Takashi Asano: "Hay algo de dimensión histórica en el crecimiento actual de la reutilización"

990
8
  • Takashi Asano: "Hay algo dimensión histórica crecimiento actual reutilización"

Sobre el blog

Lluís Sala
Biólogo especializado en regeneración de aguas y sostenibilidad. Música, fotografía, cultura, viajes, idiomas. Intentando aprender y procurando compartir. Nuevo reto: ser padre.

La reutilización del agua no sería lo que es hoy si alguien como el profesor Takashi Asano (Sapporo, Japón, 1937) no la hubiera convertido en su pasión profesional durante cuatro largas décadas. Allí donde estaba todo por hacer, puso orden, criterio, rigor y ciencia. Y también, por qué no, liderazgo, maestría, saber estar, simpatía e incluso cariño. Otros muchos han contribuido a su avance, es cierto, pero nadie ha realizado durante tanto tiempo una labor de investigación, transmisión del saber, consultoría, promoción y difusión de la regeneración y reutilización del agua como la que él ha desarrollado. Ha sido -y sigue siendo, aunque con una menor intensidad- el embajador universal de la reutilización del agua por todo el mundo. Su sabiduría y su capacidad de trabajo, junto con su templanza asiática y su don natural de gentes le ha conferido una gran popularidad allí donde ha ido, sea dando una conferencia en un congreso especializado, sea en una cena informal entre colegas. Su trayectoria está trufada de premios y reconocimientos, algo a lo que sólo un puñado de científicos pueden aspirar, y ha dejado discípulos y admiradores allí donde ha viajado.

Desde aquí quiero agradecer la disponibilidad mostrada por el profesor Takashi Asano para responder a unas cuantas preguntas sobre su trayectoria personal y profesional, así como sobre su trabajo y visión en el campo de la reutilización del agua.

Pregunta: Recientemente ha visitado España, donde ha asistido a unas jornadas técnicas organizadas por ESAMUR. Cuál es su impresión de lo visto y vivido allí?

Respuesta: Los días 11 y 12 noviembre de 2015 estuve en Murcia, donde participé en las Jornadas Técnicas de Saneamiento y Depuración tituladas "Remodelación y Renovación de Instalaciones de Tratamiento de Aguas Residuales Urbanas" (http://www.esamur.com/jornadas/documentos/programa18.pdf). Fue un viaje encantador, durante el cual tuve la oportunidad de reencontrarme con mis amigos de ESAMUR y de otras regiones de España. Las jornadas tuvieron un nivel excelente y cubrieron varios temas de gran interés y actualidad relacionados con la gestión de los recursos hídricos, la necesidad de renovación de las infraestructuras, el tratamiento de las aguas residuales y su regeneración y posterior reutilización. En mi conferencia "Water Problems and Prospects for Innovation in Water Reuse" di una visión global de las dificultades actuales de tratamiento y suministro de agua potable y de cómo la regeneración y reutilización de las aguas residuales pueden contribuir a paliar dicha situación, usando al Estado de California como ejemplo. Murcia y California comparten muchos de los temas complejos relacionados con el desarrollo, asignación y gestión de los recursos hídricos, con el tratamiento de aguas residuales y con la reutilización, particularmente para riego agrícola. La participación en las jornadas de ESAMUR fue de gran valor para mi, ya que pude aprender sobre la situación actual en Murcia en cuanto a los recursos hídricos, el tratamiento de las aguas residuales, los caudales de los ríos y la gestión que se hace de la escasez del agua. Además, es pertinente resaltar que justo cuando estaba respondiendo estas preguntas me llegó la noticia de que el río Segura había recibido el premio a la mejor restauración ambiental de Europa, algo que me hizo muy feliz y que es indicativo de la gran labor que allí se ha llevado a cabo en la mejora ambiental.

Pregunta: Usted aún sigue viajando frecuentemente por todo el mundo. ¿Cuáles son los proyectos relacionados con el agua que le han impresionado o interesado más?

