Connecting Waterpeople
CETA2020
Consulta el avance del programa y compra ya tu entrada con descuento.

Los Magic Places que el iAguaTeam recomienda por San Valentín... O para cualquier otro día

1
113
  • Magic Places que iAguaTeam recomienda San Valentín... O cualquier otro día
    Lago Espejo en el Monasterio de Piedra.

Sobre el blog

Magic Places
Magic Places es un blog de iAgua en el que, a través del agua, viajamos a lugares mágicos a lo largo de todo el planeta.
· 113
1

Un año más ha llegado el 14 de febrero, y si el año pasado recopilábamos los lugares más bonitos con forma de corazón para celebrar San Valentín, este año el iAguaTeam manda todo su amor a la waterpeople y recomienda sus lugares hídricos favoritos para pasar este día.

Porque sea en pareja, en familia, con hijos o en solitario, ¡cualquier enclave puede convertirse en un lugar mágico!

Riomanzanas. (Laura F. Zarza, Responsable de Contenidos en iAgua)

Uno de los lugares a los que más me gusta ir es Riomanzanas, una pequeña localidad de Figueruela de Arriba, en Zamora. Su población no llega a 30 habitantes (INE, 2017), un reflejo del problema de la 'España vaciada'. Aunque esa imagen cambia en Semana Santa y en verano, cuando los amigos de la infancia que compartieron todos los veranos recorriendo en bici la sierra de la Culebra, bañándose en la pequeña Presa de San Bartolo o haciendo rutas de senderismo, se reencuentran fielmente para llenar de vida al pueblo que los vio crecer.

Personalmente, me gusta caminar hasta el puente sobre el Arroyo del Fontano, que parte el caso urbano por la mitad, y apoyarme sobre la barandilla de madera para observar la belleza del paisaje, y que tanta calma me transmite.

Ribadesella. (Águeda García de Durango, Redactora Jefe de iAgua)

Para mí, Ribadesella tiene algo mágico. El pueblo, construido alrededor de la desembocadura del río Sella, tiene un encanto especial. Y no solo por la (increíble) comida y el famoso descenso del Sella: su historia, ligada a la del río y al mar hacia el que se abre camino, hace de este enclave un lugar único para aquellos que buscan perderse y no ser encontrados.

Mi recomendación personal para los románticos es caminarse la zona: todo el paseo Agustín de Argüelles Marina (y admirar su arquitectura palaciega) hasta el mirador Punta del Pozu y, mi trayecto favorito, desde el paseo de la Grúa hasta la Ermita de la Virgen de Guía, donde disfrutar de la belleza de las puestas de sol del norte.

Por último, si eres un friki del agua como yo, te gustará la “Ruta del Agua”, que recorre las principales fuentes y lavaderos distribuidos por el concejo.

Balnearios de Alhama de Aragón (David Escobar, Socio de iAgua)

Ubicado en la comarca aragonesa de la Comunidad de Calatayud, el municipio de Alhama de Aragón es conocido por el aprovechamiento de sus aguas termales procedentes de una línea de fracturas tectónicas. De hecho, el nombre de Alhama, proveniente de Al-Hammam, que significa “los baños”.

Los balnearios son un importante motor económico local desde hace más de dos siglos cuyo principal singularidad son las propiedades de sus aguas ya conocidas por romanos y árabes. 

Los manantiales se caracterizan por su composición sulfatado-bicarbonatadas con caracteres cálcico-magnésicos e hipertermales y tienen capacidad de producir hasta 2.000 metros cúbicos diarios.

Castillo de Santa Cruz. (Alejandro Maceira, Fundador y Director de iAgua)

El Castillo de Santa Cruz está situado en el municipio gallego de Oleiros y su principal función fue la defensa de la Ría de A Coruña. Tras diversos avatares a lo largo de los siglos, fue adquirido en 1989 por el Ayuntamiento de Oleiros y desde 2001 acoge el Centro de Extensión Universitaria y Divulgación Ambiental de Galicia (CEIDA).  Actualmente está declarado Bien de Interés Cultural por su alto interés histórico.


Imagen: Gregorio Puga Bailón.

El Castillo está en una pequeña isla a la que se accede por una pasarela y mi vinculación especial con él se debe a que fue el escenario de las fotos previas a mi boda. Desde entonces volvemos a visitarlo con frecuencia para disfrutar de las bellas vistas que ofrece. Además, se ha convertido también en un lugar de recreo para mis hijos, que disfrutan recogiendo piedras de todos los tamaños y colores en la playa del puerto.

