Aqualia
Connecting Waterpeople

Los retos venideros de la reutilización

6
574
  • retos venideros reutilización

Sobre el blog

Lluís Sala
Biólogo especializado en regeneración de aguas y sostenibilidad. Música, fotografía, cultura, viajes, idiomas. Intentando aprender y procurando compartir. Nuevo reto: ser padre.

Publicado en:

Portada iAgua Magazine
Emasesa
· 574
6

El nuevo paradigma de la economía circular ha disparado el interés por la reutilización del agua, de la cual ya se habla abiertamente a nivel de Unión Europea. Una de las convocatorias del programa Horizonte 2020 que se abrirá en noviembre de 2016 es la del "Agua en el contexto de la economía circular", una clara invitación a abordar de forma racional y organizada el encaje de la reutilización en la gestión de los recursos hídricos.

La creciente necesidad de extraer agua aprovechable de la corriente residual generada por la sociedad y la dificultad innegable que ello conlleva hacen que la mayor parte de la investigación se centre en las cuestiones técnicas relacionadas con el tratamiento del agua. Es ciertamente el pilar fundamental, sin el cual la reutilización no tiene recorrido alguno. Sin embargo, hay otras cuestiones que siguen pendientes de ser debatidas y analizadas con detalle y son las que se deberán abordar para continuar su desarrollo en un futuro inmediato.

Dentro de la dificultad, lo relativamente sencillo es añadir un tratamiento a las estaciones depuradoras de aguas residuales y que todo el caudal tratado hasta nivel secundario se trate también a nivel terciario, y que de ahí se vierta o impulse hasta un cauce o un canal para que pueda ser aprovechada para el riego. Mi impresión es que donde se podía hacer algo semejante ya se ha hecho, y además se ha hecho bien. Los datos que provienen de la región de Murcia son un buen ejemplo de ello.

El nuevo paradigma de la economía circular ha disparado el interés por la reutilización del agua, de la cual ya se habla abiertamente a nivel de Unión Europea

Sin embargo, en el mismo caso del uso para riego, la complejidad aumenta cuando se debe realizar un suministro, es decir, cuando se deben casar las necesidades concretas de los usuarios con la capacidad de producción del tratamiento de regeneración y de distribución del agua regenerada. Lógicamente, a mayor número de usuarios a los que satisfacer, mayor también la dificultad logística. Ello es debido a que el tratamiento es sólo uno de los elementos del sistema de reutilización y que es imprescindible contar con otros elementos con que dar el servicio, como depósitos reguladores y dispositivos para obtener la información precisa de la producción y demanda instantáneas. Sin depósitos reguladores la capacidad de suministro se iguala a la capacidad instantánea de tratamiento, la cual en horas nocturnas, que es cuando los usuarios prefieren bombear el agua para ahorrar costes energéticos, suele reducirse al caudal de agua residual que llega a la estación depuradora. La ausencia de estos elementos de obra civil, caros, y por tanto susceptibles de ser recortados de unos presupuestos menguantes, supone una clara limitación de la potencialidad de una determinada instalación de reutilización de agua para riego.

En las grandes áreas urbanas, donde la demanda de agua es muy elevada y el riego juega un papel poco relevante, aparecen otras dificultades relacionadas con la reutilización, a las cuales tan sólo nos estamos aproximando recientemente. Si es utilizada como recurso sustitutivo, se necesitan instalaciones de almacenaje, impulsión y distribución análogas a las del abastecimiento con las cuales hacer llegar el agua regenerada hasta los puntos de consumo y distribuirla entre los distintos usuarios en función de sus necesidades, lo cual habitualmente representa una inversión bastante más importante que la del propio tratamiento. Pero si es utilizada como recurso estratégico, de kilómetro cero, con el que aumentar los recursos de abastecimiento, entonces entramos de lleno en el reino de los microcontaminantes, de las concentraciones expresadas en logaritmos negativos y, en definitiva, de las fronteras de la química analítica, con la consiguiente incertidumbre de su interpretación en cuanto a la afectación a largo o muy largo plazo sobre la salud pública. La reutilización del agua con finalidad potable empieza a ser una alternativa en algunos lugares y/o momentos, pero debemos desarrollar los criterios adecuados para su estricta y objetiva evaluación.