Respuesta: Ciertamente, he viajado mucho, normalmente participando en congresos y visitando universidades. Debo decir que los viajes más productivos han sido los que he realizado a países mediterráneos, ya que debido a su escasez de agua es donde el estudio y la comparación de la gestión de los recursos hídricos y de su reutilización han sido más interesantes. Pero actualmente, con 79 años, mis viajes transoceánicos se limitan principalmente a Japón y, de vez en cuando a España, aunque el año pasado también estuve en Portugal e Italia y disfruté mucho en ambos países.

Suelo viajar a Japón, mi país de nacimiento, dos veces al año, ya que soy miembro del comité asesor del programa de investigación de la Agencia Japonesa de Ciencia y Tecnología llamado CREST (acrónimo formado por su nombre en inglés, "Core Research for Evolutionary Science and Technology"), en el cual se recogen 17 proyectos innovadores de investigación y desarrollo en temas de agua bajo el nombre de "Innovative Technology and Systems for Sustainable Water Use". Para más información sobre estos proyectos se puede visitar la página web en inglés en la dirección http://water.jst.go.jp/en.

Pregunta: Ya que menciona sus orígenes, es evidente que dejar Japón y trasladarse a los Estados Unidos fue un momento decisivo en su vida y en su carrera. ¿Cuándo y por qué se produjo?

Respuesta: Después de graduarme en la Universidad de Hokkaido en Sapporo en 1959 estuve trabajando como ingeniero en una importante compañía petrolera. Esta compañía me envió a los Estados Unidos a estudiar el tratamiento de las aguas para usos industriales y también el tratamiento de las aguas residuales generadas por dichos procesos. Así fue como llegué a la Universidad de California en Berkeley en otoño 1963. En ese momento yo era un estudiante de máster en la División de Ingeniería Sanitaria y Ambiental del Departamento de Ingeniería Civil. Aquellos eran años realmente excitantes y agitados en los Estados Unidos en general y en Berkeley en particular: el asesinato del presidente Kennedy, el movimiento a favor de la libertad de expresión, las manifestaciones contra la guerra del Vietnam, el movimiento hippie, también conocido como los "hijos de las flores", etcétera. Todos estos sucesos influyeron en mi forma liberal de ver la vida y de pensar. Más tarde, entre 1965 y 1967, trabajé en el Distrito de la Bahía de San Francisco del Departamento de Recursos Hídricos del estado de California, como ingeniero especialista asistente y estudié la calidad del agua de la bahía de San Francisco. Posteriormente, entre 1967 y 1970 realicé mi doctorado en ingeniería de recursos hídricos y ambiental en la Universidad de Michigan, en Ann Arbor. Posteriormente y hasta 1978 estuve en la Universidad del Estado de Washington, en la ciudad de Pullman, en el noroeste de los Estados Unidos.

Pregunta: ¿Y cómo fueron sus inicios en el campo de la reutilización del agua? ¿Fue una elección en función de sus inquietudes investigadoras o fue sencillamente una opción que se cruzó en su camino?

Respuesta: Mis inicios en la reutilización del agua se produjeron en 1978, cuando me trasladé desde Pullman hasta Sacramento debido a que empecé a trabajar tanto en la Universidad de California en Davis como en el Consejo para el Control de los Recursos de Agua del Estado de California ocupando una plaza de nueva creación que había conseguido y que se había creado a raíz de la dilatada sequía que había sufrido este estado entre 1973 y 1977. Esta fue mi etapa formativa en el campo de la regeneración, reciclaje y reutilización del agua en la cual empecé a desarrollar una preocupación que no me ha abandonado a lo largo de mi carrera: ¿qué grado de depuración o regeneración -es decir, de "limpieza"- debe tener el agua antes de poder ser aprovechada para los diferentes usos? Dado que el objetivo subyacente es siempre la protección de la salud pública, esta cuestión debe de estar muy presente en el diseño y ejecución de cualquier proyecto de reutilización de agua.

