Redacción iAgua
Connecting Waterpeople
FLOVAC
Hidroconta
Kamstrup
Centro Nacional de Tecnología de Regadíos (CENTER)
ESAMUR
Ministerio para la Transición Ecológica y el Reto Demográfico
Hidroglobal
Aganova
Aqualia
Sivortex Sistemes Integrals
AGS Water Solutions
Rädlinger primus line GmbH
Xylem Water Solutions España
TEDAGUA
DATAKORUM
Agencia Vasca del Agua
Catalan Water Partnership
EMALSA
RENOLIT ALKORPLAN
Amiblu
ADASA
Molecor
GS Inima Environment
Saint Gobain PAM
FENACORE
SCRATS
ADECAGUA
Global Omnium
Barmatec
ICEX España Exportación e Inversiones
Filtralite
Asociación de Ciencias Ambientales
Fundación CONAMA
ONGAWA
Likitech
Arup
CAF
TFS Grupo Amper
Consorcio de Aguas Bilbao Bizkaia
Fundación Biodiversidad
Ens d'Abastament d'Aigua Ter-Llobregat (ATL)
Autodesk Water
J. Huesa Water Technology
HRS Heat Exchangers
Ingeteam
TecnoConverting
EPG Salinas
Red Control
Fundación Botín
MonoM by Grupo Álava
AMPHOS 21
Hach
AECID
Cajamar Innova
Ministerio de Medio Ambiente y Agua de Bolivia
LACROIX
Almar Water Solutions
MOLEAER
Ministerio de Vivienda, Construcción y Saneamiento del Perú
Minsait
IAPsolutions
SDG Group
NTT DATA
Esri
Consorcio de Aguas de Asturias
AGENDA 21500
Idrica
Gestagua
IRTA
KISTERS
Prefabricados Delta
Baseform
Vector Energy
ISMedioambiente
Schneider Electric
Lama Sistemas de Filtrado
Grupo Mejoras
Terranova
s::can Iberia Sistemas de Medición
ANFAGUA
ACCIONA
LABFERRER
Siemens
TRANSWATER
Sacyr Agua
Confederación Hidrográfica del Segura
Vodafone Business
Smagua
Qatium
Laboratorios Tecnológicos de Levante

Se encuentra usted aquí

Barcelona obliga a tener un plan de uso sostenible del agua a los grandes consumidores

Sobre el blog

Luis Martín Martínez
Luis Martín Martínez es el Director de Hidrología Sostenible, que tiene como actividades la comunicación y creación de contenidos especializada en el mundo del agua, y la realización de proyectos para un uso sostenible del agua en el entorno urbano.
  • Barcelona obliga tener plan uso sostenible agua grandes consumidores

La sequía es algo con lo que convivimos cíclicamente en gran parte de la península ibérica. Y las previsiones de los expertos en cambio climático son que estos episodios aumentarán en profundidad y duración.

Ante estas situaciones las confederaciones hidrográficas han desarrollado planes de sequía con medidas específicas que entran en funcionamiento cuando las reservas hídricas se reducen demasiado. Estas medidas pueden afectar no sólo a la agricultura, también afectan a las ciudades y a consumidores tanto públicos como privados.

En el PES (Plan especial de actuación en situación de alerta y eventual sequía) de la Agencia Catalana del Agua además se establece que los municipios con una población empadronada igual o superior a 20.000 habitantes tienen que elaborar un plan de emergencia en situaciones de sequía de los usos urbanos. Es por ejemplo el caso de Barcelona.

En esta ciudad, entre otras medidas, si eres un gran consumidor de agua, es decir, que consumes más de 7.000 m3 de agua al año, estás obligado a tener un “Plan de uso sostenible del agua” y a reducir tu consumo.

Estados de sequía en Cataluña

Según el “semáforo de la sequía” existen 5 estados de sequía en función de los niveles de los recursos hídricos. Si se baja del 60% se entrará en estado de “prealerta”, que no implica aún ninguna restricción en el consumo, pero ya se preparan medidas por si las reservas siguen cayendo.

Por debajo del 40% entramos en estado de “alerta”, por debajo del 25% en estado de “excepcionalidad” y por debajo del 16% en estado de “emergencia”.

Cada estado de alerta implica una serie de restricciones de consumo o incluso, en los estados más graves, la prohibición total de algunos consumos.

