden ser dedicados al aumento de recursos o a la recarga de acuíferos son mucho mayores que los que se pueden suministrar a través de una red de distribución de color morado. A pesar de que los Distritos de Saneamiento del Condado de Los Ángeles suministran agua reciclada a más de 800 puntos de uso directo, nuestro único proyecto de recarga de acuíferos usa más agua reciclada que el resto de suministros juntos. Y dado que construimos algunas de nuestras plantas de regeneración a lo largo de los cauces estacionales y aguas arriba de las zonas de recarga (p.e., de las balsas de infiltración), podemos hacer uso de la gravedad y de las infraestructuras existentes para aprovechar el agua reciclada para recarga a unos costes mínimos. El uso directo, no obstante, requiere de importantes inversiones de capital para las bombas, tuberías, depósitos, etc., así como costes de energía para presurizar las redes de agua regenerada. Y, finalmente, la recarga de acuíferos no es una actividad limitada por el horario o por las estaciones del año. La mayoría de aplicaciones de riego urbano se dan en plena noche en los meses de verano, cuando nuestros suministros de agua reciclada tienen las mayores limitaciones. En cambio, podemos transportar agua reciclada hasta nuestras zonas de recarga durante los períodos diurnos de caudales punta (cuando prácticamente nadie está regando) e incluso durante las estaciones lluviosas, aunque en situaciones de fuertes tormentas puede haber limitaciones debidas a la influencia de los drenajes urbanos.

Sin embargo, el uso directo de agua reciclada que sustituye al agua potable empleada en aplicaciones que no requieren dichos niveles de calidad, como el riego de jardinería, las aguas de proceso industriales o las torres de refrigeración, seguirá existiendo en el futuro e incluso se expandirá. La mayor parte de redes de distribución de agua reciclada construidas ya han sido amortizadas y tienen una capacidad adicional de transporte aún disponible. Pero lo más importante es que ya nadie quiere utilizar agua potable para estas aplicaciones, independientemente de si proviene de las nieves derretidas en las montañas o de agua reciclada, especialmente porque en un futuro cercano el tratamiento a realizar al agua reciclada para poderla dedicar al aumento de los recursos de agua potable deberá incorporar tratamientos adicionales muy caros, como por ejemplo la ósmosis inversa y la oxidación avanzada.

Pregunta: Pasando a una vertiente más tecnológica, ¿cuáles serían los procesos de tratamiento más prometedores para la regeneración de aguas en el futuro inmediato? Se entrevé alguna alternativa a las membranas?

El punto final en cuanto a suministro de agua en California es la desalación de agua de mar

Respuesta: La tecnología de membranas, desde los bioreactores de membranas hasta la ósmosis inversa, pasando por la microfiltración y la nanofiltración, continuarán siendo el principal tratamiento avanzado escogido para el reciclaje del agua, al menos a corto plazo. Es difícil decir si esta tecnología será reemplazada por otra y cuando sucederá, pero si la historia nos sirve de referencia, toda tecnología termina siendo reemplazada por algo más pequeño, más barato y más eficiente.

Pregunta: Y, finalmente, la intensidad del estrés de los recursos hídricos parece crecer en todo el mundo y el reciclaje del agua se considera como una opción a tener en cuenta en un número creciente de países. ¿Cuál sería su pronóstico de lo que puede suceder en las próximas décadas?

Respuesta: A pesar de que los futuros patrones de pluviometría bajo los efectos del cambio climático son bastante impredecibles, es probable que sea una buena apuesta el decir que muchas regiones del mundo pasarán de tener abundancia de agua a escasez de agua. Quizás estemos viendo el inicio de esta transición en California, ya que nuestra actual sequía puede pasar a ser la nueva "situación normal". Lugares como Australia ya se encuentran con este tipo de retos. En mi opinión personal, el punto final en cuanto a suministro de agua en California es la desalación de agua de mar; sin embargo, con sus serios impactos ambientales asociados a la captación de agua y al vertido de salmueras, así como a su elevada demanda energética y las emisiones de gases de efecto invernadero que conlleva, sería deseable retrasar dicha opción hacia el futuro tanto como sea posible. El tratamiento avanzado de nuestros efluentes que aún no tienen aprovechamiento y que son vertidos al mar podría ofrecer billones de galones por día de recursos adicionales de agua. La osmosis inversa de agua regenerada requiere un tercio de la energía que se requiere para la eliminación de las sales en la desalación de aguas marinas y genera unas salmueras con un contenido de sales mucho menor. Este tipo de suministro sería adecuado para el aumento de los recursos superficiales de agua o para la recarga de acuíferos y, con la evolución de las regulaciones de estos próximos años en California, podrían autorizarse conexiones directas a las redes de distribución de agua potable. Sin embargo, este último escenario aún está a unos cuantos años vista.

Comentarios

La redacción recomienda