Pregunta: Durante su carrera ha sido testigo de cómo el agua regenerada ha pasado de ser un recurso marginal a un recurso esencial, incluso clave, en determinados lugares y situaciones. ¿Cuáles cree que son los motivos de un cambio tan drástico en un espacio tan corto de tiempo?

Respuesta: Creo que la respuesta a este cambio está en las percepciones y en las realidades que se observan de escasez creciente de recursos hídricos, de falta de fiabilidad en los suministros de agua y de utilización no sostenible del recurso. Además, dado que el agua residual urbana debe de ser tratada hasta un nivel suficiente como para que no tenga impacto en el medio receptor, es un agua de calidad suficiente como para ser aprovechada para determinados usos. Estos son los factores que han hecho que el agua residual tratada, es decir, el agua regenerada cuando su nivel de calidad permite su aprovechamiento, se haya convertido en un nuevo recurso en el ámbito urbano, precisamente el lugar donde existe una necesidad ineludible de agua y donde su precio es máximo.

Creo que hay algo de dimensión histórica en el crecimiento actual de la regeneración y la reutilización del agua. El desarrollo de los recursos hídricos y las tecnologías que lo hicieron posible en el siglo XX tendieron a ser de flujo unidireccional y con elevados requerimientos energéticos, lo cual ha conllevado impactos ambientales significativos. Los principales ejemplos serían la construcción de grandes presas y embalses, así como el transporte de agua a largas distancias mediante acueductos de gran consumo energético con los que se atienden las demandas de las congestionadas áreas metropolitanas. Si admitimos la escasez actual y futura de agua, así como el deterioro de la calidad del agua debido a los procesos de urbanización y cambio climático, necesitamos repensar la forma en que gestionamos el agua y protegemos el medio ambiente.

Como he comentado, dado que las aguas residuales municipales tratadas existen en los límites de las propias metrópolis, es necesario convertirlas en una nueva fuente de suministro de agua. Los avances tecnológicos de los últimos treinta y cinco años y la fiabilidad del suministro de estas aguas residuales tratadas han hecho que la regeneración y reutilización se hayan convertido en una opción que conlleva grandes ventajas.

Pregunta: California ha pasado recientemente por cuatro años de dramática sequía. ¿Se ha observado algún progreso en los proyectos de reutilización de aguas?

Respuesta: Sí, el ahorro de agua y la reutilización han sido dos de los temas importantes en la agenda del Estado de California dentro de las medidas de emergencia para hacer frente a la sequía. Los objetivos de reutilización de aguas para los años 2020 y 2030 son, respectivamente, de 1 millón y 1,3 millones de acres-pie de agua (1 acre-pie = 1.234 m3). Además, California ha consignado 750 millones de dólares de la Proposición 1 votada en 2014 para financiar principalmente proyectos de reutilización de aguas (625 millones de dólares) y de desalación (100 millones de dólares). En otras palabras, en California hemos sido inundados de dinero para hacer reutilización, aunque el desarrollo de nuevos proyectos llevará su tiempo porque los proyectos fáciles ya han sido construidos. La desalación también es una opción factible, aunque hay quien opina que no es una buena opción para California debido a los requerimientos de energía y a las consecuencias ambientales que de ella se derivan.

Pregunta: Australia también sufrió en su momento la Sequía del Milenio ("Millennium Drought"). ¿Qué lecciones se pueden extraer de dicha experiencia para ser aprovechadas en épocas de sequía?

Respuesta: California ha realizado un progreso significativo en el desarrollo de medidas de ahorro de agua y de eficiencia para afrontar la sequía y los municipios han implementado medidas de ahorro de agua a corto plazo, tales como restricciones de riego. Sin embargo, en su momento Australia realizó inversiones mucho más importantes y exhaustivas para fomentar el ahorro de agua y la eficiencia en viviendas, negocios y gobiernos locales, además de infraestructuras de regeneración y reutilización de aguas, con las cuales se hizo frente a la Sequía del Milenio y se redujo la vulnerabilidad frente a futuras sequías. Australia salió de la sequía con una mayor capacidad de generación de recursos de agua gracias a estas inversiones realizadas en infraestructuras. Yo hubiera deseado que las grandes instalaciones de regeneración de agua construidas hubieran podido operar al menos durante un año, pero desgraciadamente no fue así y fueron dejadas fuera de servicio sin ser probadas a fondo debido a las inundaciones con las que se dio por terminada la sequía.