Estos estados no se declaran en toda la comunidad autónoma a la vez, ya que la gestión del agua depende de las cuencas hidrográficas y no de fronteras políticas. En el caso de Cataluña, parte de la comunidad entra dentro de la cuenca hidrográfica del Ebro. En el resto, en las denominadas cuencas internas de Cataluña, para la gestión de sequías, se divide en unidades de explotación, en función de donde se obtienen los recursos hídricos.

En el caso de la ciudad de Barcelona, estaría en la unidad 13 – Embalses Ter-Llobregat. El indicador de la sequía en esta zona es la cantidad de agua embalsada, pero no siempre es este el indicador. En algunas unidades el indicador es el nivel del acuífero y en otros es el índice de lluvia acumulada.

De modo que, si viviéramos en la capital, para ver en qué estado de sequía estamos, deberíamos mirar la cantidad de agua acumulada en la unidad 13. Y los umbrales quedarían así:

Si se baja de 367 hm³ de agua total embalsada se entrará en estado de “prealerta”, por debajo de entre 270-210 hm³ (210 marzo-julio, 240 febrero y agosto, 270 septiembre-enero) entramos en estado de “alerta”, por debajo de 145 hm³ en estado de “excepcionalidad” y por debajo del 100 hm³ en estado de “emergencia”.

Se puede consultar el estado actual de cualquier unidad, así como las restricciones en el “visor de la sequía”.

En este caso, a fecha de escribir este artículo, Barcelona (y toda la unidad) se encuentra en “estado de excepcionalidad”. Esto implica restricciones como: que no se pueden llenar piscinas o fuentes ornamentales (solo reponer lo que se evapore); no se puede regar el césped y solo se pueden hacer riegos de supervivencia para árboles y plantas; no se pueden limpiar los coches fuera de establecimientos comerciales con ese fin; la dotación (consumo total de una ciudad por habitante) no puede superar los 230 litros al día; entre otros.

Pero eso no es todo, hemos dicho que las ciudades de más de 20.000 habitantes tienen que elaborar un plan de emergencia en situaciones de sequía. Veamos el caso de Barcelona.

Plan de emergencia de sequías de Barcelona

En el caso de la ciudad de Barcelona, los estados de alerta se traducen en una serie de medidas de control que serán más intensas cuanto mayor sea el estado de alerta:

  • Incrementar la frecuencia de lectura de contadores de los abonados, especialmente de grandes consumidores, hoteles, instalaciones deportivas, piscinas, actividades recreativas, etcétera.
  • Aumentar el número de controles de la calidad del agua.
  • Controlar la eficacia de las medidas.

Pero también se traducen ahorros mínimos obligatorios para los denominados “grandes consumidores”, aquellos que consuman más de 7.000 m³ de agua al año.

Estos consumidores están obligados a elaborar un “plan de uso eficiente del agua” para planear y demostrar que se están cumpliendo los objetivos de ahorro exigidos en la normativa.

Planes de uso eficiente del agua

Para realizar un plan de uso eficiente del agua, en primer lugar debemos calcular cuál es el consumo denominado habitual distribuido temporalmente, para utilizarlo de referencia.

A continuación, deberemos diseñar distintas medidas que reduzcan el consumo de agua en la cantidad estipulada para cada tipo de consumo, para cada época del año y para cada estado de sequía que se puede presentar, idealmente con la menor afección posible a la actividad.

Este plan deberá hacerse de manera realista y obtener el ahorro esperado, ya que el control de la eficacia de las actuaciones es una de las medidas de control del ayuntamiento y cuanto mayor es el estado de sequía, más importancia se le da.


Ejemplo de resumen de cálculos de consumo y de ahorros en estados de sequía. Ayuntamiento de Barcelona.

Si eres uno de estos grandes consumidores y necesitas hacer un “plan de uso eficiente del agua” o simplemente quieres hacer un uso más racional y sostenible del agua, estaremos encantados de ayudarte en aquí.

Suscríbete al newsletter

Newsletters temáticos que recibirás

Los datos proporcionados serán tratados por iAgua Conocimiento, SL con la finalidad del envío de emails con información actualizada y ocasionalmente sobre productos y/o servicios de interés. Para ello necesitamos que marques la siguiente casilla para otorgar tu consentimiento. Recuerda que en cualquier momento puedes ejercer tus derechos de acceso, rectificación y eliminación de estos datos. Puedes consultar toda la información adicional y detallada sobre Protección de Datos.