Aqualia
Connecting Waterpeople
iAgua Magazine 25
Inscríbete ya a la presentación de iAgua Magazine 25: La gestión del agua en Europa, el próximo 18 de diciembre.

Cómo contrarrestar la influencia del cambio climático en los procesos hídricos

2
246
  • Cómo contrarrestar influencia cambio climático procesos hídricos

Sobre el blog

M. Ramón Llamas Madurga
Desde 1986 es Académico de número de la Real Academia de Ciencias de España. Doctor en Ciencias Geológicas y Doctor Ingeniero de Caminos.
Almar Water Solutions
Minsait
· 246
2

No se trata aquí de dilucidar la mayor o menor probabilidad de que los gases de efecto invernadero sean los principales causantes del cambio climático, vamos simplemente a indicar algunos métodos para contrarrestar los efectos negativos en los procesos hídricos producidos por el cambio climático, independientemente de cuál sea la causa principal de ese cambio climático.

Desde el punto de vista hidrológico, el cambio climático se traduce en mayor frecuencia y magnitud de los periodos de escasez o sequías y también, en mayor frecuencia y magnitud de los periodos de abundancia o inundaciones.

Los modos de aminorar los efectos de la mayor frecuencia de las inundaciones consiste fundamentalmente en un mayor conocimiento de las zonas inundables realizado con los correspondientes estudios geomorfológicos. De hecho, la UE está preparando una directiva sobre las inundaciones.

En lo que se refiere a las sequías, el problema puede resolverse o aminorarse por dos métodos sucesivos. El primero es el uso de embalses subterráneos como elemento de regulación de forma análoga a como se utilizan los embalses superficiales. Sin embargo, esto prácticamente apenas se ha hecho en España a pesar de haberlo propuesto hace más de 60 años en un artículo publicado en la revista de Obras Públicas en 1966, con el título “Los embalses subterráneos en la planificación hidráulica”.

Desde el punto de vista hidrológico, el cambio climático se traduce en mayor frecuencia y magnitud de los periodos de escasez o sequías y también, en mayor frecuencia y magnitud de los periodos de abundancia o inundaciones

Los planes hidrológicos de cuenca que el Gobierno de España tiene que enviar para su aprobación a la Comisión Europea están empezando a considerar, de forma todavía muy incompleta y simplista, el papel que pueden jugar los embalses subterráneos o masas de agua. Esperamos, no obstante, que esto mejore considerablemente en los próximos años.

Sin embargo, es posible que haya casos en los que el uso de los embalses subterráneos de la cuenca no reúnan las condiciones adecuadas. En este caso, probablemente, hay que ir a la importación de agua virtual en forma de productos agrícolas. Un ejemplo clásico es el siguiente: si Jordania u otro país de Oriente Medio importa un barco de trigo o de maíz, ha importado mil o dos mil barcos de agua virtual respectivamente, ya que esa importación de trigo o maíz le permite utilizar el agua doméstica necesaria para producir esos alimentos, en otros usos, por ejemplo, cultivos de alto valor económico o abastecimiento urbano.

De todas formas, en estos casos hay que considerar también las externalidades negativas que pueden producirse en el país exportador. Un ejemplo clásico es el deterioro químico, por el aumento de nitratos, de los acuíferos argentinos debido al cultivo intensivo de soja destinado a la exportación.

En estos momentos, está casi terminado un trabajo de la doctora Maite Martínez Aldaya sobre el impacto que está teniendo en España el extraordinario desarrollo de la industria porcina. Baste decir que actualmente hay ya tantos cerdos como habitantes.

Comentarios