Sin embargo, a pesar de que la atención hacia soluciones innovadoras y con una buena relación coste-beneficio decayó inmediatamente con el fin de la sequía, el conocimiento técnico y práctico derivado de la respuesta que la industria australiana del agua dio a la sequía aporta unas lecciones muy valiosas para lo que deberá ser la respuesta de California. Sobre este tema, recientemente se ha publicado el informe “Managing Drought: Learning from Australia” ("Gestionando la sequía: aprendiendo de Australia", http://phys.org/news/2016-02-california-australia-millennium-drought.html), que tiene un gran valor técnico y documental porque nos permite a los californianos aprender de la experiencia australiana frente a una gran sequía.

Pregunta: Volviendo al mundo académico, ¿cuáles son sus trabajos y/o contribuciones de los que está más satisfecho?

Respuesta: A pesar de que todas ellas representaron un duro trabajo que me ocupó largos períodos de tiempo, creo que lo más destacable son las publicaciones de tipo técnico que a lo largo de mi carrera profesional he ido publicando con mis colaboradores. Las más destacadas, a mi entender, son "Land Treatment and Disposal of Municipal and Industrial Wastewaters" (1976); "Artificial Recharge of Groundwater" (1985); "Irrigation with Reclaimed Municipal Wastewater: A Guidance Manual" (1985), que fue traducida al castellano por el profesor Rafael Mujeriego en 1990 y que actualmente se puede descargar gratis en internet (http://bit.ly/manualaguaregenerada); "Wastewater Reclamation and Reuse" (1998); "Water Recycling and Resource Recovery in Industry: Analysis, Technologies and Implementation" (2002); "Water Reuse: Issues, Technologies, and Applications" (2007); y "Water Reuse: An International Survey of Current Practice, Issues and Needs" (2008).

También me siento satisfecho de haber contribuido a crear en 1988 el Grupo Especializado de Regeneración, Reciclaje y Reutilización de las Aguas Residuales ("Specialist Group on Wastewater Reclamation, Recycling and Reuse") de la Asociación Internacional de Investigación y Control de la Contaminación del Agua ("International Association on Water Pollution Research and Control, IAWPRC"). Hoy en día los nombres se han acortado y son el Grupo de Reutilización del Agua ("Water Reuse Group") y la Asociación Internacional del Agua ("International Water Association"), ampliamente conocidos en el mundo profesional y de investigación del agua. La creación de este grupo fue clave para dar a la reutilización del agua un impulso a nivel internacional, especialmente gracias a los congresos que se han ido organizando regularmente en distintos lugares del mundo. El primero de ellos tuvo lugar en 1991 en Castell-Platja d'Aro (Girona) y fue co-organizado por la Universidad Politécnica de Cataluña, de nuevo con un papel destacadísimo por parte del profesor Rafael Mujeriego, y por el Consorci de la Costa Brava. Después siguieron Iraklio (Creta, Grecia, 1995), París (2000), México DF (2003), Jeju (Corea del Sur, 2005), Amberes (Bélgica, 2007), Brisbane (Australia, 2009), Barcelona (2011), Windhoek (Namibia, 2013) y Harbin (China, 2015), mientras que el próximo se celebrará en Long Beach (California, Estados Unidos) en 2017. Ello significa que la regeneración y la reutilización del agua son temas de interés y actualidad a escala prácticamente planetaria.

Pregunta: ¿Qué áreas de investigación actualmente le parecen más prometedoras o relevantes?