Río Tiétar. (Olivia Tempest, Content Manager at Smart Water Magazine)

Para mí, San Valentín es sobre todo un día para compartir con las personas más importantes de tu vida, sea amigos, familiares o pareja. Por eso, he querido compartir esta foto del bonito y tranquilo Río Tiétar, dónde, el año pasado, me lo pasé especialmente bien con mi familia un día caluroso de julio. Si no has estado nunca, la Sierra de Gredos, en Ávila, es un sitio idílico con unos paisajes fantásticos, una comida deliciosa, y además del río Tiétar, hay unas pozas naturales preciosas.

Parque y jardín histórico del Monasterio de Piedra. (Cristina Novo, Technical Editor at Smart Water Magazine)

El río Piedra a su paso cerca del antiguo monasterio cisterciense de Piedra, que se remonta al siglo XII, forma un paraje de gran belleza, con manantiales, cascadas y grutas en un paisaje de origen kárstico.

El monasterio permaneció ocupado durante seis siglos y finalmente abandonado como consecuencia de la Desamortización de Mendizábal en el siglo XIX, tras lo cual fue adquirido por un industrial cuyo hijo, el escritor Juan Federico Muntadas, transformó el recinto en hospedería. 

A partir de la belleza natural del río Piedra, Muntadas creó el parque que podemos visitar en la actualidad, siguiendo el modelo de paisajismo inglés del siglo XIX. También se encuentra en el recinto la que fue la primera piscifactoría de España, ahora en desuso. En la actualidad sigue siendo propiedad privada y explotado turísticamente.

Se puede disfrutar de un espectacular recorrido con senderos que cruzan cascadas, arroyos, lagos y grutas, árboles centenarios y exuberante vegetación. Desde 2010 está catalogado por el gobierno autonómico como Conjunto de Interés Cultural en la categoría de Jardín Histórico.

Cenote Chac Mool. (Santiago Ervina, Director de Desarrollo Web)

El Cenote Chac Mool es uno de los lugares más mágicos de la península del Yucatán, donde se puede desde disfrutar de un baño relajante en plena naturaleza hasta bucear en agua dulce extremadamente clara mientras la luz se filtra creando vistas espectaculares desde la profundidad de su caverna.

Parajes naturales de la costa de Granada. (Javier de los Reyes, Ejecutivo de Cuentas)

Aprovechando que ciertas salidas es obligatorio hacerlas en pareja, el romanticismo también tiene cabida bajo el agua. Pocos sitios hay tan tranquilos como los parajes naturales de la costa de Granada para huir de las miradas indiscretas.

Patio de la Acequia. (Paula Sánchez, Redactora en iAgua)

Cuando era pequeña y me llevaban de excursión a la Alhambra con el colegio, me parecía un rollo, pero cuando fui un poco mayor y la descubrí a mi aire, me di cuenta de la suerte que tenía de poder visitar los jardines cuando quisiera.

Dentro del conjunto monumental de la Alhambra (en la parte que no es gratis visitar, lo siento) se encuentra el Generalife, concebido como el palacio de verano de los sultanes nazaríes, donde el agua cobra un papel protagonista.

A lo largo de todo el complejo se sitúa una red de acequias, que antaño llevaban el agua a los huertos de la zona y posteriormente a la Alhambra, terminando en la Acequia Real, la encargada de abastecer todo el conjunto del Generalife.

Ahí en el Patio de la Acequia, es donde desemboca la Acequia Real, y tiene una especie de “ventanitas” que actúan de mirador a la ciudad. No sé si es el lugar más romántico del mundo, pero siempre que vuelvo a Granada y me asomo por las ventanas, con el murmullo del agua de fondo, es como si estuviera otra vez en casa. 

Además, las fotos quedan genial en Instagram.

Ávila. (Pablo González Cebrián, Director de Arte)

Cuando el sol aprieta y cae plomizo sobre los hombros, se hace necesario encontrar ese rincón donde guarecerse del bullicio y del calor. Un lugar donde el agua reconforte, al margen de miradas indiscretas, con su musical chapoteo, atenuando las angustias y despertando el indómito instinto de lo natural. Ese es mi lugar, nuestro lugar...

Pero hay muchos para quien quiera encontrarlos... Otra cosa es querer compartirlos.

Comentarios