Aqualia
Connecting Waterpeople

2022: Aportes para la gestión ambiental en el Perú

  • 2022: Aportes gestión ambiental Perú

Sobre el blog

Luis Lujan Cardenas
Sociólogo y Periodista, Magíster en Administración, especialista en Comunicación para el Ecodesarrollo, articulista en diversos medios escritos de Perú.

El 16 de setiembre de este año, escribí en esta importante página web de iAgua el artículo ‘Perú es el quinto país que más deforesta sus bosques: ¿hasta cuándo?’[1], donde alerto que hemos perdido 18 millones de hectáreas de bosques naturales, casi la cuarta parte de nuestra riqueza biodiversa, y que de continuar este gravísimo atentado ecológico, seremos un desierto ―con nefastas consecuencias hidrológicas, ecosistémicas y sociales―dentro de tres siglos, tal como lo ha estimado la FAO. Tristemente somos el quinto país en el planeta que más deforesta sus bosques, ante la incapacidad gubernamental en 200 años de vida republicana. ¡El colmo de los colmos!

El Perú necesita del aporte de todas las organizaciones públicas y privadas, y ciudadanía para revertir este problema, que sumado el progresivo e indetenible deshielo de nuestros glaciares tropicales, además de la contaminación (por efecto antrópico y/o natural) de gran parte de sus 159 cuencas hidrográficas, el panorama hídrico y ambiental nacional requiere ser declarado en emergencia en el 2022, con la consecuente implementación a mediano y largo plazo de un gran plan ecológico no solo amigable socialmente, sino también resiliente al cambio climático y, principalmente, a las acciones irresponsables en las diferentes actividades económicas, amén de educación y cultura ambiental.

En este marco, siempre he propugnado, resaltado y difundido todas aquellas propuestas para mejorar la gestión gubernamental, y concienciar a los actores políticos y decisorios. Es por ello, que me alegra muchísimo y valoro el aporte de la organización civil Derecho, Ambiente y Recursos Naturales (DAR), que el 6 de setiembre, a través de su director ejecutivo César Leónidas haya cursado la carta Nº 201-2021-DAR/DE al nuevo presidente de la República, Pedro Castillo, sugiriéndole una serie de recomendaciones para la mejora de la gestión ambiental y social del país, en base a la experiencia institucional de 16 años, tanto en la implementación de proyectos sostenibles, así como el respeto de los derechos humanos y de los pueblos indígenas. Aquí un resumen de la carta:

1. Promover la gobernanza de los recursos naturales para una mejor gestión equitativa y sostenible de las inversiones.

  • Incidir en la interiorización de los principios de buena administración a las entidades como el Ministerio de Desarrollo Agrario y Riego del Perú (MIDAGRI), Ministerio del Ambiente (MINAM), Organismo de Supervisión de los Recursos Forestales y de Fauna Silvestre (OSINFOR), Servicio Nacional Forestal y de Fauna Silvestre (SERFOR), Contraloría General de la República (Subgerencia de Control del Sector Agricultura y Ambiente), gobiernos regionales y locales, en un contexto de cambio climático por ser un tema de interés general. Entre los principios están: la coordinación, publicidad, transparencia, eficiencia y eficacia.
  • Ratificar el Acuerdo de Escazú por el Congreso de la República mediante una nueva solicitud del Poder Ejecutivo a la Comisión de Relaciones Exteriores para la aprobación del proyecto de resolución legislativa. Este proceso debe también desarrollarse con un diálogo nacional.
    • Promoviendo la transparencia de las inversiones
    • Promoviendo la transparencia regional
    • Acciones contra los delitos ambientales
    • Promoviendo la formalización de la pequeña minería y reduciendo sus impactos

2. Fortalecer el enfoque de derechos para un mejor respeto de la ciudadanía en el desarrollo sostenible.

  • Acciones de protección a favor de los defensores de derechos humanos y ambientales
  • Acciones en materia de promover los derechos de salud y equidad de género
  • Promover los derechos de los pueblos indígenas
  • Promover las mejoras de la Consulta Previa
  • Promover la vigilancia como participación indígena en las inversiones
  • Implementar el Manejo Forestal Comunitario como opción de desarrollo local

3. Asegurar la sostenibilidad de las políticas e inversiones del Estado y el mercado pensando en el largo plazo.

  • Fortaleciendo la gestión ambiental en el Perú
  • Adecuando las inversiones de infraestructura a una visión de sostenibilidad y derechos
  • Apoyando la efectividad de las políticas y fondos para la lucha contra el cambio climático
  • Promoviendo la gobernanza forestal en la Amazonia
  • Consolidando los Mecanismos de conservación de biodiversidad

Estas son propuestas básicas y muy interesantes que puede ser un punto de partida para que el Acuerdo Nacional[2], reflexione, reaccione y tome acción al respecto, y no sea una declaración al viento el acuerdo y política de Estado 19: Desarrollo sostenible y gestión ambiental, aprobado hace casi 20 años (¡increíble!), que señala expresamente: “Nos comprometemos a integrar la política nacional ambiental con las políticas económicas, sociales, culturales y de ordenamiento territorial, para contribuir a superar la pobreza y lograr el desarrollo sostenible del Perú. Nos comprometemos también a institucionalizar la gestión ambiental, pública y privada, para proteger la diversidad biológica, facilitar el aprovechamiento sostenible de los recursos naturales, asegurar la protección ambiental y promover centros poblados y ciudades sostenibles; lo cual ayudará a mejorar la calidad de vida, especialmente de la población más vulnerable del país”[3].

[1] Ver: Perú es el quinto país que más desforesta bosques

[2] Espacio tripartito de diálogo y construcción de consensos, conformado por el Gobierno en sus tres niveles y las principales instituciones políticas y sociales del país.