Aqualia
Connecting Waterpeople
Smart Water Magazine
Subscribe to the newsletter with the latest and most relevant news of the global water sector.

El agua se escurre entre los dedos

2
51
  • agua se escurre dedos

Sobre el blog

Luis Lujan Cardenas
Sociólogo y Periodista, Magíster en Administración, especialista en Comunicación para el Ecodesarrollo, articulista en diversos medios escritos de Perú.
Minsait

A propósito del Día Mundial del Agua. Las Naciones Unidas publicó el Informe de Síntesis de 2018 sobre el Objetivo de Desarrollo Sostenible (ODS) 6 relacionado con el agua y el saneamiento a alcanzar el 2030, para erradicar la pobreza, proteger el planeta y asegurar la prosperidad para todos como parte de una nueva agenda de desarrollo sostenible”.

Cuatro años después de acordado los ODS por 193 países, no hay avances importantes en el mundo, especialmente en los países en vías de desarrollo, fundamentalmente por la escasez presupuestal.

Recientemente la Comisión Económica para América Latina y el Caribe (CEPAL) presentó un informe sobre el progreso y los desafíos regionales de la Agenda 2030 para el Desarrollo Sostenible en América Latina y el Caribe, donde alertó que los ODS referidos al aprovechamiento de los recursos naturales, no avanzan “y la gestión de los recursos hídricos se halla en una situación muy comprometida”; aunque reconoce que Perú (octavo país con mayor recurso hídrico) por su crecimiento económico por encima del promedio regional, tiene grandes posibilidades de revertir la situación.

Pero no es tan simple. A diez años de la Ley 29338 de Recursos Hídricos los resultados no han sido los esperados. Voluntad política existe, más la debilidad es la carencia de calidad y efectividad de la gestión, carente de una visión estratégica y holística, multisectorial, multidisciplinaria y prospectiva. Es insuficiente la articulación interinstitucional y el financiamiento, y precaria la información, la tecnología y la investigación, amén de una organización hídrica que no responde a la realidad nacional[1]. En tanto, el agua se pierde en el mar, y el estrés hídrico avanza en el país, con un panorama sombrío al 2040 —alerta World Resources Institute—, y donde los conflictos por el agua aumentan, según la Defensoría del Pueblo; síntomas reñidos con la seguridad hídrica.

Economía circular, gobernanza hídrica, infraestructura verde, investigación, tecnología, innovación y desarrollo, gestión estratégica socioeconómica y medioambiental, mitigación y adaptación al cambio climático, e integración, concienciación y participación de los actores, son temas cruciales en un entorno de globalización y cambio acelerado.

La problemática hídrica es un tema transversal que afecta a todos los seres vivos y las diversas actividades humanas. Si no existe una administración inteligente de las fuentes naturales, con políticas sectoriales que la integren al servicio público de agua y saneamiento, gestionando el equilibrio sociedad-naturaleza, no habrá progreso humano sostenido y, mucho menos, lograremos cumplir con los Objetivos de Desarrollo Sostenible, conditio sine qua non para incorporarnos a la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económico (OCDE).

[1] Adam French, de la Universidad de California, Berkeley (EE.UU.) critica además la ‘persistencia de una cultura tecnocrática basada en la ingeniería y la misión hidráulica predominante durante el siglo XX’, promovida por una ‘burocracia hídrica del Estado’, según plantea en ¿Una nueva cultura de agua?: inercia institucional y gestión tecnocrática de los recursos hídricos en el Perú.

Comentarios