Respuesta: Cuando estaba estudiando mi posgrado, la ingeniería sanitaria era una de las principales asignaturas. Aprendimos sobre el tratamiento de aguas, potables y residuales, sobre el vertido adecuado de las aguas tratadas y sobre saneamiento ambiental. Pero la ingeniería ambiental estaba emergiendo. Era la época en que Rachel Carson publicó "Silent Spring" (Primavera silenciosa), en 1962. La voz de alarma de Carson inició un debate a nivel nacional sobre el uso de pesticidas químicos, la responsabilidad de la ciencia y los límites del progreso tecnológico. Hoy en día, las principales preocupaciones se centran en la protección del medio ambiente frente a la amenaza del cambio climático, la protección de la salud pública y la sostenibilidad del planeta Tierra.

En relación al agua, la gestión integrada de los recursos hídricos y la regeneración y reutilización de las aguas residuales son dos de las principales áreas de estudio. Las aguas residuales altamente purificadas están siendo usadas como fuente de abastecimiento de agua potable. El destino final de los compuestos traza y de los virus en relación a los efectos a largo plazo en la salud pública están aún siendo debatidos. En estas situaciones, resulta imperativo balancear "necesidad" y "oportunidades". Ahora mismo estoy leyendo de nuevo "Silent Spring", medio siglo después.

Pregunta: Y finalmente, es imposible terminar esta entrevista sin comentar un logro como el conseguido en el año 2001, cuando recibió el Premio Estocolmo del Agua, considerado el equivalente al Nobel en las disciplinas relacionadas con el agua. ¿Qué significó tanto para usted como para la reutilización del agua?

Respuesta: A mi entender, el Premio Estocolmo del Agua que tuve el honor de recibir en 2001 de manos del rey Carlos XVI Gustavo de Suecia no fue sólo el reconocimiento a una labor realizada en una nueva disciplina de trabajo, sino también a la importancia que la regeneración, el reciclaje y la reutilización del agua iban a jugar en un futuro próximo. Mis colaboradores de todo el mundo, desde Estados Unidos hasta Japón, pasando por de los países mediterráneos, del norte de África y de Oriente Medio, jugaron un papel transcendental para que yo pudiera recibir este galardón, al reconocer la utilidad de la reutilización del agua y la transcendencia que podía llegar a tener. En la página web
http://www.bvsde.paho.org/bvsacd/leeds/asano1.pdf aún se puede leer el artículo que escribí para la ocasión y a partir del cual elaboré mi conferencia en la ceremonia de entrega del premio, titulada "Water from (waste)water – the dependable water resource" (Agua procedente de agua (residual) - el recurso fiable).

Particularmente, creo que debo de mostrar mi profundo agradecimiento hacia los profesionales e investigadores españoles del mundo del agua, de quienes he recibido un gran apoyo en las últimas tres décadas. Quiero destacar en particular la labor del profesor Rafael Mujeriego desde la Universidad Politécnica de Cataluña, quien además de traducir mi manual, de organizar el primer congreso internacional del grupo especializado y de acompañarme en multitud de ocasiones en labores de estudio y divulgación de la regeneración y reutilización del agua, fue quien me trajo por primera vez a España en 1985 para participar en unas jornadas técnicas sobre reutilización organizadas por el Consorci de la Costa Brava, entonces dirigido por Manel Serra desde la gerencia y en las que además participó su futuro presidente, el doctor Josep Arnau, que facilitaron el primer aprovechamiento de agua regenerada para riego de campos de golf en la zona, el del Golf Mas Nou, hoy en día Golf d'Aro. También debo mencionar el nombramiento de Doctor Honoris Causa que recibí de la Universidad de Cádiz el 29 de mayo de 2008, a propuesta del doctor José María Quiroga y de su equipo, un acto que verdaderamente me emocionó y del cual guardo un recuerdo muy cálido y entrañable.

Me siento en deuda con todas las personas que, como ellos, a lo largo de estos años me han permitido divulgar mi trabajo en todo el mundo y que han ayudado a que el uso eficiente del agua, así como su regeneración, reciclaje y reutilización hayan sido reconocidos como herramientas fundamentales de la gestión integrada de los recursos hídricos.

Comentarios

La redacción recomienda